chronoswiss

SIHH 2017: HM7 Aquapod, la medusa mecánica de MB&F

El reloj medusa que acaba de lanzar MB&F en Ginebra sigue generando la sorpresa que despiertan todas sus creaciones. Tras haber desafiado los límites de la relojería en el espacio (HM2, HM3 y HM6), en el aire (HM4) y en la carretera y los circuitos de carreras (HM5, HMX y HM8), ahora se sumerge en las profundidades con la Horological Machine Nº 7, alias HM7 Aquapod. Pero, ojo, aunque su inspiración es de una criatura marina, su función no es diver, aunque se puede sumergir en agua.

MB&F-post1Esta vez, el diseño orgánico de la HM7 Aquapod, inspirado en las medusas, contrasta con la naturaleza mecánica del interior, que alberga un movimiento de estructura vertical y concéntrica, coronado por un tourbillon volante central del que parecen irradiar las indicaciones como ondas en un estanque.

MB&F-post2Esta nueva máquina se ha concebido como una medusa de relojería, de ahí que la estructura de su motor sea biomórfica. La correlación entre las medusas y la forma de concebir el mecanismo es asombrosa: las medusas poseen simetría radial y Aquapod también. Las medusas obtienen energía a partir de las presas que capturan con sus tentáculos; HM7 lo hace a partir un rotor de cuerda automática con forma de tentáculos.

MB&F-post3El sistema nervioso de las medusas consta de un anillo de neuronas con simetría radial; Aquapod posee discos dispuestos radialmente para indicar las horas y los minutos. La campana o sombrilla típica de las medusas, HM7 Aquapod la sustituye por un tourbillon volante que regula la energía producida por el rotor y la transforma en indicaciones horarias.

https://www.youtube.com/watch?v=SPBLe_eEj9o

Los tentáculos del rotor se fabrican a partir de un bloque macizo de titanio. El mecanizado y acabado de esta pieza reviste una gran dificultad, debido a su diseño tridimensional. Debajo de los tentáculos, una masa de platino garantiza la eficacia del mecanismo de cuerda.

MB&F-post5La Horological Machine Nº 7 no es un reloj de buceo, pero se desenvuelve perfectamente en el agua. Por ello ha dotado al reloj de un bisel giratorio unidireccional. Al contrario de lo que ocurre en los relojes de buceo, en Aquapod el bisel no va fijo a la caja, sino que flota como una boya salvavidas.

El motor de la HM7 es automático, consta de 303 componentes y proporciona 72 horas de reserva de marcha. Esférico y tridimensional, todos sus mecanismos, desde el rotor de titanio y platino al tourbillon volante, pasando por el barrilete y los indicadores de las horas y los minutos, giran concéntricos sobre un eje central.

MB&F-post10Las horas y los minutos se indican mediante dos discos esféricos de aluminio y titanio, que descansan sobre un rodamiento de bolas de cerámica de gran tamaño diseñado para la ocasión. Los números y los índices están pintados a mano con Super-LumiNova, lo que los hace perfectamente visibles de noche. Se pintan a mano dada la imposibilidad de imprimir correctamente en superficies curvas tan complejas.

MB&F-post8Por tanto, como muchas medusas, la HM7 brilla en la oscuridad. Y brillan las cifras de horas y minutos y el interior del movimiento, para iluminar el tourbillon volante por la noche, y el rotor tentacular, para disfrutar de su función en la oscuridad.

La caja de la HM7 Aquapod mide 53,8 mm x 21,3 mm y es una especie de sándwich tridimensional formado por dos hemisferios de cristal de zafiro ajustados sobre una base metálica. Entre la caja y el bisel, encontramos dos coronas: una a la izquierda, para dar cuerda al movimiento en caso necesario, y otra a la derecha, para ajustar la hora. Debido a su gran tamaño y su diseño ergonómico, resultan fáciles de manejar, incluso con los dedos mojados.

MB&F-post12Para fabricar el llamativo bisel cerámico, es necesario grabar los números y los índices con láser, rellenar los huecos con titanio metalizado y, por último, pulirlo todo para lograr un brillo intenso. La correa, fabricada en caucho fluorado FKM 70 Shore A, material apto para uso aeronáutico, con hebilla desplegable del mismo material que la caja.

Hay dos versiones: 33 piezas de titanio de grado 5 y bisel azul, y otra con 66 piezas de oro rojo de 18 k 5N+ y bisel negro.

 

 

Artículo anterior

SIHH 2017: La danza orbital de Hybris Artistica de Jaeger-LeCoultre

Siguiente artículo

SIHH 2017: Piaget celebra 60 años del Altiplano con la primera versión con tourbillon

Notas relacionadas
Leer más

“Voy adonde haga falta”

Una entrevista Con Audrey Raffy, nombrada vicepresidente de Bovet 1822. La nueva generación familiar de la firma independiente del castillo de Môtiers
Leer más

Puebla “Attack Mode”

El joven Pascal Wehrlein, del TAG Heuer Porsche Formula E Team, ganó el e-Prix de Puebla de la Formula E, pero fue descalificado.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share