Romvlvs 44 Tourbillon, el ilusionista sport-chic

Romvlvs 44 Tourbillon, el ilusionista sport-chic. Es una pieza única en caja de titanio y movimiento esqueletado con tourbillon volante.

Es un nuevo Corum en caja de titano y aspecto deportivo con bisel de caucho donde lucen los números romanos en color azul. Pero la concepción de este Romvlvs Tourbillon es más compleja. Un tourbillon volante que parece flotar en una transparencia más sofisticada. Corum Romvlvs 44 Tourbillon es un ilusionista sport-chic.

Es una pieza única y recuerda a cierto sabor relojero como el de aquel Corum Golden Bridge que revolucionaba la construcción de los movimientos y de las cajas. Bella transparencia para disfrutar de mecánica haute horlogerie. El Romvlvs 44 Tourbillon capta la atención directamente al centro de su corazón mecánico. El calibre destaca completamente a la vista por su fina arquitectura. Reduce al mínimo los puntos de anclaje del movimiento y emplea discos de zafiros para sujetar su escultórica definición. En el juego de formas se aprecia el tourbillon volante a las 6 horas con el logo de Corum.

Un bello error

La historia del Romvlvs es cuanto menos anecdótica. Un bello error que tuvo lugar en 1966. Fue el primer el reloj que nació con una esfera sin índices gracias al olvido de los maestros relojeros de Corum. En su lugar, las horas ya grabadas en el bisel forjaron su identidad desde entonces. Este nuevo Romvlvs 44 Tourbillon monta el calibre de carga manual CO 374 con 90 horas de reserva de marcha. Un tourbillon volante con lectura central de horas y minutos a 3 Hz.

La caja de titanio 44 mm es estanca a 30 metros. La pieza viste correa de caucho. Un ilusionista sport-chic que se suma a las precedentes declinaciones más preciosistas con juego de piedras preciosas. Invoquemos el espíritu de Severin Wunderman, para que la audacia y la creatividad contagien de energía a la firma una vez más. Un sello que compite con numerosas creaciones y gran legado.—Leslie López

Deja un comentario
Artículo anterior

Slim Hermès Calendario Perpetuo se renueva

Siguiente artículo

Nuevos tiempos para el icono de Roger Dubuis

Notas relacionadas
Leer más

El tourbillon de alessandro michele

Gucci 25H debuta en alta relojería. El primer calibre in house para la firma fabricado por Kering. Y el diseño de su mente creativa.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share