TAG Heuer Aquaracer 300 M Cerámica aumenta de tamaño

Corría 1892 cuando Edouard Heuer registró una patente muy particular, la primera caja estanca en reloj de bolsillo. Desde entonces, el Aquaracer (colección creada por TAG Heuer en 2003) no ha cesado de evolucionar para convertirse en un reloj diseñado para el submarinismo, el mundo del mar y los escenarios con condiciones extremas en general.

TAG-post6

Se trata de un con códigos genéticos consolidados: es robusto, hermético hasta 300 metros, con un bisel dodecagonal con 12 facetas, giratorio y unidireccional de cerámica con seis almenas, corona a rosca, amplios marcadores luminiscentes en los índices y en las agujas para una mejor visibilidad y fondo a rosca con una escafandra grabada.

TAG-post2

 

En la edición de 2016, el Aquaracer 300 M Cerámica amplía sus proporciones con una caja más grande de 43 mm (antes era de 41 mm). El bisel de cerámica se ha rediseñado para conferirle un aspecto con más clase con los números grabados y lacados en plata. También encontramos la lupa (reintroducida el año pasado) en la ventanilla de fecha. En el interior se aloja el movimiento automático Calibre 5, preciso y fiable.

TAG-post5

Hay dos versiones: una con esfera negra, bisel de cerámica negra y brazalete de acero y otra con carátula azul, bisel de cerámica azul y brazalete de acero.

TAG-post3

La esfera está llena de detalles. En negra o azul, resaltan los índices facetados pulidos aplicados a mano con referencias luminiscentes verdes y azules. Las agujas de horas y minutos son también facetadas, pulidas y con toques luminiscentes verdes y azules. La manecilla del segundo está pulida con punta coloreada con SuperLuminovaTM. El logotipo TAG Heuer y Aquaracer están grabados a las 12 horas, igual que el Calibre 5- Automatic a las 6 horas. El brazalete consta de tres hileras de acero pulido y satinado con hebilla desplegable de acero pulido. Tiene botones pulsadores de seguridad y extensión para buceo.

 

 

Artículo anterior

Phillips subasta cronógrafos legendarios de acero

Siguiente artículo

Una serpiente hipnotiza en Montblanc Villeret Tourbillon Bi-Cylindrique 110 Years Anniversary

Notas relacionadas
Vender Relojes con estilo Silas Walton 2
Leer más

El arte de vender relojes ANTIGUOS con estilo

La firma londinense A Collected Man se ha especializado en los grandes maestros independientes. Una de las claves de su éxito es su exquisita selección de piezas exclusivas.
Leer más

Baño fresco de alegría

Baume & Mercier presenta la quinta generación de su Riviera. Tres referencias y apuesta por su calibre in house Baumatic.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share