Un GMT Quadruple Tourbillon más deportivo

Greubel Forsey GMT Quadruple Tourbillon más deportivo. Otra edición limitada de 11 piezas en caja de titanio.

Es como poner al tourbillon a luchar contra la diabetes, seguir siendo jóvenes y activar mente y cuerpo bajo los principios de una actitud más deportiva y saludable. Lo cierto es que, como afirma Greubel Forsey, es algo más que una simple variación estética. Greubel Forsey GMT Quadruple Tourbillon se presenta en nuevo formato. Una pieza que cambia de traje y se viste de titanio con detalles en color azul y nuevos acabados. Tras la primera versión de esta alta complicación excepcional en oro blanco, este GMT Quadruple Tourbillon más deportivo es otra edición limitada de 11 piezas.

Después del sorprendente GMT Sport, la firma continúa adoptando una línea más moderna al dictado de los tiempos que vivimos. Reconocible por su caja asimétrica, el nuevo guardatiempo mantiene su mecánica sobresaliente y complejidad técnica, pero ahora trata de que se sienta más ligero en la muñeca y goce de versatilidad con todas sus complicaciones al máximo rendimiento.

El Quadruple Tourbillon fue la segunda invención de Greubel Forsey. Lograr la máxima estabilidad del órgano regulador con un dispositivo antigravedad que estabilizaba el corazón mecánico en todas las posiciones. Se inclinaba el tourbillon a los 30 grados y luego se cuatriplicaba. Así nació este sistema dos tourbillones dobles sincronizados con un diferencial esférico para mejorar el rendimiento cronométrico.

Función GMT y hora universal

Y a esta complicación histórica del tourbillon, reinterpretada por la firma independiente, se sumó el globo terráqueo en constante rotación para la función GMT. Un disco con las 24 ciudades de las distintas zonas horarias en el que se lee también el horario de verano y de invierno —tonalidad azul más clara u oscura, respectivamente—. Una creación de Greubel Forsey de 2011 que ofrece la hora universal junto a la original visión realista de la Tierra en movimiento con sus continentes y océanos gracias a la apertura del cristal de zafiro. Y ahora en nuevo acabado azul para el círculo de las horas y la reserva de marcha.

El movimiento del GMT Quadruple Tourbillon suma 705 componentes. Un calibre de carga manual con tres patentes. Late a una frecuencia de 21,600 alt/h. Con la esfera de horas y minutos descentrada, presenta también un indicador de reserva de marcha (72 horas). Una imponente pieza en una caja de 46.50 mm ahora más ligera gracias al titanio y más ergonómica por su correa de caucho azul. Acorde al color gris del titanio, la firma ha optado por un acabado gris (grené) en la platina con puentes biselados y flancos alargados. El futuro de las más altas complicaciones como este GMT Quadruple Tourbillon más deportivo apunta a que la relojería también lucha contra la diabetes a su modo.—Leslie López

Deja un comentario
Artículo anterior

Girard-Perregaux y Aston Martin se lanzan a la pista

Siguiente artículo

1858 Monopusher Chronograph Origins y el corazón de Minerva

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share