fbpx

Vanguard Racing Skeleton, diseñado para competir

La estética de la ingeniería del motor de un carro llevada a un reloj deportivo. La concepción mecánica de una pieza elegante con espíritu de competición. El nuevo Vanguard Racing Skeleton de Franck Muller está disponible en caja de oro rosa, acero, titanio y carbono. La casa de Genthod ha rediseñado el movimiento por completo para mejorar su peso y la eficiencia de su desarrollo.

El marcador de las revoluciones de un automóvil es el diseño inspirador del Franck Muller Vanguard Racing Skeleton. Con un nuevo cristal de zafiro ahumado, el contador los segundos se ubica en la posición central. Y sus indicaciones comienzan desde abajo —lo que permite la perfecta legibilidad, como la lectura de las revoluciones del motor—.

La paleta básica de los colores rojo y blanco se lleva a detalles como la manecilla. El dial esqueletado ofrece grandes números arábigos meticulosamente pintados a mano. Y los números de la fecha también se presentan esqueletados.

La decoración del movimiento presenta Côtes de Genève y pulido con efecto rayos de sol en los puentes. La masa oscilante es también esqueletada con Côtes de Genève también en el fondo de la platina. Tiene un baño de oro y tratamiento de rodio con acabado PVD negro.

Un nuevo rediseño mecánico de la firma de Watchland con movimiento automático que late a 28,800 alt/h y aporta 42 horas de reserva de marcha. Horas, minutos, segundos y fecha a las 6 h. La nueva versión deportiva de Franck Muller viste correa de alcántara con interior de caucho completamente integrada en la caja, cuya hermeticidad es de 30 metros.

No Comments Yet

Comments are closed