fbpx

El búnker del legado relojero

Didier Cretin, parte del equipo creativo de Greubel Forsey desde hace muchos años, inauguró en 2016 la serie Signature, en la que un relojero elegido por su talento y originalidad crea su propio guardatiempo respetando los códigos del universo de Greubel Forsey y lo firma junto a Robert Greubel y Stephen Forsey. Este modelo Signature 1 es de oro gris con subesfera blanca para horas y minutos y segundos descentrados en mini esfera blanca.

En esta ocasión, Didier Cretin diseñó un guardatiempo de tres agujas y cuerda manual que, en lugar de tourbillon, cuenta con un volante diseñado exclusivamente por Greubel Forsey. En esta versión de oro gris, la sobria esfera descentrada blanca contrasta con el contenido mecánico. La mirada se detiene primero en la esfera, particularmente minimalista y plana, antes de sumergirse en un abismo arquitectónico de entramados metálicos. Se trata sin duda de una creación compleja, pero dotada de una gran sobriedad. En el fondo del guardatiempo figura un número individual grabado a mano.

Este proyecto, cuya ambición es convertirse en un escaparate del talento relojero, remite al proyecto “El guardatiempo – Nacimiento de un reloj”, concebido para archivar conocimientos y técnicas que se encuentran al borde de la desaparición. El protocolo Signature pretende convertirse en la prolongación de este deseo de transmitir a las generaciones futuras una concepción única de la alta relojería, consistente en guardatiempos hechos por expertos visionarios dotados de una técnica y un saber hacer de excelencia que preserve los oficios relojeros centenarios.

Es una edición limitada de 11 ejemplares del Signature 1 de oro gris.

Ficha técnica:

Movimiento manual, 190 componentes, 21 rubíes, reserva de marcha de 54 horas, sistema de volante de inercia variable de Greubel Forsey y 18,800 alt/h.

Esfera: Semiesqueletada, 41.40 mm, oro gris, subesferas blancas, fondo transparente.

 

 

 

No Comments Yet

Comments are closed