chronoswiss

A. Lange & Söhne revive una auténtica pieza de colección

¿Existe un período determinado de tiempo para calificar a un reloj como indispensable? Las reglas de la industria así lo marcan: una leyenda se construye luego de ver si su envejecimiento es digno y si es capaz de dejar huella o marcar un parteaguas en el universo horológico.

Un nuevo 1815 Tourbillon con esfera esmaltada blanca

Hace cuatro años, A. Lange & Söhne provocó una pequeña sacudida en la industria gracias a su destreza mecánica, pues fue capaz de combinar por primera vez la parada del segundero para el tourbillon con el dispositivo de ajuste de las agujas Zero-Reset. ¿El nombre del modelo? 1815 Tourbillon.

Ahora, esta pieza de alta precisión es rescatada para presentarse en una edición limitada de 100 ejemplares con una modificación estética: carátula esmaltada blanca. La casa apuesta, como ellos mismos dicen, a unir “el respeto a la tradición artesanal con la mecánica de precisión moderna”.

Agujas de acero azuladas, índices color negro y marcador de las 12 en rojo. Una combinación clásica

Al verlo por primera vez, confirmamos el tributo a la artesanía existe: se trata de un reloj elegante, sobrio, con índices tradicionales y una combinación cromática blanco-azul-rojo-negro que complacerá a quienes tienen gusto por la estética clásica, sobre todo la de los relojes de bolsillo creados entre los siglos XIX y XX. El rompimiento moderno viene con la gran abertura a las 6 h, donde podemos observar la complejidad del tourbillon de minuto debajo de un puente negro pulido.

El toque de modernidad se presenta con esta gran abertura a las 6 para ver el tourbillon

El mecanismo de puesta a cero patentado (Zero-Reset), presentado por primera vez en 1997, se une con la parada del segundero para el tourbillon, lo cual permite detenerlo y ajustarlo de la manera más precisa posible. Si a esto sumamos el calibre de manufactura L102.1, estamos ante una de las creaciones más complejas y de mayor rendimiento para la casa, si no es que la más.

Caja de platino de 39.5 mm, agujas de acero azulado, minutero tipo ferrocarril… vamos, con todos estos elementos no queda más que un solo veredicto: nos encontramos ante uno de esos relojes indispensables para los amantes del tiempo.

A través del fondo transparente podemos observar el calibre de manufactura L102.1
Artículo anterior

Uwerk vs Superman: un reloj con corazón de kryptonita

Siguiente artículo

Estos son los nominados a los GPHG 2018

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. Un 26 de junio el maestro registró la patente. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

“Voy adonde haga falta”

Una entrevista Con Audrey Raffy, nombrada vicepresidente de Bovet 1822. La nueva generación familiar de la firma independiente del castillo de Môtiers
Leer más

Puebla “Attack Mode”

El joven Pascal Wehrlein, del TAG Heuer Porsche Formula E Team, ganó el e-Prix de Puebla de la Formula E, pero fue descalificado.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share