Planetaria para soñar

Planetaria para soñar. Vacheron Constantin presenta Les Cabinotiers Armillary Tourbillon Calendario Perpetuo. Pieza única Punzón de Ginebra.

Vacheron Constantin rinde tributo a los orígenes astronómicos de la medición del tiempo. Un ejercicio casi de índole metafísica de los que asombran cuando se materializan en desarrollos mecánicos. Es la última pieza (única) de Les Cabinotiers de Vacheron Constantin. Una gran complicación con el nuevo calibre de manufactura 1991, que tomó cuatro años de desarrollo. “Planetaria” para soñar. Y qué hermoso es honrar la sabiduría eterna de los antiguos y sabios maestros relojeros para seguir asombrando con nuevas creaciones.

Su nombre completo es Les Cabinotiers Armillary Tourbillon Calendario Perpetuo y su apodo, “Planetaria”. Arma un movimiento de carba manual con 745 componentes. Lo más destacable es la recuperación del “armillary tourbillon” que Vacheron lanzó en su famosa Ref. 57260 para el 260 aniversario de la maison —el reloj más complicado de la historia de la manufactura con 57 complicaciones—. Posteriormente, en 2019, el dispositivo antigravedad armilar tomaría protagonismo propio en Les Cabinotiers Armillary Tourbillon, otra obra maestra con el sello de la Cruz de Malta.

Planetaria

Les Cabinotiers

Armillary Tourbillon alude a la invención del relojero francés Antide Janvier, que creó una esfera planetaria en movimiento conocida como “armillar”. La construcción de este Les Cabinotiers Armillary Tourbillon Calendario Perpetuo coloca en el lado izquierdo el dispositivo de regulación debajo de la burbuja de cristal de zafiro. La nueva pieza de Les Cabinotiers exhibe un calendario perpetuo de salto retrógrado regulado por un tourbillon de doble eje y complementado con una representación tridimensional de los dos hemisferios —indicaciones de 24 horas y día/noche—.

Otra característica de Planetaria es un resorte —derivado de la terminal curva— entre la espiral cilíndrica y el volante. Un sistema inventado por Jacques-Frédéric Houriet en 1814 que mejora el ritmo del tourbillon y aporta un perfecto isocronismo las 18,000 alternancias (2,5 Hz) con 65 horas de reserva de marcha. El escape de la pieza cuenta con espiral de silicio y áncora de diamante para reducir la fricción y eliminar la necesidad de lubricación.

Close-up on the Oyster Perpetual Explorer dial

Le Temps Céleste

A nivel estético, la esfera de este Les Cabinotiers Armillary Tourbillon Calendario Perpetuo muestra una nueva representación tridimensional de los dos hemisferios de la Tierra. Los dos globos, fabricados en titanio (0.12 gramos), realizan sobre la esfera granulada una rotación completa en 24 horas, con la indicación de las fases de luna y día/noche. Y en este sutil baile orquestado de nuestro planeta y los astros también luce el tourbillon armilar de doble eje, cuyas jaulas de aluminio integrados se mueven a una velocidad de 60 segundos por rotación. En 46 mm, la caja es de oro rosa y viste una correa de piel de aligátor marrón oscuro. Acabados artesanales con contadores circulares satinados y detalles como el mes y la fecha impresos debajo del cristal de zafiro con indicación retrógrada. Los números romanos son de oro pulido.

“Le Temps Céleste” (Tiempo celestial) es el motto de Les Cabinotiers de Vacheron Constantin este año. Cálculos astronómicos del ciclo de los días, las estaciones, las fases de la luna, las constelaciones del cielo… Si la hora ya se consulta en el celular, aquí tenemos otro motivo para iluminar nuestra mirada con la luz del sol y del cielo. Planetaria para soñar y mantener el asombro de este gran misterio que es la vida. Pieza única con el gran sello AC (Atelier Cabinotiers) de Vacheron. —Leslie López

Artículo anterior

Brillo en la cima

Siguiente artículo

“Somos jóvenes en el mundo relojero”

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share