chronoswiss

La relojería como salvación: el nuevo libro de Gary Shteyngart

Si la vida se complica, toma tu colección de relojes y sal por la puerta.

Esta frase funciona como premisa para la nueva novela de Gary Shteyngart, escritor estadounidense que alcanzara la fama gracias su novela “Super Sad True Love Story”, bestseller del New York Times. ¿Cómo nació la idea de poner a los guardatiempos como tabla de salvación para un hombre de mediana edad que enfrenta una crisis existencial? La respuesta está en la biografía: la afición relojera de Shteyngart surgió en medio de un ataque de pánico: cuando el literato quedó varado dentro en un vagón del metro de manera inesperada, logró controlar su ansiedad al concentrarse en la aguja del segundero de su reloj Junghans mecánico. El hipnotizante movimiento lo relajó a grado tal que pudo sortear la crisis. Así empezó su amor con la medición del tiempo.

Decidió entonces comenzar su propia colección. Como escritor, contaba con un fondo de ahorro que le permitiera mantenerse hasta dos años en caso de no tener éxito literario. El dinero, sumado a un sentimiento de malestar por la situación política de Estados Unidos (principalmente por la campaña presidencial de Donald Trump), decidió comprarse un Nomos Minimatik Champagner, referencia que no sólo resulto una alegría, sino la puerta de entrada al universo de la relojería. El remedio se volvió costumbre: cada vez que sentía algún malestar emocional, compraba una pieza. De a poco, formó un patrimonio horológico donde hoy destacan piezas como el Air King vintage de Rolex esfera “bluejean” y un Tudor Black Bay.

Pero su afinidad emocional con los relojes tiene una raís más profunda: durante su infancia fue dueño de un Casio H-108, el cual reproducía hasta 12 melodías distintas. La creación de la casa japonesa fue el primer reloj que lo hizo sentir bien y en paz, sobre todo cada que veía la palabra “HAPPY” aparecer en la pequeña pantalla.

Con este bagaje a cuestas, era natural que Shteyngart terminara por juntar sus dos grandes pasiones: las letras y los relojes. Del maridaje nace, como ya dijimos, su próxima novela (disponible en Estados Unidos a partir de septiembre), “Lake Success”, donde el personaje principal, llamado Barry, decide abandonar su vida tal como la conoce luego de sufrir varios fracasos. ¿Su única compañía? Una maleta llena con su colección de relojes. Así, hombre y  máquinas de tiempo, emprenden un viaje de purificación y reencuentro con las alegrías del mundo.

 

Cómo parte de la promoción de la novela, Shteyngart escribió una pequeña historia relacionada llamada “La Suerte de Kokura”, donde se hace evidente su pasión por los guardatiempos. Si no puedes esperar por “Lake Success”, a continuación te dejamos un enlace con “La Suerte de Kokura”, donde además podrás escucharla en voz de su autor. Disfruta el viaje.

Link: https://www.newyorker.com/magazine/2018/06/25/the-luck-of-kokura

Artículo anterior

Estos son los nominados a los GPHG 2018

Siguiente artículo

Swatch Group abandona Baselworld

Notas relacionadas
Leer más

“Voy adonde haga falta”

Una entrevista Con Audrey Raffy, nombrada vicepresidente de Bovet 1822. La nueva generación familiar de la firma independiente del castillo de Môtiers
Leer más

Puebla “Attack Mode”

El joven Pascal Wehrlein, del TAG Heuer Porsche Formula E Team, ganó el e-Prix de Puebla de la Formula E, pero fue descalificado.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share