fbpx

Nuevos tiempos para el icono de Roger Dubuis

Hay modelos que marcan la trayectoria de una firma de un modo inexorable. En el caso de Roger Dubuis, ese reloj ha sido el Excalibur Double Flying Tourbillon desde su presentación en la edición 2009 del SIHH. Aquel fue un salón crucial en la historia de la marca al ser la primera vez que acudía a la cita ginebrina ya integrada dentro de Richemont. Sin contar ya entre sus filas con su fundador, el empresario portugués Carlos Dias, Roger Dubuis se aventuraba en una inédita etapa creativa y encontró en este reloj la base sobre la que asentar su nuevo proyecto.

El Excalibur Double Flying Tourbillon lo tenía todo para triunfar: un diseño moderno y una mecánica tan arriesgada como respetuosa con la tradición relojería. Y triunfó: en los siguientes años, el Excalibur Double Flying Tourbillon llegó a convertirse en el reloj que más facturaba de toda la producción de Roger Dubuis. Con estos resultados, no es raro que en la manufactura le presten una atención especial. 

Poderoso en la muñeca

Doce años después de su lanzamiento, el Excalibur Double Flying Tourbillon renueva su imagen con un cambio que afecta a todos los aspectos del reloj. Son modificaciones sutiles, poco evidentes a simple vista, pero que logran actualizar y mejorar la estética de uno de los movimientos más icónicos del siglo XXI. La caja mantiene su diámetro de 45 milímetros. Siempre ha sido un reloj grande y a los responsables de la manufactura les gusta que siga siéndolo. Este deseo no ha impedido que la caja sea ahora un poco más delgada, detalle que se agradece.

También se han armonizado las curvas de un modo más natural. Lo vemos sobre todo en la perfecta integración de la pulsera en las asas de la caja. Esta se ha fabricado en cuero Barenia. No es un material muy habitual en la alta relojería, más inclinada al cocodrilo, pero demuestra ser perfecta a la hora de combinar grosor con comodidad. Es, sin duda, uno de los grandes aciertos del reloj. 

Inmersión en el movimiento

Los cambios también afectan al movimiento, asignado con la referencia RD108SQ y que cambia prácticamente todos los componentes. Eso sí, se mantiene la estructura original del RD01SQ. Este calibre fue uno de los primeros del mercado en romper con la tradición de los tradicionales esqueletos y proponer una arquitectura original. En este caso fue una jaula en forma de estrella, tal como se mantiene en la actualidad.

La novedad del nuevo movimiento es una construcción en capas que mejora el efecto de profundidad. También contribuyen a esta sensación visual la alternancia de diferentes acabados de las superficies. Una mezcla de satinados, arenados y pulidos donde el reflejo de la luz juega un papel esencial a la hora de observar las interioridades del mecanismo. Por supuesto, se mantiene el dispositivo de doble tourbillon, controlado mediante un diferencial visible a través del fondo de la caja. Más claro y contemporáneo, el RD108SQ mantiene los criterios estéticos del Poinçon de Genève. Es de carga manual y su reserva de marcha alcanza las 72 horas

Edición realmente limitada

Roger Dubuis ha presentado su nuevo Excalibur Double Flying Tourbillon en tres versiones diferentes. Todas ellas están limitadas a ocho unidades. La versión en oro rosa tiene un precio de 273,500 USD. Sube a 280,500 USD en la versión en oro blanco y llega hasta los 605,500 USD en el modelo de oro rosa con engaste de diamantes baguette. Todos los precios indicados son antes de impuestos. 

No Comments Yet

Comments are closed