fbpx

«Si el diseño te seduce, querrás saber más sobre el movimiento»

Comenzó en joyería y trabajó para varias firmas, donde llegó a ser jefe de diseño de Chopard durante 12 años. Tras su paso por Roger Dubuis, una mirada completamente afinada para la Grande Maison, que cuenta con uno de los legados técnicos más sorprendentes en la tradición swiss made. Hablamos con Lionel Favre, director de diseño de producto de Jaeger-LeCoultre. Tras la renovación de Polaris, nos enfocamos en la nueva familia Master Control. Inédita combinación de complicaciones y el desarrollo de nuevos calibres que ilustran sobre la importancia de la elegancia en la relojería sport.

Master Control nació en 1992. No creo que sea una colección muy antigua. ¿Por qué decidió Jaeger-LeCoultre hacer una nueva reinterpretación? Y hubo tres ediciones especiales en 2017 por el 25 aniversario. ¿Cuál era el enfoque ahora?
La colección Master Control es una colección creada en 1992, inspirada en los legendarios relojes creados por Jaeger-LeCoultre en la década de 1960. Hoy hemos decidido mantener este espíritu vintage, ya que es parte del ADN de la colección, pero queríamos presentarlo con movimientos profundamente mejorados, un diseño revisado, así como hacerlo más contemporáneo, más ligero y moderno. Este reloj es una verdadera combinación de tradición relojera.

Creo que la Grande Maison comenzó este tipo de movimientos automáticos y cronógrafos a finales de los años 40 con el JLC 476 calibre después de la Segunda Guerra Mundial. ¿Vivimos un nuevo momento para el cronógrafo y los relojes deportivos?
Nuestros relojes cronógrafos siempre han tenido «fans» incondicionales. Este año, con el nuevo Master Control Chronograph Calendar, tratamos de llegar a las personas que quieren algo más que un cronógrafo. La fecha y el día son funciones muy prácticas y la fase lunar sigue siendo una función más elegante que nos devuelve a la relojería tradicional. No sé si estamos viviendo una nueva era para los relojes deportivos, pero creo que un reloj deportivo también puede ser un reloj de alta relojería y que no carezca de elegancia y tradición.

Parece que es más difícil crear un reloj completamente nuevo que reinterpretar uno modelo antiguo. ¿Qué opina sobre este renacimiento general en la industria relojera?Creo que estos son dos enfoques diferentes. Rediseñar un reloj completamente nuevo no es necesariamente más difícil, pero puede ser más arriesgado comercialmente. El rediseño de una colección histórica permite confiar en los códigos, pero también implica riesgos y dificultades. Algunos relojes se han convertido en íconos que debes saber cómo hacer que evolucionen sutilmente sin tener demasiada prisa y provocar rupturas, sino más bien con continuidad. Nuestros predecesores lograron fabricar relojes que trascienden el tiempo como el Reverso. Me siento responsable de no romper este espíritu y voluntad. Durante la década de 2000/2010, la demanda de relojes más grandes y gruesos fue muy significativa. Durante este periodo, las cajas de reloj aumentaron de tamaño, a veces tal vez incluso demasiado. En reacción, hay un retorno a un diseño más refinado y diámetros más pequeños, lo que tal vez explica el interés por este espíritu vintage. Este regreso a las piezas históricas puede considerarse una reacción a las piezas que intentaron liberarse del pasado.

Si no me equivoco, creo que Polaris Chronograph tomó el diseño del dial Master Control el año pasado, no el índice, sino el taquímetro y el anillo central con dos contadores, ¿no? ¿O fue Polaris primero y fue la inspiración para Master Control en 1992?
El cronógrafo Polaris está inspirado en el Memovox. En el Polaris Memovox, el contador central gira para poder establecer el tiempo antes de la alarma. En el cronógrafo, queríamos simbólicamente encontrar este círculo en el centro de la esfera al contrastar los acabados. El exterior del círculo es granulado y el interior está cepillado con efecto rayos de sol. El Master Control Chronograph al que te refieres es un modelo lanzado en 2017 con un «dial de sector», que también juega con las diferencias en los acabados. Los dos relojes son bastante diferentes, pero es cierto que usan elementos que pueden parecer similares.

¿Polaris y Master Control no son muy similares? ¿No hay dos colecciones compitiendo entre ellas? ¿Y qué pasa con la colección Geophysic? JLC tiene tres hermosos relojes deportivos. No es fácil elegir.
Sí, es cierto que la elección no es fácil. Decidimos centrarnos en Polaris, que representa nuestra colección deportiva, y Master Control, que representa una colección más elegante, pero una elegancia informal, inspirada en las tradiciones relojeras.

Los materiales han evolucionado en los últimos años. ¿Cómo vería Polaris o Master Control en una caja de fibra de carbono o cerámica? Tal vez no sea el ADN o el espíritu de la marca, pero podría ser genial y fresco.
Ya hemos utilizado materiales como el carbono o la cerámica en relojes como la serie Extreme LAB que se lanzó en 2007 o algunos de los que se usaron en la colección Deep Sea. Polaris es una colección que podría acoger muy bien nuevos materiales. La manufactura diseña, produce y ensambla todos nuestros relojes desde 1833. Aunque nuestra manufactura no produce oro, aplicamos a nuestra aleación el mismo nivel de excelencia que ponemos en nuestros movimientos para mejorar su rendimiento. Nuestro nuevo oro «Le Grand Rose» estará disponible en Master Control y proviene de un desarrollo con uno de nuestros socios a largo plazo. Esta nueva aleación de oro rosa se ha creado con la adición de paladio a la fórmula del metal para garantizar un color radiante a largo plazo y proteger contra la oxidación. Además, la colección Master Control ofrece una gama de correas hechas de un nuevo material: cuero Novonappa. Es una piel de becerro de color coñac, de aspecto muy natural, curtida con cortezas de hierbas y sin ningún uso de cromo.

Tienen el nuevo calibre 759 que combina el cronógrafo con el calendario triple por primera vez. ¿Cuál fue el mayor problema a resolver en este movimiento automático?
El desafío era la miniaturización y el grosor del calibre y la caja. Combinar complicaciones de manera homogénea, para lograr un resultado hermoso y muy legible, junto con un calibre eficiente con una reserva de energía de 65 horas. Y mantener un diámetro y grosor razonables para cumplir con los códigos y requisitos de Jaeger-LeCoultre.

¿Es este calibre de cronógrafo más complicado que el movimiento del Geographic 939?
Sobre el papel, ambos tienen una cantidad similar de características de complicación. Es una pregunta difícil de responder ya que la complejidad, como la belleza, reside en los ojos de la persona que la contempla, más que en números y hechos. Las complicaciones son características notables, pero se aprecian aún más cuando son útiles para el usuario. Por lo tanto, lo que realmente importa es a lo que la gente le gustaría tener acceso en su muñeca, que en este caso podría ser una segunda zona horaria fácil de leer, o para mantener un cierto registro del tiempo. Desde el punto de vista del diseño, un movimiento como el del Master Control Chronograph Calendar es mucho más simétrico en la visualización de funciones que el movimiento del Master Control Geographic.

Y tiene el calibre 899 con nuevo escape de silicio. Master Control comenzó la prueba Master 1,000 Horas en la fabricación. ¿Ha cambiado el procedimiento o la prueba desde el principio? Quiero decir, tienen nuevos materiales como el silicio.
El «Control de 1,000 horas» es un programa de pruebas de certificación interna, así como pruebas de producción internas de cada reloj, que exceden las pruebas de cronometría oficiales, desarrolladas en la manufactura en 1992 para el lanzamiento de la colección Master Control. Este programa incluye pruebas de movimiento antes y después de la cubierta del reloj y se extiende a lo largo de todo el conjunto del reloj, de acuerdo con las condiciones que asimilan estrechamente el uso diario. Desde su introducción en 1992, la prueba ha evolucionado para responder a los nuevos hábitos de consumo, así como a las últimas innovaciones. El control se adapta a cada producto y a las últimas tecnologías para ser lo más eficiente posible. Hoy en día, está compuesto por los controles más avanzados que mantienen a la manufactura a la vanguardia de la industria relojera y aseguran la mayor confiabilidad de nuestros relojes, cubiertos por nuestro «Care Program» de garantía de 8 años.

La Grande Maison es una de los mayores fabricantes en legado técnico y desarrollo mecánico. Puedo entender por qué Jaeger-LeCoultre definió su propia certificación. ¿Alguna vez presentaron algunos de sus relojes a otras certificaciones como Poinçon de Genève?
La manufactura de Jaeger-LeCoultre se encuentra en el valle de Joux y ha desarrollado más de 1,200 calibres internos a lo largo de su historia. Por lo tanto, nos pareció lógico crear un programa de control interno para nuestros calibres, el «Control de 1,000 horas». En cuanto al aspecto estético de nuestros movimientos, todos están decorados en la maison, con un cuidado muy especial y un trabajo hecho a mano, como el «anglage», que nos permite lograr un acabado de muy alto nivel.

Desde su punto de vista, ¿los clientes están más interesados en los detalles estéticos o en los detalles técnicos?
Eso es muy difícil de determinar. La primera impresión y el contacto siguen siendo estéticos. Si el diseño te seduce, querrás saber más sobre el movimiento y otros detalles, pero, en mi opinión, el primer gancho sigue siendo estético.

No Comments Yet

Comments are closed