Como los buenos vinos

Recorrimos España a través de cinco vinos de la Familia Torres acompañados por el chef Mikel Alonso con un Aikon de Maurice Lacroix.

Aún no podemos viajar al 100, es cierto. Pero en Tiempo de Relojes nos las ingeniamos. A veces a través de la pantalla en eventos virtuales que nos llevan a los valles suizos; otras recorriendo distancias que son cortas solo en apariencia. Un ejemplo, nuestra visita más reciente a LUR, la terraza de Grupo Biko del chef Mikel Alonso en avenida Masaryk. La invitación la hicieron Familia Torres y su espléndida colección de vinos. Y atendimos a la cita con un reloj que, como ellos, marida con todo: un Aikon de Maurice Lacroix.

Maurice Lacroix Aikon Automatic Chronograph 44 mm.

El viaje fue planeado a la perfección. Cinco botellas, cada una representando a una región vinícola de España. De Albariño a Costers del Segre pasando por Rioja, Ribera del Duero, y Priorat. Todo eso lo pudimos experimentar a través de los aromas de cada vino de Familia Torres y, la razón por la que Aikon de Maurice Lacroix fue el acompañante perfecto para esta travesía sensorial, es su adaptabilidad. Y es que, pese a que nos encanta con su look súper deportivo con correa de caucho, para asistir a un maridaje presentado por Mikel Alonso aprovechamos su sistema de cambio rápido de correa para colocarle su brazalete de acero inoxidable. Un estilo sport-elegant perfecto para una ocasión relajada a la smart casual.

El chef Mikel Alonso.
El viaje de los vinos de Familia Torres con el Aikon de Maurice Lacroix

La primera parada fue Albariño. Ahí, en la terraza de LUR, pero como si estuviéramos en el viñedo, probamos Pazo das Bruxas, un vino blanco limpio y brillante con aromas a manzana, durazno, lima, toronja e hinojo. Lo combinamos con un crujiente de tartar de tomate riñón con salmón encurtido en cítricos y con un gratín de cangrejo a la jarocha. Porque, aunque aquí predomina la cocina tradicional española, los toques mexicanos son inevitables.

Para la segunda parada el chef nos equipó con croquetas de jamón ibérico y una marquesita de queso estilo Yucatán con robalo ahumado al pirul. Y es que llega a la mesa el primer tinto de este viaje. Un vino color cereza oscuro con sabores frutales llamado Las Pisadas que, pese a su dulzura, contiene en él la fuerza del suelo riojano. Un sabor que nos prepara para ir a Ribera del Duero, donde de pronto parece que estamos. Ahí probamos Celeste, un vino intenso y aterciopelado que tiene notas de especias, vainilla, moka, pimienta negra, cocoa y frutas maduras de moras rojas y negras como higo, ciruela, cereza y zarzamora. Sus sensaciones de madera ahumada van perfectas con un bocado sorprendente: buñuelo de short rib estofado con polvo de café de olla y una mini empanada de chamorro braseado con mole de Atocpan.

Cerca del fin del viaje

El recorrido por España se acerca el final Los toques mexicanos en el menú de alimentos nos recuerdan que no hemos dejado México. Que, de hecho, ni siquiera hemos salido de la ciudad. Sin embargo, hemos viajado. Y, además, estamos por probar las dos últimas etiquetas de este itinerario. El azul de la carátula de nuestro Aikon de Maurice Lacroix contrasta con el potente rojo de los vinos de Familia Torres. Y se ha mostrado perfecto durante toda la experiencia. Es un reloj cómodo, que queda con todo y cuya relación calidad-precio es inmejorable. Por cerca de tres mil dólares, ofrece, bajo el sello swiss made, la resistencia del acero en caja de 44 mm y brazalete —más una correa extra de caucho— y soporta hasta 20 metros bajo el agua. Además, el Aikon Automatic Chronograph con movimiento automático ML112 muestra en su carátula con cepillado soleil a cuadros, anillos pulidos y contadores acaracolados, las horas y minutos en el centro más segundero pequeño a las 9 y contador de cronógrafo de 30 minutos a las 12 y de 12 horas a las 3, además de día y fecha a las 3 horas.

Sabores memorables

Pero, regresando a los vinos. Nuestras últimas dos escalas están cerca. La primera, Priorat, representada con Salmos. Un vino espectacular. De color violeta intenso es sedoso en el paladar. Sus aromas son minerales combinados con maderas finas y resinas, regaliz, vainilla, tostados, especias e higos y ciruelas. Se trata de una bebida con carácter que Mikel Alonso combina con un pastelito de hongos con ternera estofada y arándanos con crema de zanahoria e hinojo y con un curioso y sorprendente pambazo de chorizo negro con quelites.

Con esto nos acercamos a un vino igualmente potente, Purgatori, proveniente de Costers del Segre. Su intensidad y su delicado tanino exige una gran proteína como acompañante así que lo probamos con una minihamburguesa de Wagyu con mostaza de frutos rojos y cremoso de manchego y con una brocheta de rib-eye al pastor con piña asada y cilantro. De color cereza oscuro, es el vino que decidimos que hay que repetir antes del postre. Por supuesto también parte del portafolio de Familia Torres. Un Torres 20, dulce y acaramelado para el que el chef ha preparado un brownie que, poco a poco, nos va regresando a la normalidad. Hemos tenido un gran viaje. El calor del brandy nos abandona y, solo entonces, aterrizamos.

Mónica Isabel Pérez

Sagitario cliché. Amante de los viajes y los estudios de lujo y tendencias. Me fascinan los relojes porque pienso que crear máquinas para contar el tiempo es una de las ambiciones más poéticas de la humanidad.

Artículo anterior

Un futbolista metido a relojero

Siguiente artículo

El tesoro mejor guardado de Longines

Notas relacionadas
Leer más

El nuevo MP-11 de Hublot en cristal de zafiro Water Blue

Big Bang MP-11 Power Reserve 14 Days Water Blue Sapphire mantiene su escultural movimiento con siete barriletes y añade un nuevo tono a la paleta de colores de zafiro de la manufactura: un azul agua radiante y translúcido.
Leer más

Singer Reimagined, la creatividad es el camino

La firma Singer Reimagined ha sido capaz de cambiar nuestra perspectiva del cronógrafo, posiblemente la complicación más usada y explotada del mercado. Hablamos con su fundador Marco Borraccino, gran defensor de la creatividad dentro de la relojería.
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share