fbpx

«La industria debe llegar a millennials, amantes del arte y apasionados de la moda»

El sector relojero ha valorado de manera positiva la reacción de la Fondation Haute Horlogerie a la hora de afrontar la cancelación de la esperada cita de abril de Watches & Wonders. Fabienne Lupo, su presidenta y directora, nos comenta en esta entrevista la aceptación obtenida con la plataforma digital y el futuro que se le presenta a un evento que el año que viene tendrá a Ginebra como gran centro de la relojería mundial.

Antes de nada, felicidades por su rápida capacidad de reacción a la hora de lanzar la edición digital de Watches & Wonders. Hicieron un trabajo increíble en un momento tan crítico. ¿Cómo ha sido la respuesta de las marcas sobre este nuevo formato?

¡Muchas gracias por sus felicitaciones! Debo decir que todo el equipo de la Fondation Haute Horlogerie (FHH en sus siglas en francés) hizo una labor increíble en muy poco tiempo. Estoy muy orgullosa del trabajo realizado y el resultado habla por sí solo. Las firmas estaban muy contentas de participar en la plataforma si tenemos en cuenta la situación mundial. Todos esperaban una reacción de nuestro lado y cuando intentamos dar servicio a las casas encontramos que la plataforma era un medio idóneo para presentar sus novedades. Todos se involucraron ​​en entregar su contenido a tiempo. Por lo que he escuchado hasta ahora, los directivos están encantados con la plataforma, no solo con el aspecto, los mensajes y el contenido, sino también con toda la iniciativa.

¿Cuál ha sido la respuesta de los aficionados? ¿Tienes algún dato que puedas darnos?

Todos los comentarios han sido positivos. Están los aficionados a los relojes, por supuesto, pero también el público en general que nos escribe desde todo el mundo para felicitarnos. Las cifras desde el lanzamiento el 25 de abril han sido realmente buenas. Recibimos a más de 52,000 visitantes únicos de 169 países y se han grabado 82,000 sesiones.

También hemos revisado el Media Center para la prensa especializada y hay que reconocer la cantidad de información proporcionada. ¿Por qué no todas las empresas participaron en Watches & Wonders?

Intentamos diseñar un Media Center fácil de usar para que todos los participantes pudieran subir sus contenidos fácilmente. Desafortunadamente, no todos tuvieron tiempo suficiente para proporcionarnos el material correspondiente. Hay que tener en cuenta que han sido muchas las firmas que cerraron sus oficinas a principios de marzo a causa de la crisis de la COVID-19 y, por lo tanto, no les dio tiempo tenerlo preparado para el 25 de abril. Pero el espacio sigue abierto. De hecho, hace poco se incorporaron a la plataforma las novedades de Arnold & Son y Parmigiani.

Suponemos que ya estarán trabajando en la edición 2021. ¿Cambiarán algo de la edición que tenían prevista para 2020? ¡Ahora tienen más tiempo para trabajar en ella!

Obviamente habrá cosas que modificarán aspectos después de la crisis COVID-19, pero estamos muy expectantes ante el nuevo capítulo que comienza con la llegada de Rolex, Patek Philippe, Chanel, Chopard y Tudor a Ginebra. Todo será diferente y excitante tanto para el FHH como para la ciudad.

En una entrevista a Europa Star, ya comentó los nuevos elementos que incorporaría Watches & Wonders en. Ha nombrado, por ejemplo, la incorporación del programa In The City, así como las actividades Live, Keynote y LAB. Usted comentó que la industria relojera necesitaba “bajar de su torre de marfil”. ¿Cómo puede combinarse esta visión más moderna y participativa de feria con la exclusividad que siempre ha caracterizado a la alta relojería? Si comparamos con otras ferias importantes celebradas en Suiza, ¿al final no es un problema que los relojes sean menos populares que los coches (en relación con el Geneva International Car Show) y el arte (Art Basel)?

Su pregunta es muy interesante y, de hecho, fue exactamente lo que intentamos aprovechar con nuestro el programa In the City y con la nueva plataforma digital Watches & Wonders. Realmente creo que la industria relojera necesita dirigirse a todo el mundo, y este deseo incluye también a nuevos grupos: millennials, amantes del arte, apasionados de la moda y muchos más grupos sociales. Por esta razón creamos In The City, que tuvo que ser cancelado por la crisis sanitaria. Nuestra idea era mostrar que la cultura relojera es accesible para todo el mundo. Queríamos explicar cómo se hacen, los procesos y técnicas de fabricación que se aplican, sin olvidar los métiers d’art. El modo en el que lo hemos mostrado hasta ahora tiene que cambiar, igual que nuestro mundo ha evolucionado tanto en los últimos tiempos. El propósito de la plataforma digital va en la misma dirección: abrirnos al público general y que tenga acceso tanto a las novedades de las marcas como a los mensajes que tienen que comunicar sus directivos. Creo que es una idea fantástica.

¿Qué desventajas observa en el auge de los eventos de una sola marca o grupo que han aflorado en los últimos años?

Para mí la principal es que toda la comunidad, e incluyo a los distribuidores, minoristas, miembros de la prensa, aficionados y las propias firmas, tienen que estirar tanto sus agendas que al final resulta muy complicado para todos. Si todo este empuje lo agrupas en un único sitio donde estemos todo el sector reunido, creo que la situación es más sencilla de manejar.

¿Se arrepiente de haber firmado el acuerdo con Baselworld para mover la feria a abril y que ahora sus responsables no la celebren como tenían previsto?

Esta decisión se tomó con el único deseo de apoyar a la industria y, dada la situación actual, puedo confirmar que actuamos correctamente.

¿Será la fórmula «una fecha-una ciudad» la mejor manera de garantizar el futuro de las ferias de relojes?

Ginebra es la cuna de la alta relojería y se convertirá cada vez más en un destino para los amantes de los relojes. El hecho de que Ginebra vuelva al mapa es una muy buena noticia para la industria, la ciudad y el negocio en general. Sin embargo, sigo pensando que la mejor manera de garantizar el futuro de las ferias es reinventarse constantemente y ser capaces de responder a las expectativas de los aficionados. En realidad, es algo en lo que hemos estado trabajando durante tres años y continuamos haciéndolo con la creación de nuestro ecosistema Watches & Wonders, que combina la plataforma digital con los eventos presenciales.

¿Todavía cree que abril es un buen mes para hacer Watches & Wonders?

Sí, es un mejor momento para el comercio y se consigue además acortar los plazos para los relojes lleguen a los diferentes mercados.

¿Es bueno para vosotros que las firmas rebeldes de Baselworld hayan decidido crear su propia feria junto con Watches & Wonders? ¿Significa más trabajo para la FHH?

Es una señal muy positiva para la FHH y por supuesto que significará más trabajo, pero no tenemos miedo en asumirlo, como lo hemos demostrado en las últimas semanas. Es demasiado pronto para discutir la organización futura y cómo sucederán los eventos. Por ahora solo podemos dar la bienvenida a Ginebra los principales actores de la industria. Esta es una muy buena noticia para la ciudad.

¿Qué contactos ha tenido hasta ahora con estas empresas para coordinar ambos eventos para abril de 2021?

Ya hemos tenido numerosos contactos con las cinco marcas, pero creo que aún es demasiado pronto para hablar de 2021.

¿Hay alguna posibilidad de incorporar Swatch Group en la edición 2021 de Watches & Wonders? ¿Te gustaría tenerlos?

Como dije, es demasiado pronto para este tipo de consideraciones. Pero seguro que recibimos muchas solicitudes de otras marcas del sector para participar en la edición del año que viene. Todas ellas las abordaremos y responderemos. (Texto: Andrés Moreno)

No Comments Yet

Comments are closed