fbpx

Iván Sánchez, hombre de dos mundos

Hace 26 años un joven español pisó México por primera vez. Era el actor Iván Sánchez, ahora —además— embajador de Berger. Pero en aquellos años no era actor todavía. Faltaban seis años para que su profesión lo alcanzara. Y, mientras eso pasaba, un buen día decidió visitar a un amigo suyo en este país. Y ya no pudo dejar de venir. “De México me gusta todo. Me encanta su cultura, su arte. Cada rincón es increíble, es tan diverso y tan bonito. Es mi segunda casa”. Vino de vacaciones una y otra vez. Tanto que piensa que México le ha correspondido lo que él llama “una larga historia de amor” dándole amistades profundas y trabajo constante.

Iván con un Vacheron Constantin Ref. 82035-000R-9359.

Ambos obsequios kármicos confluyen en su colaboración con Berger, casa de la que se ha convertido en prácticamente un embajador. Este año protagonizó la campaña con la que la célebre joyería celebró sus 100 años y la alianza mostró su naturaleza perdurable. Así que no fue una sorpresa encontrarlo durante el pasado Berger Private Experience, donde dedicó unas palabras en la inauguración a narrar el interesante periplo de la familia Berger.

“ME HAN ENSEÑADO A AMAR MÁS LOS RELOJES»

Eso nos lleva a una noche hace 10 años en la que el actor asistió a una gala benéfica. Ahí conoció a Sergio Berger, con quien creó un lazo de amistad inmediato. “Pero yo no sabía nada de su familia”, dice Iván. “Cuando descubrí su historia, cuando pude ver todo lo que han hecho y entender cómo lo lo construyeron, de dónde vienen, todo lo que pasaron para llegar a México, quedé fascinado. Su historia es digna de una película”. Polonia, Holanda y Bélgica están entre los países donde se desarrollaron todos los sucesos que ddesembocaron con la creación de una de las joyerías con mayor reputación del país, así que Iván encuentra un poco de sí mismo en este espíritu aventurero y trotamundos que caracteriza a los Berger.

Modelando un Patek Philippe Ref. 5320G.001.

“También me han enseñado a amar más los relojes, a verlos no solo como la maravilla que ya son sino como un legado de familia”, asegura el actor sorprendido al ver a tres generaciones en el mismo ajetreo por el evento. “Ves abuelos, nietos, tíos, hermanos, todos juntos trabajando en su empresa, revisando por aquí y por acá, transmitiendo sus valores en cada detalle y lo sabes: a estas personas les tiene que ir bonito”.

BÁLSAMO Y CATÁRSIS: EL ACTOR IVÁN SÁNCHEZ, SUS PROYECTOS Y AGRADECIMIENTO A BERGER
El actor español durante el Berger Private Experience.

Tiempo de Relojes: ¿Cómo cierras este año atípico?
Iván Sánchez: Somos nuestro pasado y nuestro presente. Y este ha sido un año que a todo mundo le ha dado la vuelta. Hoy, todo esto nos debe ayudar a ver cómo vamos viviendo, a tomar elecciones de proyectos, saber qué dirección tomar, qué queremos transmitir. Todo está siendo muy importante.

TDR: ¿Dónde podemos verte?
IS: De momento pueden verme en la película Isaac, que se presentó en Málaga y en el Festival de Cine de Guadalajara. Y en enero se estrena en Amazon Prime Video una serie que se llama comedia Pequeñas Coincidencias. Es una comedia que agradezco mucho en estos tiempos de pandemia porque fue bálsamo y catársis, fue maravilloso trabajar en ese proyecto y estoy muy agradecido porque me vino muy bien.

TDR: ¿Qué es lo que más te gusta de la actuación?
IS: Que puedes vivir situaciones, sentimientos y emociones que no te permites en la vida diaria. Actuando te salvaguarda la ficción porque cortan y ya está. Eso me engancha.

TDR: ¿Qué agradeeces en este momento?
IS: En la vida uno va sembrando lo que uno es y las cosas vienen de vuelta. Inexplicablemente –es un misterio de la vida— conocí a Sergio Berger hace 10 años. No sabía la historia de su famlia y me quedé tan impactado conociendo a todos que… vaya, ¡es que qué vidas! Agradezco que me hayan hecho partícipes de su vida.

No Comments Yet

Comments are closed