Llegan los Nivada Grenchen que buscan los coleccionistas. Te decimos dónde conseguirlos

Y no pasan desapercibidos en nuestras manos. Las históricas joyas “swiss made” de Nivada Grenchen

Históricas joyas “swiss made” de Nivada Grenchen que llegan a México. Ahora sí están en nuestras manos. Y no pasan desapercibidos. Para los enamorados de los cronógrafos, la historia y la autenticidad, este Nivada Grenchen Chronomaster es un imperativo relojero en la muñeca. El legendario cronógrafo de Nivada Grenchen está disponible para los coleccionistas y aficionados. Y no sólo el Chronomaster, también se suma el Depthmaster, conocido como “Pac-Man” por su singular diseño único. Las históricas joyas “swiss made” de Nivada Grenchen llegan a México. Una firma adelantada a su tiempo que renace para fortuna de los amantes de la relojería.

El Chronomaster nació en el año 1961 y, bajo el apodo de “Super-Chronogaph”, presentaba más funciones que ninguna otra pieza de su época: cronógrafo, hermeticidad a 200 metros, escala taquimétrica, bisel giratorio para bucear, cuenta atrás para regatas en una de las subesferas y segunda zona horaria gracias justamente a su bisel. “El Chronomaster fue tan innovador como el Carrera de TAG Heuer, el Speedmaster de Omega o El Primero de Zenith y casi todos estaban al mismo nivel, pero la mayoría se encontraron con la caída del mercado durante la crisis del cuarzo y, como sabes, Nivada sucumbió en ese momento”, nos comentaba Guillaume Laidet en una pasada entrevista. Este joven emprendedor lidera con entusiasmo el proyecto de Nivada Grenchen para reeditar aquellas piezas deportivas con calibres swiss made totalmente fieles a sus orígenes.

Foto: Víctor Ayala
Un Chronomaster estrella de cine

Nivada se fundó en Grenchen en 1926 y, desde los años 30, la firma ya ofrecía múltiples modelos de instrumentos realmente profesionales. A diferencia de Nivada, la marca con sede mexicana, el sello completamente nuevo de Nivada Grenchen es un proyecto que tomó varios años para rescatar el legado originario en Suiza. El Chronomaster fue el cronógrafo más completo de los años 60 y 70. En su carátula lucen los apellidos Aviator Sea Diver. Una pieza que fue comparada a una “computadora de muñeca” gracias a su multifuncionalidad. Y el reloj no pasó desapercibido en el mercado norteamericano.

Ya en 1939, la casa suiza empezó a colaborar con la marca Croton en Estados Unidos como importador y distribuidor de sus relojes. Históricamente, se encuentran hasta cinco líneas de producción del Chronomaster con el sello Nivada Croton o Nivada Grenchen. Un cronógrafo tan versátil estaba llamado a conquistar por completo el espíritu de la época y a convertirse en protagonista de la incipiente sociedad del espectáculo. Cuando el cine y la televisión comenzaban a causar furor en la emergente sociedad de masas, Brian Kelly usaba su Nivada Grenchen Chronomaster en la serie “Flipper” de principios de los 60 y en la película “Around the world under the sea” (1965).

Ahora renació el Chronomaster con todo su ‘look’ vintage, el marcado diseño con contrastes de color y la base mecánica de un cronógrafo plenamente confiable. Aquellos precisos y resistentes cronógrafos con históricos calibres Venus, Valjoux y Landeron —emplearon cinco líneas de movimientos en producción desde 1961 hasta 1978— están de vuelta en este revival estético y técnico legítimo de marca de nicho. Las reediciones lanzan la firma con calibres Sellita e incluso rescatan la versión con dial Panda de los años 60.

Foto: Víctor Ayala
Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Nivada Grenchen Chronomaster

    
Movimiento:
   
Calibre Sellita SW510 manual / vers. Automática
   
Función:
   
Cronógrafo, taquímetro, segunda zona horaria, contador de regata
   
Caja:
   
Acero 38.3 mm
   
Correa:
   
Piel
   
Versiones:
   
Brazalete metálico
   
Precio:
   
Correa de piel 40,000 / Brazalete metálico 49,000

Concierge para informes y venta: 52 5552796001

Depthmaster Pac-man

Pero Nivada Grenchen fue pionera también en otros apartados técnicos más sofisticados. Hablamos de relojes herméticos. Ahí queda en los anales de la relojería suiza aquel famoso “Reglavit” de que solo podía ajustarse con un tornillo en el fondo para evitar la apertura de la caja. Instrumentos útiles y resistentes que llegaron hasta la Antártida, como su famoso Antarctic. El nombre se debe expresamente a la expedición “Deep Freeze” del almirante Richard E. Byrd de la US Navy al continente helado de la Antártida a mediados de los años 50. La firma fue el proveedor de aquella arriesgada e insólita aventura.

Heredero de estos instrumentos profesionales de fuerte carácter deportivo, nacía este Depthmaster. Un reloj de buceo que ofrecía hermeticidad a 1,000 metros ya a mediados del siglo pasado. Nivada Grenchen ha reeditado también aquella criatura del abismo que cuenta con un diseño único de la carátula. Su apodo Pac-man se debe a los peculiares índices de las 3, 6 y 9 h con figuras que recuerdan al célebre videojuego.

Esta estética única es una manera inconfundible de marcar escalas de 15 minutos para un control de los tiempos de buceo. Y en su diseño destaca la gran manecilla del segundero, a diferencia de los relojes de buceo predominantes donde pasa casi desapercibida. Pequeños detalles que aportan más precisión en el desarrollo de cualquier inmersión. Depthmaster renace también con calibre automático swiss made. Al igual que el Chronomaster, está disponible la versión con brazalete metálico para no perder ese genial feeling de su auténtico estilo.

Foto: Víctor Ayala
Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Nivada Grenchen Depthmaster Pac-man

    
Movimiento:
   
Sellita SW200 automático
   
Función:
   
Horas, minutos y segundos
   
Caja:
   
Acero 39 mm
   
Correa:
   
Brazalete metálico
   
Versiones:
   
Caucho
   
Precio:
   
26,000 Pesos

Concierge para informes y venta: 52 5552796001

Artículo anterior

EP71: Lanzamientos de Omega de lo serio a lo divertido

Siguiente artículo

Una escultura radiante

Notas relacionadas
Leer más

Cima y simas heladas

Montblanc 1858 Iced Sea es un diver con dotes ortodoxas y estilo más clásico. El efecto visual de la esfera evoca las profundidades de un glaciar.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
3
Share