fbpx

Relojería de alto voltaje

Inimaginable, hoy, vivir sin energía eléctrica. Pero durante cientos de años fue para la humanidad solo uno más de los muchos misterios del mundo. Algo que se percibía a lo grande en las tormentas o de manera sutil en la estática de los cuerpos. Los relojes suizos The Electrizians funcionan con movimientos literalmente eléctricos. Una batería y conductores, los elementos más básicos de un circuito de electricidad, transmiten energía al mecanismo que se ilumina gracias a luces LED. 

La curiosa naturaleza de estos relojes responde a cuestionamientos personales de su fundador y CEO Laurent Rufenatch. “Estos relojes son una llamada a la curiosidad infantil sobre el mundo, al momento en el que nos preguntábamos cómo funcionan las cosas”. Así, The Electrizians es una marca que nos introduce al imaginario técnico y estético de los electricistas y que, al mismo tiempo, respeta los estándares de los relojes suizos tradicionales.

The CaZino muestra cables de conducción en su esfera.

Ese mundo de circuitos lo llevó al arte del diseño la agencia multidisciplinaria Studio Divine con sede en Biel, que se encargó de traducir los códigos visuales de los electricistas a los relojes. Se inspiraron en cómo visten, en las herramientas que usan, en los universos que se esconden detrás de cada enchufe e interruptor que usamos como si nada, como si no hubiera décadas de estudios científicos contenidas en nuestros breves y aparentemente intrascendentes actos cotidianos como prender la luz.

The Stone Z muestra colores tan eléctricos como el movimiento.
Tres sorpresas de los relojes suizos The Electrizians

El resultado de todo lo anterior es un homenaje al fenómeno físico de la electricidad y a su evolución. The Electrizians es una colección de relojes suizos de estilo urbano que destacan, primero, por su movimiento in-house exclusivo que es, más bien, un módulo eléctrico y, segundo, por su estética urbana. Se utilizan colores arriesgados para el promedio de la industria y las esferas, pese a sus distintos estilos inspirados por las artes visuales underground contemporáneas, siempre hacen eco del mencionado mundo de los electricistas. 

El modelo Ammeter.

Hay un tercer bonus y son sus precios altamente competitivos: hay piezas desde los 225 dólares. Una firma que, por lo que engloba, habría sido del agrado del buen Nikola Tesla si hubiera existido en sus tiempos. —MÓNICA ISABEL PÉREZ

El estuche ideal para el mood de The Electricianz.

+
The Electrizians ya está disponible en México vía Artis Distribution.

No Comments Yet

Comments are closed