Omega celebra 60 años de James Bond en el cine

El agente secreto más famoso del mundo cumple seis décadas en la gran pantalla. Omega le rinde tributo con dos ediciones especiales.

La boutique de Omega de Regent Street en Londres se vistió de gala para homenajear al agente más famoso del planeta. James Bond cumple 60 años de su debut en el cine y la firma de Biel lo celebra con ediciones especiales. Un personaje que se ha ganado la devoción de muchos desde que se estrenó la primera película de una de las sagas cinematográficas más populares. Fue el 5 de octubre de 1962, cuando el personaje de las novelas de Ian Fleming se hizo de carne y hueso. Hoy se han proyectado 25 filmes que han dado relevo a varios actores y cómplices de la trama, como los relojes que acompañan al agente 007.

La primera vez que Bond se planta un Omega en la muñeca fue en la entrega GoldenEye, en 1995 (recordemos que Bond en las novelas de Fleming lleva un Rolex y el primer James Bond, Sean Connery llevó un Rolex Submariner). Este año comenzó una relación sólida y duradera entre la firma relojera y el espía. Después del James Bond que protagonizó Pierce Brosnan, fue Daniel Craig quien asumió el papel de 007 durante cinco memorables películas. El actor, además, es embajador Omega desde que interpretó este papel y se ha convertido en un ávido fan de los relojes de la firma. Junto a él, Naomie Harris, en el papel de Moneypenny (Skyfall, Spectre y Sin tiempo para morir), también se unió a la familia Omega.

El acierto de elegir Omega

La idea de poner un Omega al agente 007 fue de Lindy Hemming, la oscarizada diseñadora de vestuario que trabajó en cinco películas de Bond entre GoldenEye (1995) y Casino Royale (2006). Cuando argumentó la elección del Seamaster dijo: “Estaba convencida de que Bond, un hombre de la marina, un submarinista y un discreto caballero de mundo, debería utilizar este reloj”. Así fue como la vestuarista asoció Omega con la Marina Real Británica y es que la firma relojera tiene una relación histórica con el Ministerio de Defensa del Reino Unido (MoD), ya que proporcionó más de 110,000 relojes a pilotos, navegantes y soldados durante la Segunda Guerra Mundial.

Con motivo del 60 aniversario de la franquicia James Bond, se han manufacturado dos nuevos relojes OMEGA. Cada uno rinde homenaje al espía por medio de la innovación y de materiales impresionantes, con un toque de magia cinematográfica infundido en el diseño.

Seamaster Diver 300M 60 Years of James Bond – Acero noble

Es una de las ediciones que celebran las seis décadas del agente secreto. Está inspirado en el mismo Seamaster que lleva 007 en GoldenEye, este reloj de 42 mm en acero noble crea una magia de relojería mediante su fondo de caja con temática cinematográfica, que reproduce la famosa secuencia de inicio de 007, con la silueta de Bond y el diseño del cañón de pistola girando. Esta dinámica escena se desarrolla bajo el zafiro, decorado con metalización microestructurada. La animación con efecto “muaré”, pendiente de patente, está vinculada a la marcha del segundero central lollipop, por lo que la acción nunca cesa. El reloj está impulsado por un preciso movimiento Co-Axial Master Chronometer calibre 8806 y se presenta con pulsera de malla metálica, en el mismo estilo que el reloj Omega de James Bond en Sin tiempo para morir.

El bisel y la esfera son de aluminio anodizado azul oxálico, con la esfera de ondas grabadas a láser y el bisel con una escala de inmersión rellena de Super-LumiNova blanco. También destaca el “60” conmemorativo, que sustituye al tradicional triángulo invertido de la escala de inmersión, y el punto verde luminiscente que enlaza con la aguja de minutos. Para los coleccionistas de la versión de acero, hay una caja de presentación de madera azul con el motivo ondulado original del Diver 300M, con tres puntos inspirados en la clásica secuencia de inicio de Bond, y un pulsador secreto a la derecha.

Seamaster Diver 300M 60 Years of James Bond – Oro Canopus™

El oro Canopus™ de 18 qt de Omega ha sido manufacturado para este reloj especial de 42 mm. Una exclusiva aleación de oro blanco conocida por su brillo y su efecto duradero. En alusión a las hermosas arenas del hogar jamaicano de Ian Fleming, GoldenEye, la esfera se ha realizado con silicio gris natural. Gracias al material, el motivo de cada una es totalmente único, lo que garantiza que nunca habrá dos esferas iguales.

En homenaje a la bandera jamaicana, el bisel está rodeado de diamantes naturales tratados en verde y amarillo, en 10 tonos tropicales diferentes que van desde el verde bosque ultraoscuro hasta el coñac, pasando por el oliva, el amarillo, el dorado y el dorado/coñac. Dos diamantes transparentes adicionales situados a las 12 h añaden un brillo vibrante al look y hacen referencia al 60 aniversario.

Animación de efecto moiré

Igual que el modelo de acero, el fondo de la caja con temática cinematográfica reproduce la famosa secuencia de inicio de 007, con la silueta de Bond y un diseño de cañón de pistola girando. A medida que el segundero lollipop se mueve, esta dinámica escena se desarrolla bajo el zafiro, decorado con una metalización microestructurada pendiente de patente, conocida como animación de efecto moiré.

El reloj está impulsado por el lujoso movimiento Co-Axial Master Chronometer calibre 8807 y se presenta con brazalete y hebilla de oro Canopus™ de 18 qt.

Los propietarios de esta edición reciben su reloj en un estuche de árbol de mango, con marquetería de nácar y un logotipo 60 años de Bond. El uso del árbol de mango hace referencia a una famosa canción de la primera película de James Bond, mientras que el nácar es una alusión a las conchas de Crab Key.

Artículo anterior

Perrelet adopta look racing

Siguiente artículo

G-Shock GM-B2100, la cara más elegante del chico duro de barrio

Notas relacionadas
Leer más

Perrelet adopta look racing

Turbine Carbon Racing se inspira en los circuitos de carreras gracias a los colores que evocan la bandera de cuadros blanca y negra que ondea al final de la carrera o la roja que indica la suspensión del trayecto
Leer más

Leroy luce esqueleto Art Déco

El Tourbillon Regulator Skeleton de Leroy late con calibre calado con decoración Art Déco. Una obra de arte en miniatura.
Leer más

Un atril turquesa

Récital 27 de Bovet es un bello homenaje significativo a la fundación de la firma el 1 de mayo de 1822 por los tres hermanos. Y nuevos colores que alegran el alma.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share