Dos semanas de placer con el ‘mágico’ Big Bang MP-11 de Hublot

Hublot tiene ganas de dejar su huella en el mercado y ha empezado fuerte este 2021. Su presentación durante el LVMH Watch Week fue, sin duda, impactante. Todos los seguidores tienen reciente en la memoria el espectacular Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire, gran protagonista del evento y convertido ya, por mérito propio, en uno de los relojes del año. Pero esta maravilla naranja no fue la única complicación que nos trajo la manufactura de Nyon. La cara más relojera de Hublot estuvo también representada por el MP-11.

Aclaremos que no estamos ante un nuevo movimiento: el Big Bang MP-11 lleva en el catálogo de Hublot desde la edición 2018 de Baselworld. Para su presentación en sociedad se escogió una doble variante All Black en carbono 3D y otra en zafiro transparente. Más tarde han venido las variantes en zafiro rojo, zafiro verde e incluso una en King Gold con diamantes. Para este 2021, Hublot amplía la oferta con dos propuestas radicalmente diferentes: Magic Gold y Blue Sapphire.

¿Qué hace tan especial al Big Bang MP-11? Más allá de su estética, el reloj prolonga la tradición de los relojes de gran reserva de marcha. La firma tiene un brillante precedente en el MP-05 LaFerrari, reloj de 2013 e inspirado en el superdeportivo homónimo con el cual alcanzó el asombroso récord de 50 días de marcha.

El calibre HUB9011 parte de la experiencia obtenida con LaFerrari, aunque “domesticada” con la intención de conseguir un reloj más llevadero y que se adecuara a la icónica forma de la colección Big Bang. En cualquier caso, salta a la vista que el MP-11 es un reloj especial, como vemos en la abultada forma de su cristal de zafiro, realizado así para acoger la sucesión de siete barriletes de carga que garantizan dos semanas de marcha sin necesidad de darle cuerda.

Pura química

El Big Bang MP-11 encaja con la filosofía de Hublot de ofrecer una relojería diferente sin necesidad de caer en complicaciones superfluas. De hecho, el HUB9011 no está entre sus movimientos más complejos. Esta simplicidad no excluye que estemos ante una maquinaria única, rasgo que se ve en su estética, que forma parte del atractivo del reloj tanto en su carátula como en su fondo transparente. Como es habitual en Hublot, lo contemporáneo vence a la tradición y la reserva de marcha se expone de un modo claro, más cercano a los indicadores de los cuentakilómetros de los coches que a las clásicas disposiciones horarias.

Centrados en la novedad de este año, decíamos que el Big Bang MP-11 se estrena ahora en versiones Magic Gold y Blue Sapphire. La primera aporta la imagen una imagen más clásica y burguesa, sino fuera por el componente vanguardista de su composición.

El Magic Gold, es un material desarrollado, fabricado y patentado por Hublot. Surge de la unión del oro puro con la cerámica de carburo de oro. Es una aleación de oro de 18K, como tal reconocida por la Central Office for Precious Metals Control de Suiza, pero mucho más resistente que las aleaciones tradicionales. Su superficie es irrayable al igual que las cajas de cerámica.

Transparencia azul

En cuanto a la versión Blue Sapphire, aquí volvemos a encontrar la fórmula que Hublot ha repetido en los últimos años con tanto éxito de cajas de zafiro de colores. Un buen momento para recordar que Hublot ha sido la primera firma relojera en alcanzar la producción de cajas de zafiro a gran escala, algo que la convierte en un caso único en la industria.

Las dos versiones se han presentado en ediciones limitadas de 50 piezas cada una.

PRECIOS:

Big Bang MP-11 Magic Gold: 89,500 USD

Big Bang MP-11 Blue Sapphire: 132,000 USD

Texto: Andrés Moreno

Deja un comentario
Artículo anterior

La diva de Bvlgari es un pavo real

Siguiente artículo

Plata de ley

Notas relacionadas
Leer más

Baño fresco de alegría

Baume & Mercier presenta la quinta generación de su Riviera. Tres referencias y apuesta por su calibre in house Baumatic.
Breitling Super Chronomat
Leer más

Breitling Super Chronomat, campeón EN pesos pesados

El reloj aviador por excelencia de Breitling gana músculo con una versión más grande y con guiños a la estética de los años ochenta. Atentos a su módulo de segundo huso horario en el brazalete.
Leer más

Besos de azúcar para mamá

¿Una esfera de cristales de azúcar? Lo ha hecho posible Bovet. Una técnica inédita con pintura en miniatura que captura ternura, amor, nostalgia, coquetería y romanticismo. Ideal para regalar a mamá.
Leer más

Tic tac para el día de las madres

20 relojes para sorprender a las mamás. Complicados, florales, con piedras preciosas, icónicos, sport chics y sustentables...

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share