SIHH 2017: La danza orbital de Hybris Artistica de Jaeger-LeCoultre

La colección Hybris Artistica encarna el espíritu de inventiva tan preciado por Jaeger-LeCoultre desde su creación y añade a su palmarés excepcional dos interpretaciones totalmente inéditas. El Hybris Artistica Mystérieuse, que eleva el arte relojero a su más alto grado de expresión, esá compuesto por tres modelos únicos para mujer y un modelo para hombre en producción limitada a cinco unidades.

Estas piezas de excepción comparten un mismo secreto: indicar las horas y los minutos con una precisión inaudita y excepcional… y sin agujas. Siguiendo la danza del tourbillon volante orbital suspendido en la esfera, el tiempo misterioso encuentra su maestro. La posición del tourbillon sobre la esfera da la hora, mientras que el disco del realce traduce el paso de los minutos.

En el corazón de estos relojes palpita el nuevo Calibre Jaeger-LeCoultre 941, íntegramente in house. Este movimiento a medida pone en escena un nuevo tourbillon volante orbital, una nueva masa oscilante y una nueva jaula de forma original.

JLC4En la versión masculina,  la esfera arquitectónica y el diseño de inspiración gótica, cautiva por la carátula de aventurina azul, sobre la cual reposa un encaje de nácar esqueletado, su tourbillon volante y su jaula en forma de ojiva, su caja de oro rosa, sus asas atornilladas, su movimiento decorado a mano

Este cuadro geométrico de proporciones perfectas se amplifica desde el tourbillon volante –que se abre sobre la esfera, cuyo fondo está decorado con guilloché a mano– hasta el realce con índices afirmados. Alrededor de esta decoración se despliega una caja de oro rosa de 42 milímetros. Gracias a la ausencia de agujas, la esfera se ha podido alzar de unos milímetros, lo que permite desvelar el trabajo de orfebre que le ha dado vida. La aventurina, una piedra semipreciosa constelada de escarcha, le da al reloj una increíble profundidad. Sinónimo de refinamiento, destella con todo su fulgor sobre las asas, la banda de la carrura y la masa oscilante.

JLC2En estas ediciones especales el tourbillon volante orbital añade una nuevo logro a sus prestaciones mecánicas. Dotado de una caja en forma de ojiva contundente, se sujeta sobre sí mismo sin necesidad de puente. Su posición sobre la esfera indica la hora, mientras que una flecha discreta indica los minutos sobre el realce.

Pero la esfera no es el único elemento esqueletado. La masa oscilante también es esqueletada. Realizada a mano, el esqueletado requiere a un grabador experto que esqueleta uno tras otros los componentes del movimiento para retirar la mayor cantidad posible de metal sin perturbar su funcionamiento. Al cabo de numerosas operaciones delicadas (recortar, limar, achaflanar, pulir, cincelar, ensamblar), el movimiento se transforma en un bordado con motivos cautivadores.

El idilio de Jaeger-LeCoultre y el tiempo “misterioso” es sostenido. En su patrimonio hay numerosas piezas “misteriosas”, la mayoría femeninas, que disimulan su delicada esfera bajo un suntuoso abrigo de piedras preciosas. En este sentido, la versión femenina del nuevo Hybris Artistica lo demuestra: las hojas de hiedra recubiertas de diamantes que ornamentan su caja y su esfera convierten el Hybris Artistica Mystérieuse en una maravilla desde la primera mirada.

JLC1Vestida de blanco, azul o rojo, esta edición limitada de tres unidades da a Jaeger-LeCoultre son versiones esqueletadas con el engaste nieve y decoración nacarada. Su esfera de madreperla está cubierta de hojas de oro con gemas engarzadas. Las indicaciones de los minutos se revelan mediante zafiros o rubíes. El engaste nieve es la técnica que permite al artesano la libertad de escoger el tamaño y el lugar de los diamantes, que poseen diámetros distintos, para yuxtaponerlos después unos contra otros y cubrir íntegramente el metal, produciendo un brillo excepcional y la impresión de un manto de nieve.

 

Artículo anterior

SIHH 2017: A. Lange & Söhne añade calendario perpetuo a su colección Pour le Merité

Siguiente artículo

SIHH 2017: HM7 Aquapod, la medusa mecánica de MB&F

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share