Nació para la velocidad y llegó hasta las estrellas

Para muchos de los que crecimos en los años 70, los astronautas norteamericanos y cosmonautas soviéticos eran los verdaderos superhéroe y sus hazañas las lograban con un reloj especial, el Speemaster de Omega. Los “hombres del espacio” llegaban a donde ningún humano había ido antes y tras vencer considerables riesgos; la tecnología reinaba e inspiraba la tecnología que disfrutamos actualmente, que fue creada por ingenieros y creativos de la carrera espacial–. La película Toy Story de Pixar/Disney ejemplifica esto a la perfección. En lo personal, cuando supe que los astronautas usaban un reloj en particular, me volví fanático del Speedmaster… hasta la fecha.

El Omega Speedmaster es famoso principalmente por ser el reloj elegido por la NASA (Nacional Air and Space Administration) como instrumento de servicio para sus astronautas. Viéndolo así era inevitable que el primer reloj en llegar a la superficie de la Luna fuera un Omega Speedmaster Professional, esta última palabra fue añadida una vez que se convirtió en equipo oficial para las misiones espaciales.

Con semejante pedigrí uno olvida que la historia del Speedmaster comenzó como un reloj para automovilismo para dominar la velocidad, de ahí su nombre. Por eso está equipado con una escala taquimétrica, que sirve para contar kilómetros por hora y cualquier otra unidad/hora: millas, tortillas, elefantes, producción de una máquina. Sin embargo, es ideal para las competencias tipo rally. En 1957 la firma suiza lanzó el Omega Speedmaster y era un reloj-instrumento inusual para su época, tanto por su estilo como por sus dimensiones; seis años antes de la presentación del otro famoso cronógrafo de la época.

Evolución perfecta

Si bien su trayectoria en el espacio está perfectamente documentada, en lo personal lo que más me impresiona del Speedmaster es su longevidad. No solo porque la certificación del “Moonwatch” para usarlo en actividades extra-vehiculares (EVA) sigue vigente; sino porque al paso de los años sigue luciendo fresco y nostálgico a la vez, evolucionado y a la vez tan funcional como siempre. En 2013 se presentó el Speedmaster ’57, un homenaje al modelo original con manecillas “Broad Arrow”. LLevaba calibre automático y acabados de mayor nivel que el clásico Moonwatch.

El brazalete de esta versión de acero se inspira en el reloj tributo del Apolo 11 lanzado en 2019. El verde tiene esfera PVD y tratamiento cepillado solar.
Nuevo calibre manual

Presenciamos la evolución durante las presentaciones de los nuevos Speedmaster ’57 para 2022. Ocho versiones equipadas con un nuevo calibre cronógrafo integrado de cuerda manual, el cual es todo un agasajo visual y un portento mecánico. El mecanismo selector de las funciones del cronógrafo es de rueda de pilares. Está equipado con escape co-axial, espiral de silicio, resistencia a campos magnéticos hasta 15,000 gauss y tiene certificación Master Chronometer.

El decorado del calibre Omega 9906 se basa en Côtes de Genève pero en forma arabesca que parte del volante oscilador. Una belleza de ingenio mecánico, que además de avanzado y atractivo, es mucho más delgado que nunca. Incluso más que el 3861 que lleva el Moonwatch tradicional.El calibre 9906 es de presentación bi-compax. Esto quiere decir que el contador de las 3 incorpora agujas de horas y minutos en una lectura tradicional que hace sencillo leer los tiempos parciales. Al final, para eso son los cronógrafos ¿qué no? A las 9 h está el segundero continuo de la hora, muy relevante en un reloj de cuerda manual; aún así, ofrece una reserva de marcha de hasta 60 horas.

Más estilizado

El esbelto Speedmaster ’57 solo mide 12.99 de grosor, asistido por una versión más delgada del tradicional bisel fijo y un cristal de zafiro que conserva el estilo vintage. Las ocho nuevas versiones llevan este calibre, pero la presentación es muy distinta. Las inevitables tendencias actuales están presentes en los nuevos modelos, como la carátula en color verde; también hay una versión en color borgoña con contadores en antracita que luce espectacular, así como una más en color azul hielo. Pero la estrella –en mi opinión– es la de carátula antracita de construcción tipo sándwich y superluminova en una tonalidad más cálida tipo vintage. Todas estas versiones del Speedmaster ’57 están con correa de cuero a juego con la carátula o brazalete de acero con el nuevo diseño evocador del original, lanzado en 2019.

Esta versión tiene una esfera compuesta por dos placas tipo sándwich negra con índices horarios rellenos de Superluminova vintage, algo poco frecuente en la colección.

El clásico Speedmaster Professional Moonwatch también recibió una actualización importante. Nos referimos a la nueva aleación de oro Moonshine Gold, la cual empatada con una carátula verde y manecillas tipo Baton luce impresionante. También hay una versión con caja y carátula en oro Moonshine sólido. En ambos relojes contramos biseles en Ceragold y también la disponibilidad en correa de cuero de lagarto o brazalete de oro Moonshine sólido.

Este Speedmaster Moonwatch de Oro Moonshine también muestra una esfera escalonada con cepillado solar de oro Moonshine (creado por Omega en 2019) con bisel de cerámica negra y subesferas e índices ennegrecidos.

El Speedmaster es como el mar: siempre igual y siempre diferente. Aunque ya sean incontables todas las variantes de este perenne cronógrafo en los últimos 65 años, sigue vigente, tan familiar como innovador, tan elegante como funcional. Larga vida al Speedmaster.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Speedmaster ’57 Master Chronometer Calibre 9906

    
Movimiento:
   
Cronógrafo manual de manufactura Omega 9906, doble barrilete, espiral de silicio, escape co-axial. Certificación Master Chronometer.
   
Función:
   
Cronógrafo, fechador a las 6 h, segundero pequeño, taquímetro, reserva de marcha 60 horas
   
Caja:
   
40.5 mm, acero, corona y pulsadores de acero, sumergible hasta 50 m.
   
Carátula:
   
Esfera y manecillas rodiadas “Broad Arrow” con material luminiscente.
   
Correa:
   
Correa de cuero, hebilla de acero inoxidable o brazalete de acero inoxidable

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Speedmaster Professional Moonwatch Co-Axial Master Chronometer Moonshine Gold

    
Movimiento:
   
Cronógrafo manual Omega 3861, doble barrilete, espiral de silicio, escape Co-axial. Certificación Master Chronometer.
   
Función:
   
Cronógrafo, segundero pequeño, taquímetro, reserva de marcha 60 h.
   
Caja:
   
42 mm, caja, corona y pulsadores de oro sólido “Moonshine” de 18k, sumergible 50 m.
   
Carátula:
   
PVD verde, manecillas de estilo Moonwatch o Baton con material luminiscente.
   
Correa:
   
Correa de cuero, hebilla de acero inoxidable o brazalete de acero inoxidable.
Carlos Matamoros

Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

Artículo anterior

Puede ser el año de TAG Heuer. Y Carole Kasapi tiene la culpa de ello

Siguiente artículo

Ángulo Peyrelongue - Tiempo eterno

Notas relacionadas
Leer más

Un pionero en altamar

En la próxima America’s Cup, el equipo Luna Rossa estrenará un Panerai de Ti-Ceramic, un material que requirió siete años de desarrollo.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share