Pre Baselworld 2016: Misión extrema con Breitling Avenger Bandit

Con su caja de titanio de 45 mm, su look gris “furtivo”, su brazalete de caucho Military y su movimiento mecánico de altas prestaciones, el nuevo Avenger Bandit encarna más que nunca el mundo de la hazaña y de las misiones más extremas.

HD_Breitling_AvengerBandit_3

Cubierta de vuelo de un portaviones. Ballet incesante y perfectamente orquestado de los aviones despegando y aterrizando. Ritmo alterno de las catapultas y los cables de frenado en medio de las nubes de vapor. Concentración de los hombres en pleno reto. En el mundo de Breitling, el Avenger refleja toda la potencia de las “ciudadelas del mar” y de su universo high tech dedicado a la excelencia. El nuevo Avenger Bandit confirma esta vocación. La caja ultra robusta y ligera de titanio, el metal predilecto de la aeronáutica, está realzado con refuerzos laterales de protección; sus acabados satinados impiden cualquier reflejo indeseable durante la acción.

HD_Breitling_AvengerBandit_4

La esfera es de color gris, con contadores tono sobre tono grabados con un fino relieve en forma de espiral. Va provista de potentes cifras resaltadas tipo aeronáutico, con revestimiento luminiscente que ofrece una excelente visibilidad –al igual que el grueso cristal de zafiro antirreflejos por ambas caras. El bisel giratorio unidireccional, igualmente adornado con cifras resaltadas grabadas, se distingue por sus cuatro índices móviles (una de las señas de identidad de Breitling) que permiten memorizar tiempos.

HD_Breitling_AvengerBandit_SMALL

El relieve antideslizante de la corona atornillada y de los pulsadores de cronógrafo garantizan un fácil manejo incluso con guantes. El fondo de titanio va adornado con una escala de conversión de las principales unidades. El nuevo reloj Avenger Bandit va provisto de un brazalete novedoso que combina un perfil de caucho cuidadosamente estudiado por el lado de la muñeca y un exterior de fibra textil high tech Military de color antracita, todo ello completado con un cierre desplegable de titanio.

 

El resultado es una resistencia a toda prueba. Es sumergible 300 metros. El guardatiempo tiene movimiento cronógrafo automático Breitling Calibre 13 con certificado COSC, 28,800 alt/h y 25 rubíes.

 

Artículo anterior

Vacheron Constantin rinde culto al viaje en la exposición Elegance in Motion

Siguiente artículo

El tic tac de Hermès palpita en El Palacio de Hierro Polanco

Notas relacionadas
Leer más

Tic tac para el día de las madres

20 relojes para sorprender a las mamás. Complicados, florales, con piedras preciosas, icónicos, sport chics y sustentables...

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share