fbpx

La cruzada medioambiental de Breitling

Las iniciativas de las firmas en pro del cuidado del medio ambiente sigue sumando esfuerzos contra una crisis climática sin precedentes. Ahora es Breitling quien ha decidido disminuir su huella de carbono y realizar los empaques de sus productos con materiales reciclados y reciclables. La nueva caja en que van embalados sus relojes está fabricada con materiales que pueden reciclarse y reutilizarse en proyectos futuros.

La nueva caja  está hecha al 100 % con botellas suprarrecicladas de PET, uno de los tipos de plástico con más posibilidades de reciclaje. Conforme al principio de «cuna a cuna» –también denominado «principio regenerativo»–, una vez que la caja ha perdido su función puede reciclarse en instalaciones específicas, donde será reintegrada en el ciclo del rPET.

Reducir el impacto ambiental

El CEO de Breitling, Georges Kern resalta que es el primer uso en el sector de un embalaje 100 % reciclado y reciclable. En sus propias palabras: «Breitling tiene el compromiso de hacer cuanto esté en su mano para reducir el impacto medioambiental de su actividad. Teniendo esto presente, nos pusimos a trabajar en un concepto de embalaje sostenible con el objetivo de reducir el impacto medioambiental y el resultado ha sobrepasado nuestras aspiraciones. La idea evolucionó hasta convertirse en un elemento disruptivo, en el buen sentido del término, que se puede sentir en muchos de los aspectos diferentes de nuestro sistema de embalaje, desde el material hasta el transporte o, incluso, hasta el uso por parte del cliente».

La nueva caja disminuye 60% emisiones CO2

El nuevo empaque reduce más o menos a la mitad el tamaño de la caja de Breitling en vigor. Al mismo tiempo, los elementos utilizados en el embalaje se reducen de un promedio de 12 a nada más que 3. De este modo, Breitling puede enviar las cajas nuevas directamente a sus mercados, de modo que la distancia promedio recorrida por una caja se reduce en casi un 30 %. Lo que quiere decir que el tamaño reducido ejerce un impacto logístico positivo, en particular al poderse desplegar la caja y enviarla en formato plano. Esto tiene un impacto positivo directamente: las emisiones de CO2 relacionadas con el transporte disminuyen más del 60 % en comparación con las que generaba el envío de la caja original.

Su nuevo embalaje sostenible ha recibido la distinción Etiqueta Solución Eficiente de la Solar Impulse Foundation. Se trata de una fundación cuyo objetivo es seleccionar 1000 soluciones que protejan el medio ambiente y al tiempo sean rentables, para presentarlas a personas con poder de decisión y acelerar así la transición a una economía sin emisiones netas de carbono.

La caja clásica de los relojes Breitling seguirá disponible para los clientes que la soliciten. Aunque se les alentará a que compensen el impacto medioambiental de la opción elegida con una aportación voluntaria a SUGi, una iniciativa de carácter popular que busca generar impacto haciendo de la recuperación de la biodiversidad una tarea simple, que permita ser compartida y logre una transformación social. Los fondos recogidos se utilizarán para recuperar la biodiversidad y regenerar ecosistemas en Bosques Urbanos SUGi repartidos por todo el mundo.

La nueva caja se suma a otros programas de Bretiling para el cuidado del planeta, como su alianza con Ocean Conservancy, una ONG dedicada a resolver los problemas más acuciantes que afectan a los océanos del planeta, entre ellos la acumulación de plásticos.

Las nuevas cajas de los relojes Breitling estarán disponibles a principios de 2021.

No Comments Yet

Comments are closed