Overseas: El último dandy

A François Vacheron le hubiera gustado un reloj casual de vestir con 37 ciudades para sus desplazamientos por el mundo. No importa que no existieran todavía las zonas horarias. Conoció a su futuro socio Jacques Barthélemy Vacheron en Italia al estrenarse el siglo XIX y ya entendía mejor que nadie la globalización como filosofía de negocio.

Nos subimos al Overseas Tour para hacer una travesía casual-elegant con Vacheron Constantin. En un helicóptero, sobrevolando Rhode Island desde Nueva York a Newport, el nuevo Overseas World Time se antoja sobre la muñeca el objeto más coherente del mundo. Las tonalidades de la carátula (azul, gris y marrón) mezclan muy bien con el decorado de los Hamptons y su brazalete de acero te abraza como una caricia a prueba de distracciones.

VC10
El Overseas Tour comienza en un helicóptero de Nueva York a Newport.

En el Overseas Tour todo cobra sentido. La casa que hoy nos invita a una inmersión sensorial por tierra, mar y aire para el estreno de su reloj más viajero ya tenía presencia en cuatro continentes antes de que existieran Patek Philippe y Audemars Piguet, los otros dos referentes del reloj refinado de aventura. Vacheron nos ha traído hasta aquí para que probemos la colección completa de la última generación de su lanzamiento estrella del año, un proyecto que ha llevado cuatro años, una gran inversión y decenas de ensayos hasta lograr el resultado definitivo.

Vacheron-post5
El yate Mariner III con una tripulación de aficionados relojeros.

No muchos saben que los relojeros de la Cruz de Malta se adelantaron cuatro décadas al fenómeno sport-elegant de los años 70 en crear el primer reloj casual. El equipo VC ha editado esta experiencia para una docena de fans relojeros como un tránsito pausado y hedonista hacia la emoción-desconexión. La ruta incluye una travesía en el yate clásico Mariner III, en el que Madonna celebró su 38 cumpleaños, mismo que aparece en la película Wall Street, de Michael Douglas, desde Bowen’s Wharf a Sag Harbor, seguida de dos horas de manejo en un inquietante surtido de deportivos vintage para concluir el trayecto por mar desde Port Jefferson a Manhattan a tiempo para llegar el lanzamiento mundial del la colección Overseas en el High Line neoyorquino en un exclusivo evento para 200 invitados.

Vacheron-post6
El Overseas World Time al volante de un Porsche 550 Spyder.

Vacheron Constantin es el creador que mejor entiende hoy el sartorialismo como actitud en las horas pero ya en 1895 creaba relojes herméticos de acero y en 1933 respondió a un encargo especial con un reloj anguloso de acero y con bisel resistente a la presión en forma de decágono con tapa trasera arroscada. Toda una premonición de lo que estaría por venir.

VC8
Christian Selmoni y Carlos Alonso en un Shelby Cobra.

El reloj nunca fue producido en serie regular pero inspiró en 1977 su propuesta sport-elegant con el modelo 222 para conmemorar el 222 de la maison y al que la conciencia colectiva considera el primer deportivo refinado de la casa. Se trataba de un ultraplano con brazalete metálico integrado de acero. Lo diseñó un joven Jorg Hysek (23 años) para ser sumergible a 120 metros y una extra corporeidad narcisista que no tenían los primeros Royal Oak o Nautilus. El reloj incorporaba un rotor de oro de 21 K, muescas ‘professional’ en el bisel redondo y una caja antimagnética. Casualmente fue el primer proyecto en el que trabajó Juan Carlos Torres, actual CEO de la compañía, cuando se unió a la Cruz de Malta.

VC2
El Director Artístico explica la herencia sport-elegant en la casa.

Dos años antes de este reloj Vacheron había presentando en 1975 un inusual Chronometer Royal de acero y/u oro también con brazalete integrado (Ref. 2215 o 42001) con un diseño rectangular de esquinas truncadas entre lo geométrico y lo tendencioso. “Un fantástico candidato para una futura reedición”, dice Christian Selmoni. Al Director Artístico de Vacheron Constantin le parece tentador recuperar los años 70, una década donde lo perdurable, la moda y, por qué no, lo horrible convivieron en un entorno de máxima creatividad.

Vacheron Constantin Ref. 222 junto a la versión actual del Overseas World Time.
Vacheron Constantin Ref. 222 junto a la versión actual del Overseas World Time.

El 222 se editó entre 1977 y 1988. Iba equipado con el calibre 1120 de Jaeger-LeCoultre, uno de los mejores automáticos del mercado, compartido con Patek Philippe y Audemars Piguet en sus primeros Nautilus y Royal Oak.

A la izquierda, primera generación de Overseas de 1996. A la derecha el actual Overseas World Time.
A la izquierda, primera generación de Overseas de 1996.

Entre 1984 y 1996 el concepto casual-chic tuvo otras variantes, el modelo 333 y, en 1989, el Phidias. Este último con un look ultra compacto que ya incluía una versión World Time. En 1996 debutó el modelo Overseas que incorporaba un bisel con la Cruz de Malta partida en ocho muestas que en 2004, en su segunda generación, se llevó también a los eslabones del brazalete. Es imposible dimensionar hoy el nuevo Overseas sin tener este largo recorrido en mente.

De los nuevos ‘Ultramarinos’ sorprende la dedicada meticulosidad de sus detalles, algo natural cuando se está más cerca de lo elegante que de lo sport. Nos referimos a la integración natural del brazalete intercambiable con correa de cocodrilo y otra de caucho de fácil ajuste, un bisel más proporcionado con la amplitud de la carátula, el estudio de los reflejos de la luz en el rostro, los pulidos y los satinados en el metal, la dulzura de sus curvaturas… Gestos como la carrura inclinada ‘bassine’ hacia dentro son de soberbia exquisitez.

VC4
Overseas World Time necesitó de cien ensayos antes de llegar con sus proporciones definitivas.

Durante dos días probamos en el brazo la versión World Time de carátula marrón con las 37 ciudades (incluye los desfases de Caracas, Teherán, Nepal…) del calibre 2460 WT. El juego de acabados en la carátula es de gran sutileza. El mapa con la proyección Lambert del Hemisferio Norte está satinado, los océanos son aterciopelados, el disco de las ciudades es lacado transparente, el círculo de las horas día/noche lleva tintes ahumados… “Todo muy cool”, lo califica Selmoni que menciona que fueron necesarios un centenar de propotipos para dar con la hechura perfecta de todos los elementos. Para un reloj que incrementa su valor respecto a ediciones anteriores por adoptar por primera vez el Sello de Ginebra, los detalles hacen la diferencia y VC quiere asentarse firme en el club de los sport-elegant.

VC6
Versión anterior del Overseas Chronograph con big date que ha sido sustituido en la versión actual por un fechador a las 4.30 horas.

Las nueva generación de Overseas que coincide con el 20 aniversario de la colección incorpora cajas más amplias (43.5 mm para el World Time), tres movimientos automáticos completamente nuevos de manufactura (Cals. 5100, 5200 y 5300) con el rotor de oro de 22 k grabado con la rosa de los vientos visible atrás en lugar de la tapa de los modelos anteriores con el velero Amerigo Vespucci. Las carátulas han sido redimiensionadas con más amplitud, las manecillas son más finas y alargadas, el bisel trae seis muestas-Cruz-de-Malta en lugar de ocho, las hebillas desplegable incorporan extensiones para un mejor ajuste, la caja es hermética hasta 150 metros y 50 metros para los dos modelos extraplano (el Calendario Perpetuo y el Ultra Thin Cal. 1120) y un anillo de hierro dulce interior blinda a todos los modelos contra el magnetismo hasta 200 Gauss.

Vacheron-post8
Christian Selmoni, Director Artístico de la casa de Ginebra, hace su propio cuaderno fotográfico del Overseas Tour.

Antes de llegar a puerto le interrogamos a Selmoni sobre los límites de esta nueva criatura. “Podemos ir tan lejos como seamos capaces de llevar la imaginación sin perder la autenticidad relojera y la identidad de la marca. Es posible pensar en alta complicaciones para el futuro o relojes tan propios de la casa como los esqueletados pero sin perder la esencia de viaje”.

VC7
Juan Carlos Torres nos muestra su Overseas Calendario Perpetuo. El reloj mantiene el calibre 1120 QP extraplano de 4.05 mm de espesor y añade detalles exquisitos como la fase lunar en oro blanco.

Parece que los experimentos que se hicieron con el Overseas después del 250 aniversario en 2005 para ahondar en un carácter más deportivo van a quedar atrás en este estapa. En 2006 se hizo una versión Engine que incluía titanio y fibra de carbono para Japón de aspecto más racing que náutico. Y en 2008 dos modelos muy sport con carátula granulada azul o beige del Cronógrafo fueron destinados al mercado de Estados Unidos.

Texto y fotos: Carlos Alonso.

 

 

Artículo anterior

El tiempo de Muhammad Ali, el insumiso del cuadrilátero

Siguiente artículo

Las horas hacen escala en SIAR Madrid

Notas relacionadas
Leer más

MOLTO VERSATILE

El actor Horacio Pancheri nos acerca a un día en su vida para mostrarnos las capacidades camaleónicas del ‘Bulgari Octo Finissimo Cronógrafo GMT’
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share