Los 60 años del Nueveonce

El Porsche 911 fue presentado al mundo en 1963, y representó un gran paso adelante con respecto al 356, el cual era de por sí, altamente respetado tanto en el deporte motor como por los amantes del manejo purista. El 911 de inmediato llevó a Porsche a nuevas alturas; en competencia se convirtió rápidamente en una fuerza reconocida, tanto en pista como en rallies.

De hecho, la victoria del 911 en el Rally de Montecarlo en 1968 de manos del gran piloto Vic Elford fue la primera de tres consecutivas. La marca Porsche no estaba muy convencida de competir en rallies, pero Elford les convenció. De modo que le dieron un 911S rojo que se usaba como demostrador para clientes potenciales y se convirtió en parte ilustre de la historia de Porsche — uno de muchísimos ejemplos—.

Pura potencia. Seis cilindros bóxer (en disposición horizontal y opuesta) de cuatro litros de cilindrada —525 bhp—.

Como suele hacer la firma de Stuttgart-Zuffenhausen, cada aniversario se festeja de forma impresionante. En el caso del 911, vale la pena recordar que originalmente su nombre era 901, pero debido a una patente de Peugeot con respecto a los números de tres cifras con un cero en el medio, se cambió a 911 poco después de su lanzamiento. 

El 911 más purista

Los primeros 60 años del legendario 911 merecían una celebración en grande y Porsche no decepcionó con la creación del 911 S/T, quizá el mejor y más purista Porsche 911 creado hasta hoy. Como en la alta cocina, se trata de combinar los ingredientes en una forma nueva y sorprendente; y vaya que Porsche tiene más de 75 años de ingredientes fabulosos por combinar. El 911 S/T inicia en 1969, año en que Porsche comenzó a ofrecer una versión con importantes mejoras en cuanto a suspensión y mecánica, enfocada a la competición: el 911S, aunque internamente se conoce como 911ST, de ahí el nombre.

El enemigo a vencer para lograr esta obra de arte era el peso. La firma llevó décadas de experiencia en la competición a la práctica para crear el 911 de la presente generación más liviano: solo 1,380 kg, que en la actualidad es nada para un auto de este desempeño, seguridad y equipamiento. Hablando de desempeño, basta decir que detrás del eje posterior del 911 S/T se encuentra el fabuloso seis cilindros bóxer (en disposición horizontal y opuesta) de cuatro litros de cilindrada.

Poderoso y veloz

Este entrega 525 bhp a través de una transmisión manual de siete cambios acoplada a un nuevo sistema de embrague que permite al motor ganar revoluciones por minuto más rápidamente. Así que la respuesta al acelerador es instantánea, logrando todo ese poder.


Criatura tecnológica. Fibra de carbón en salpicaderas delanteras, puertas, cofre y toldo. La batería es de iones de litio, los cristales más delgados y los rines de magnesio.

La pérdida de peso incluye el reemplazo del acero por paneles de CFRP (Carbon Fiber Reinforced Plastic), mejor conocida como fibra de carbón, en salpicaderas delanteras, puertas, cofre y toldo. La batería es de iones de litio, los cristales más delgados y los rines están hechos de magnesio. En total el 911 S/T es 40 kg más liviano que un GT3 Touring de serie.

Edición limitada

La suspensión frontal es de doble horquilla –derivada del GT3– y la posterior multibrazo sin el sistema direccional. Todos los sistemas de control y amortiguación tienen una calibración específica. Opcionalmente está el pack Heritage Design, decoración que rememora al 911S de finales de los 60 y principios de los 70. Tan solo habrá 1,963 ejemplares del 911 más puro hasta hoy.

Un crono de cumpleaños

La firma Porsche Design la creó Ferdinand Alexander Porsche, el mismo que diseñó el inconfundible perfil original del 911. En 1970 y ya como cabeza de Porsche Design, F.A. Porsche diseñó el primer reloj cronógrafo con acabado negro en la historia, el Chronograph 1. Para este aniversario, se creó el Porsche Design Chronograph 1 – 911 S/T, que hace homenaje al 911ST 2.4 de 1970. La pieza, al igual que el auto, estará limitada también a 1,963 ejemplares y será producido a mano en la manufactura de Porsche Design Tiempieces en Solothurn, Suiza. Un reloj exclusivo para los poseedores de un 911 S/T.

Carlos Matamoros

Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

Artículo anterior

Geneva Watch Days se consolida

Siguiente artículo

El Royal Oak se desnuda con Matthew Williams (diseñador de Givenchy)

Notas relacionadas
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share