fbpx

Trío de ases a subasta

El 2020 se despide en el piso de remates con un espectáculo sin precedentes. Phillips logra reunir en un mismo escenario a un trío de ases legendario. El actor de Hollywood, el piloto de carreras e intérprete de Le Mans y al mismísimo Rambo (Sylvester Stallone). Nada más atractivo para los coleccionistas de relojes que provienen de personalidades que admiran. El martillo lo empuñará Phillips el próximo 12 de diciembre durante el remate Racing  Pulse en Nueva York.

Paul Newman le dio el reloj a su hija Clea en 2008.
Otro tesoro de Paul

Además del guardatiempo del actor que se subastó en 2017 por 17.75 millones de dólares, los aficionados esperaban con ansias este nuevo ejemplar de Paul Newman. Se trata de la referencia 6263 Cosmograph Daytona ‘Big Red. Este reloj se lo dio a Newman su esposa Joanne Woodward en 1983 como regalo de su 25 aniversario de bodas. El fondo de la caja está grabado “Drive Slow / Joanne”.  Su hija Clea Newman lo cuenta en la carta firmada que acompaña al reloj:

Llevaba el reloj casi todos los días hasta que me lo dio. Fue fotografiado con él en numerosas ocasiones, al igual que yo. Ha sido mi tesoro durante casi 13 años. Para mí, este reloj muestra la tolerancia de mi madre hacia su continua pasión por las carreras y refleja el amor perdurable entre ellos, que permaneció durante otros 25 años hasta su fallecimiento “. 

El reloj se lo regaló la esposa de Paul Newman al actor por el 25 aniversario de bodas.

Desde que el Paul Newman Daytona se vendió por un precio récord hace poco más de tres años, la gente ha estado especulando sobre si este reloj llegaría al mercado y cuándo. Ahora, el dinero recaudado se destinará a las actividades filantrópicas de la familia. El reloj  lo ha consignado la hija de Newman, Clea, quien lo recibió de su padre en 2008, poco antes de su muerte. 

A lo largo de su vida, Newman usó varias generaciones de Daytona. No solo hizo famoso el modelo, sino que también impulsó el crecimiento del furor por coleccionar relojes de pulsera a partir de la década de 1980. La estimación para este reloj es de “más de un millón de dólares”.  Una cifra parecida a la que Phillips dio para la pieza que superó los 17 mdd. Seguramente sobrepasará el millón, pero no se alzará con un récord como en 2017. 

Steve McQueen con el último Heuer Monaco disponible ahora en la subasta.
El último de ‘Le Mans’

El otro reloj con muchos postores es uno de los seis ejemplares Heuer Monaco utilizados en  el rodaje de Le Mans en 1971. De los seis relojes que se usaron en  la filmación, cuatro fueron guardados por el maestro de utilería y dos por el propio McQueen. El reloj que se subasta en diciembre es uno de esos dos últimos y fue entregado por McQueen como regalo a Haig Alltounian, su mecánico y mecánico jefe de la película.

Steve McQueen se lo regaló a su mecánico personal Haig Alltounian, también mecánico jefe de la película Le Mans.

Está grabado en la parte posterior. Dice “TO HAIG / LE MANS 1970”. En el documental de 2015 Steve McQueen: The Man & Le Mans, Alltounian dijo que cuando McQueen le dio el reloj, trató de no aceptarlo, solo para que le dijera que tenía que hacerlo porque ya tenía su nombre.

Llega al piso de remates directamente de su mano. Curiosamente, este es también el último de los seis Le Mans Monaco oficiales que sale a la venta. Los otros cinco ya tienen dueño. La última vez que se vendió uno en una subasta fue en 2012, y era uno de los pertenecientes al maestro de utilería, Donald B. Nunely. Se vendió por 799,500 dólares en una venta de recuerdos de Hollywood. 

Es el último ejemplar de los 5 que se usaron durante el rodaje del film Le Mans.

Los Le Mans Monaco son relojes ambicionados en los circuitos relojeros por su trascendencia histórica. Introducido en 1969, el Heuer Monaco fue uno de los primeros relojes de pulsera con cronógrafo automático del mundo, con el Calibre 11, alojado en la primera caja hermética del mundo con forma cuadrada.

Hoy, la referencia 1133 de Monaco es un icono entre los aficionados a los cronógrafos. Diseñado por Jack Heuer, el reloj recibió su nombre de la famosa pista de carreras de Fórmula Uno y fue elegido por Steve McQueen como su cronógrafo preferido cuando comenzó la filmación en Le Mans en 1970. Aunque Phillips no tiene un precio de salida, los expertos vaticinan que superará el millón de dólares. 

Stallone con el Richard Mille Automatic Winding Flyback Chronograph Diver RM 032 A TI con el que salió en la película The Expendables III.
El mejor aliado de Rambo

Es una leyenda del cine, un tipo rudo y también un coleccionista de relojes. Como uno de los rostros más reconocidos del cine, la carrera de Sylvester Stallone ha incluido nominaciones al Oscar por actuación y por guion (escribió el guion de Rocky y fue nominado en 1976, lo que lo convierte en uno de los tres únicos actores nominados a los Oscar por actuación y guion).

Pero uno de sus papeles más desconocidos es el de coleccionista de guardatiempos. Entre ellos están los cinco que se subastarán en Nueva York (uno de Panerai y cuatro de Richard Mille).

Destaca el Panerai Luminor que usó en la película Daylight en 1996, el modelo “Pre-Vendome” 5218-201A que se convirtió en centro de atención mundial tras el éxito del film. Stallone lo usó en todas las escenas de Daylight. De hecho, este guardatiempo de 1993, con caja de acero,  de 44 mm y correa de tiburón ha permanecido con él desde entonces. 

Según Phillips es el modelo más codiciado de la firma florentina. Paul Boutros, jefe de Relojes de Phillips EU asegura que “es reconocido que Stallone lanzó a la popularidad a Panerai en el mundo con este reloj Panerai Luminor”. Se estima que se venderá hasta por 80,000  dólares.

Otro ejemplar es el Richard Mille Yohan Blake ‘Beast’ RM 59-01 AN CA. Un reloj de edición limitada de 2013 en honor al velocista olímpico Yohan Blake. La caja tonneau de 42 mm incluye un material de nanotubos de carbono inyectados y titanio para reducir el peso.  Precio entre 300,000 y 600,000 dólares.

El actor también subasta un Richard Mille Automatic Winding Flyback Chronograph Diver RM032 AL TI de The Expendables III. Un cronógrafo de buceo XL de titanio de 50 mm con guiños al mundo militar. El reloj apareció en la película The Expendables III.  Puede alcanzar 120,000 dólares.

Integra su colección también un Richard Mille RM51-01 AN CA-TZP con caja de nanotubos de carbono y cerámica TZP y una calavera en la esfera que  puede venderse por 700,000 dólares. 

Otra de las piezas que se someterán al mejor postor es su Richard Mille Chronograph Adventure RM20-01 C, una colaboración entre Sylvester Stallone y Richard Mille que surgió de la pregunta: “¿Qué reloj usaría Rambo?”. Esta pieza numerada 3 de 20 es de carbono y titanio , mide 51 mm y tiene tourbillon, cronógrafo, brújula y un compartimento secreto para guardar tabletas de purificación de agua, necesarias para sobrevivir en terreno inhóspito. 

No Comments Yet

Comments are closed