fbpx

La Luna y el Sol danzan en la esfera de Ulysse Nardin

Si tuviéramos la oportunidad de viajar al espacio exterior para contemplar el Sistema Solar, se vería majestuoso y vasto: una estrella gigante, ocho planetas (nueve si rescatamos al pequeño Plutón), 175 satélites y varios millones de cuerpos celestes en tránsito. Pero la vida en la Tierra sólo está influenciada por dos de ellos: el Sol y la Luna.

Tanto nuestro satélite como el astro rey han fascinado por siglos a la humanidad. Hoy Ulysse Nardin se suma a estos homenajes con el Executive Moonstruck Worldtimer, reloj capaz de reproducir en una escenografía clara y despejada, tanto la rotación de la Luna como el movimiento del Sol alrededor de la Tierra.

Este espectáculo, jamás ofrecido en un guardatiempo antes, se debe a un mecanismo sumamente sofisticado que otorga máxima precisión al indicar las fases lunares. Pero vayamos a los detalles: el hemisferio norte de nuestro planeta está reproducido en el centro de la esfera, en lo que simula ser una vista vertical del polo. La ciudad de Londres, ubicada a las 6 h, indica el Meridiano de Greenwich, punto de referencia para la hora GMT.

Por otra parte, tres discos concéntricos giran alrededor del mapa inmóvil. El más lejano de ellos simboliza al Sol con una vuelta a la esfera cada 24 horas, al tiempo que cuenta con una escala de 24 husos horarios y un indicador día/noche. Esta graduación proporciona la función Worldtimer, que indica de manera simultánea la hora de las 24 ciudades realzadas en la parte superior interna del reloj.
La Luna aparece en una órbita más baja, con dos discos que interactúan entre sí: el primero, superior, se engancha a una ventanilla circular que imita la posición de nuestro satélite, mientras el segundo disco cuenta con un calco de color dorado, que sirva para mostrar las fases lunares. La casa consigue con esto una precisión de desajuste lunar de sólo 5.7 segundos por día, es decir, de sólo un día en más de 40 años.

Dotado de tecnologia en silicio y realizado completamente in-house, el calibre automático UN-106 de este guardatiempo cuenta con función de fecha en una escala alrededor del mapamundi. Dos pulsadores, colocados a las 8 y 10 h, permiten el avance o retroceso rápido de la aguja de horas, acción sumamente útil cuando hay que hacer el cambio en horario de verano sin modificar las fases lunares.

Esta edición limitada a 100 piezas también cuenta con reserva de marcha de 50 horas, caja de 46 mm en platino u oro rosa de 18 quilates, esfera azul con motivos esmaltados, corona atornillada, impermeabilidad de 100 m, cristal de zafiro anti-reflejante y correa de piel con hebilla desplegable.

No Comments Yet

Comments are closed