Nuevo dios del abismo

Más rudo que Ploprof y no menos refinado que el Seamaster 300. Ultra Deep nace con cuatro innovaciones pendientes de patentes y marca récord de profundidad.

Más rudo que Ploprof y no menos refinado que el Seamaster 300. Junto a una interesante versión en titanio, llega una nueva aleación de acero O-MEGASTEEL, calibre Co-Axial con certificación Master Chronometer, con hermeticidad a 6,000 metros y detalles muy valiosos como agujas, índices y números en oro blanco. Nace la nueva colección Omega Seamaster Planet Ocean Ultra Deep con cuatro innovaciones pendientes de patentes. Si con sus 45,5 mm de diámetro por 18,12 mm de grosor se siente cómodo en la muñeca —habrá que probarlo—, no sólo hay que felicitar a Omega, sino también darle un par de besos a su CEO Raynald Aeschlimann. Omega tiene un nuevo dios del abismo.

Récord de profundidad

La historia del nuevo Ultra Deep nace a partir de un desafío. El nuevo récord de profundidad quedó marcado por el explorador Victor Vescovo con su robot submarino en abril de 2019. Realizó una misión en la Fosa de las Marianas (Océano Pacífico) y utilizó tres prototipos Ultra Deep que había desarrollado Omega con caja de titanio grado 5 con asas “manta” (más recortadas) y un cristal de zafiro cónico inspirado en los soportes de los visores de los submarinos.
La profundidad, registrada originalmente como 10,925 metros (35,843 pies), se actualizó más tarde a 10,935 metros (35,876 pies) —la mayor a la que se ha sumergido un ser humano y un reloj también—. Dos relojes unidos al brazo robótico y un tercero, unido al módulo de recogida de datos, realizaron la inmersión completa de 12 horas sin sufrir daños ni ningún problema y regresaron a la superficie completamente intactos.

Siete modelos Ultra Deep

Robusto y compacto. De aquel prototipo nace esta nueva colección Seamaster Planet Ocean Ultra Deep. La firma anuncia siete modelos para este año. Más fiel por su caja asimétrica y el material usado en los prototipos de la exploración del 2019, hay una pieza en titanio y bisel de cerámica con escala de inmersión Liquidmetal™ y uso también de la Super-LumiNova. Su esfera negra de titanio ceramizado luce un efecto azul degradado. Viste correa NATO de material reciclado de las redes de pesca.
Sin embargo, Omega anuncia una nueva aleación de acero llamada O-MEGASTEEL para esta colección. Otra innovación más de la firma en materiales. Un acero, según la casa, de mayor resistencia, con un color más claro y brillante y también de mayor resistencia a la corrosión. Estas piezas utilizan bisel de cerámica y Super-LumiNova sin la aplicación del Liquidmetal™.

Colores y correas


Las diversas opciones incluyen esferas blancas o con efecto degradado, que pasan de gris a negro o de azul a negro, e incluyen un acabado brillante, así como agujas e índices de oro blanco. Cuentan con un nuevo protector para la corona que Omega ha diseñado e integrado muy bien en la carrura casi disimuladamente, no visto antes en sus relojes de buceo. Y el brazalate está realizado igualmente en O-MEGASTEEL y presentan otro novedoso cierre tipo cremallera para su extensión —disponibles con correa de caucho—.
Cada modelo está equipado con un fondo de caja de titanio con un logotipo Sonar grabado con láser donde aparece el hipocampo reconocible de Omega en el centro, así como la inscripción “Diver’s watch 6000 m for saturation diving”. Las piezas de la nueva colección fueron probadas en la Fosa de las Marianas el pasado año hasta una profundidad de 6,296 metros. Vienen certificados por la norma ISO 6425 que regula todos los relojes de inmersión con saturación que, en este caso, también ha homologado por primera vez el organismo suizo METAS.

Calibre Co-Axial Master Chronometer 8912

No podía faltar la última tecnología de los movimientos de la firma. El calibre Co-Axial Master Chronometer 8912 lo hemos visto tanto en el Ploprof como, por ejemplo, en el Seamaster 300 Bronze Gold que la firma lanzó el pasado año. Entre otros detalles técnicos, la carga automática bidireccional, su espiral de silicio y dos barriletes montados en serie. Omega ha rodiado rotor y puentes, los ha decorado con Côtes de Genève y dio un toque de color ennegrecido a tornillos, barriletes y la rueda del volante. El mar es sinónimo de belleza. “Paso de gigante” para esta nueva inmersión con el Seamaster Planet Ocean Ultra Deep. Los precios oscilan entre 11,200 y 12,300 dólares.

Artículo anterior

Inicia cuenta atrás rumbo a Watches & Wonders

Siguiente artículo

Puede ser el año de TAG Heuer. Y Carole Kasapi tiene la culpa de ello

Notas relacionadas
Leer más

Chopard Alpine Eagle: verde con causa

Los matices importan mucho. Al azul Aletsch, gris Bernina o negro Absolu, se suma el “verde pino”. Y las acciones de la Fundación Alpine Eagle ya cuentan.
Leer más

Sensibilidad metálica

El brazalete del Big Bag Integrated King Gold de Hublot es ya un must de la relojería. Sensualidad y emociones a flor de piel.
Leer más

Libertad de colores

Versatilidad extrema con el Big Bang One Click de Hublot. Posibilidades infinitas para un corazón que late con calibre automático y se embellece con diamantes.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
1
Share