Girard-Perregaux libera sus puentes

Girard-Perregaux libera sus puentes. Girard-Perregaux Free Brigde, nueva pieza de la maison de La Chaux-de-Fonds.

Es una pieza deportiva con look más atrevido que marca un camino renovado dentro del clasicismo de Girard-Perregaux. El propio nombre, Free Brigde, no deja de ser un homenaje al mecanismo legendario de la maison, pero hay una declaración de intenciones evidente de no quedarse anclado en el pasado.

Para la nueva pieza, la firma ha tomado las raíces de la colección Bridge, donde presenta sus más altas complicaciones, lo cual enmarca el Free Bridge en el ámbito creativo más sólido y fiel a los orígenes de Girard-Perregaux. Y con el sofisticado toque de color negro que ya se había experimentado en familias más deportivas como el Laureato, los maestros relojeros de La Chaux-de-Fonds reinterpretan un calibre inhouse (GP01800) con dosis de tecnología, incluyendo el silicio en los componentes como el escape y algunas piezas del volante.

Free Bridge es un mecanismo optimizado y un guardatiempo de estética vanguardista. Si a los amantes de la ortodoxia, les puede preocupar las líneas tradicionales de Girard-Perregaux, podemos afirmar que la identidad de marca se mantiene claramente con el reconocible diseño en forma de flecha que ocupa la base de la platina —ya implementado en el Neo Brigde—.

Este nuevo Free Brige se presenta en una caja amplia de acero de 44 mm y cristal de zafiro tipo box. Su esfera semiesqueletada, con el movimiento invertido, conserva cierta simetría. A las 12 h, se observa el barrilete y, a las 6 h, el conjunto del nuevo volante de inercia variable con un diámetro redimensionado y el escape de silicio.

El calibre GP01800-1170 (automático) está perfectamente integrado en una esfera con los índices suspendidos y el logo de la marca a las 12 h. Se ha estudiado perfectamente la estructura de la platina y el puente central en forma de H. De este modo luce todo el pequeño universo mecánico bajo ese gran cristal de zafiro. Sus anchas agujas “dauphine” presentan forma esqueletada con material luminiscente. Reforzando su aspecto deportivo, la correa es de piel de becerro, pero acabada con un efecto textil geométrico.

La colección nace también con el Free Bridge Infinity, una versión especial limitada a 88 ejemplares. A diferencia de la pieza de colección, su caja es de acero con tratamiento DLC y destellos de oro y con el puente central fabricado en ónice de un color negro más intenso. El preciado material se lleva a los índices, las agujas, el puente del volante y la masa oscilante del movimiento automático. Viste una correa de piel de aligátor donde también destacan las costuras en negro y oro rosa con un efecto brillante.

“Girard-Perregaux es conocida por su excelencia swiss made y por su innovadora tecnología”, explica el CEO de Girard- Perregaux, Patrick Pruniaux. “Con estos modelos, nuestros maestros relojeros han reinventado los famosos Bridges, presentados por primera vez en la década de 1860. La modernización de los Free Bridge y Free Bridge Infinity Edition se ha realizado con auténtica vocación de permanencia. Y no solo eso, a pesar de su impresionante estilo y de la fantástica ejecución de ambos, estos dos relojes siguen siendo más asequibles que otros modelos”, concluye Patrick Pruniaux.

Deja un comentario
Artículo anterior

El nuevo sport de H. Moser & Cie. se pone verde

Siguiente artículo

Nuevo récord del Octo Finissimo: calibre esqueletado de 3.5 mm con cronógrafo y tourbillon

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share