¿Qué podemos esperar del 70ª Aniversario de Blancpain Fifty Fathoms?

Una efeméride con sorpresas. Llega nueva edición especial y la firma anuncia más lanzamientos. Blancpain celebra en 2023 los 70 años de su legendario reloj de buceo.

Nada tan festivo y animado en una firma relojera como la celebración de su legado y su historia. Ya tenemos en marcha el primer gran aniversario de este año. Blancpain celebra el 70ª Aniversario del Fifty Fathoms este 2023. Y acaba de presentar la primera pieza conmemorativa del insigne reloj de buceo. Blancpain Fifty Fathoms 70th Anniversary Limited Edition.  

Blancpain Fifty Fathoms 70th Anniversary Limited Edition

Caja de acero y, por primera vez, nuevo tamaño de 42 mm. Una medida más convencional que queda en medio de los 40 mm de las ediciones vintage del Fifty Fathoms y los 45 mm de la actual producción regular. En la esfera, el nuevo lanzamiento luce la leyenda 70th Anniversary Series I, II o III, según la región. Se trata de una edición limitada de 210 piezas en total y serán 70 ejemplares disponibles para tres regiones: América, EMEA (Europa, Medio Oriente y África) y Asia Pacífico. Monta el calibre Blancpain 1315 con 120 horas de reserva de marcha y un nuevo rotor de platino conmemorativo para el 70ª Anivesario. Otro detalle novedoso en la correa NATO fabricada al 100% de redes recicladas. Además, la luminiscencia se refuerza con números e índices completamente diseñados con el material luminoso —sin el molde metálico de las piezas actuales—. Aspecto más deportivo para un reloj más versátil.

Durante todo el año, la firma anuncia experiencias y relojes exclusivos en torno a tres números claves que adquieren carácter mágico: el 70, el 20 y el 10 —70 aniversario del Fifty Fathoms, el 20 aniversario del Fifty Fathoms contemporáneo (2003) y de la Blancpain Ocean Commitment, así como el 10 en homenaje a toda una década de las expediciones Gombessa—. Estaremos atentos a las nuevas expediciones que la firma apoye durante este año. Sin duda, mayor expectación en una efeméride tan especial. Y entre esos relojes especiales para este aniversario, hay una gran pregunta: ¿lanzará Blancpain una reedición más fiel al primer histórico Fifty Fathoms en 40 mm y sin ventana de fecha? Resucitar una leyenda garantiza el éxito.

Leyenda submarina de 1953

La relojería nacía con los cronómetros marinos en el XVIII y, bajo el agua, vivía una nueva época floreciente de innovación a mediados del siglo XX. Rolex había conquistado la hermeticidad en 1926 con su Oyster. Panerai desarrollaba instrumentos de buceo bajo secreto militar con sus primeros prototipos del Radiomir en 1935. Y Omega desarrolló su Marine CK 679 en 1932 con caja cuadrada. Rolex ya contaba con su Turn-O-Graph nacía en 1953 como precedente del Submariner (1954). Y Blancpain presentaba, pública y oficialmente, el Fifty Fathoms como “el primer reloj de buceo moderno” en Baselworld en el año 1953 —también Zodiac lanzaba su diver Sea Wolf en aquella feria—. Comenzaba la gran época dorada de los relojes de buceo.

Fiechter, en uno de sus primeros buceos en el sur de Francia en los años 50.

Jean-Jacques Fiechter fue el gran pionero. Se convirtió en CEO de Blancpain en 1950 (hasta 1980) y su mayor ventaja fue su pasión por el buceo. El Fifty Fathoms fue un reloj creado por un buzo para satisfacer específicamente las necesidades de la exploración submarina. La criatura perfecta para conquistar el fondo abisal: estanqueidad de 100 metros, corona robusta con doble sellado, movimiento de cuerda automática, una esfera oscura en contraste con los indicadores luminiscentes, un bisel giratorio unidireccional y un sistema de protección antimagnética.

Jean-Jacques Fiechter, en 1953, con un reloj Fifty Fathoms durante unas vacaciones consagradas al buceo en el sur de Francia con el Club Alpin Sous-marin.

“La pasión nos lleva a perder la noción del tiempo”, fue una de las declaraciones célebres de Fiechter. Con esta idea en la cabeza, desarrollaría un reloj robusto, fiable, legible y funcional. La literatura, la otra gran pasión de Jean-Jacques Fiechter, y, en concreto, la canción de Ariel de La Tempestad de William Shakespeare, le sirvió como inspiración para dar nombre al nuevo reloj que emergió del antiguo atelier de Louis-Elysée Piguet.

“FULL FATHOM FIVE THY FATHER LIES;

OF HIS BONES ARE CORAL MADE;

THOSE ARE PEARLS THAT WERE HIS EYES:

NOTHING OF HIM THAT DOTH FADE,

BUT DOTH SUFFER A SEA-CHANGE

INTO SOMETHING RICH AND STRANGE.

SEA-NYMPHS HOURLY RING HIS KNELL: DING-DONG.

HARK! NOW I HEAR THEM—DING-DONG, BELL”

WILLIAM SHAKESPEARE

Un reloj pionero

A principios de la década de 1950, dos oficiales navales franceses, el capitán Robert “Bob” Maloubier y el teniente Claude Riffaud, recibieron el encargo de crear el cuerpo de submarinistas de combate de la Marina francesa. Sometieron a pruebas a varios relojes que se encontraban a la venta en París, pero las conclusiones fueron nefastas: eran demasiado pequeños, poco legibles bajo en agua y, peor aún, el agua se filtraba.

Tras reunirse con Jean-Jacques Fiechter en Suiza, los oficiales franceses se llevaron algunos relojes Fifty Fathoms de muestra para someterlos a pruebas. El reloj superó las pruebas con gran éxito y la Armada francesa decidió adoptar el Fifty Fathoms como su reloj de buceo. Un año después de la primera entrega oficial, Claude Riffaud escribió una carta a Spirotechnique, la distribuidora francesa del Fifty Fathoms de Blancpain, para contarle que los buzos de combate estaban muy satisfechos.

TRADUCCIÓN de la CARTA

A la atención del director de SPIROTECHNIQUE

Asunto: Relojes estancos Fifty Fathoms de BLANCPAIN

Referencia: Su carta del 3/2/55

Por la presente confirmo la recepción del reloj Marine Nationale n.º 166 de BLANCPAIN.

Me complace informarle de que estoy muy satisfecho con este modelo de reloj, que hemos utilizado en nuestros ejercicios de buceo este último año.

La estanqueidad hasta 100 metros que hemos probado nos parece perfecta. Asimismo, el funcionamiento es excelente y la luminosidad cumple los requisitos.

Uno de los relojes se perdió en una de las inmersiones, a una profundidad de 53 metros. Lo encontramos 24 horas más tarde en perfecto estado y funcionando normalmente.

Aprecio especialmente la corona móvil exterior, que resulta muy útil para bucear. Varios oficiales han expresado su interés en adquirir un reloj de este tipo para uso personal, así que le agradecería que me informara del precio oficial.

Teniente Riffaud
Comandante a cargo del comando HUBERT
Reloj de buceo de la élite

Según contó Jean-Jacques Fiechter, por aquel entonces las solicitudes de patentes se presentaban una vez que se comercializaba el producto. Registró su primera solicitud a principios de 1954. Se patentaron tres innovaciones distintivas en varios países: el bisel giratorio con bloqueo, el fondo doble y el sistema de corona con doble junta tórica.

Allen Tornek, un joyero establecido en la calle 45 de Nueva York, vio la oportunidad de proveer a la Marina estadounidense de relojes Fifty Fathoms. Sin embargo, al no ser una empresa estadounidense, Blancpain no podía ejercer directamente de proveedor, aunque Tornek sí. Para cumplir los requisitos, y puesto que los relojes debían someterse a pruebas y certificarse en suelo estadounidense, tuvo que montar un pequeño laboratorio de pruebas en EE. UU. Finalmente, Tornek y Blancpain consiguieron el contrato y así fue como nació el famoso Milspec 1 Fifty Fathoms, adoptado como reloj de buceo por la Marina estadounidense.

El presidente Kennedy frente a un buzo de los Navy SEAL con el reloj de Blancpain en su muñeca.

El Fifty Fathoms cosechó pronto un amplio reconocimiento. Se consagró cuando empezaron a usarlo los Navy SEAL (el cuerpo de buceadores de élite de la Marina de EE. UU.), así como las Armadas de Alemania e Israel. Con todo, el reloj también tuvo usos más pacíficos. En concreto, optó por usarlo el GERS francés (Grupo de Estudios e Investigaciones Submarinas), líder mundial en investigación submarina. También el equipo de buzos de Jacques-Yves Cousteau llevó relojes Fifty Fathoms de Blancpain durante el rodaje de la galardonada película “El mundo del silencio” —la primera vez que el mundo submarino inundaba la gran pantalla—.

Renacimiento en 2003

Como una declaración de progreso y del valor de la tradición, Marc A. Hayek, CEO de Blancpain, recuperó el Fifty Fathoms en 2003 para conmemoraron el 50ª aniversario del legendario diver. El reloj presentaba la misma esfera, números e índices luminiscentes de gran tamaño que el diseño original de 1953, como símbolo del espíritu aventurero de la época. Pese a que la caja del reloj volvió a elaborarse con acero inoxidable, la versión de 2003, atornillada y con una corona a rosca y un grueso cristal de zafiro, era más resistente al agua hasta 300 metros —el equivalente a unos 165 brazas o fathoms—. Una pieza que se ha convertido en símbolo de Blancpain para desarrollar paralelamente todo su compromiso en aras de protección del Océano con innumerables programas de patrocinio e investigación que lleva a cabo. Son 70 años de vida en el mar y toca celebrarlo.

Blancpain Fifty Fathoms 70th Anniversary Limited Edition
Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

    
Movimiento:
   
Calibre Blancpain 1315 con rotor de platino para el 70ª Anivesario
   
Función:
   
Hora, minutos, segundos y fecha
   
Caja:
   
Acero 42.30 mm x 14.30 mm de grosor/ Bisel de acero unidireccional con cristal de zafiro abovedado/ 300 metros
   
Carátula:
   
Negra con acabado soleil / Manecillas e índices luminiscentes
   
Correa:
   
Textil NATO 100% reciclado de redes de pesca
   
Versiones:
   
Edición limitada: 210 piezas en total —70 disponibles en cada una de las tres regiones: América, EMEA (Europa, Medio Oriente y África) y Asia Pacífico—.
Leslie López

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

Artículo anterior

BMW M2 con M de McCartney

Siguiente artículo

¿Es Hublot el amo del zafiro? Alucina con el Big Bang Tourbillon Automatic SAXEM Amarillo Neón

Notas relacionadas
Leer más

El nuevo MP-11 de Hublot en cristal de zafiro Water Blue

Big Bang MP-11 Power Reserve 14 Days Water Blue Sapphire mantiene su escultural movimiento con siete barriletes y añade un nuevo tono a la paleta de colores de zafiro de la manufactura: un azul agua radiante y translúcido.
Leer más

Singer Reimagined, la creatividad es el camino

La firma Singer Reimagined ha sido capaz de cambiar nuestra perspectiva del cronógrafo, posiblemente la complicación más usada y explotada del mercado. Hablamos con su fundador Marco Borraccino, gran defensor de la creatividad dentro de la relojería.
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share