Los caballeros de carbono de TAG Heuer

La colocación de materiales nuevos en piezas clásicas es una de las herramientas que suelen ocupar las casas para celebrar ediciones especiales. En esta ocasión TAG Heuer renueva dos de sus caballeros de batalla, quienes presumen una bella armadura basada en el carbono.

TAG Heuer lanza dos nuevas líneas que tienen el carbono como base de construcción.

Hablamos de la reinterpretación de dos íconos: el Aquaracer y el Monaco, que se presentan más modernos que nunca, pues además de cambiar de look, fueron puestos a la venta a partir del 3 de septiembre exclusivamente en las tiendas TAG Heuer y en el sitio web de la compañía.

Una de ellas es una nueva generación de modelos Aquaracer, que se distinguen entre sí por sus detalles de color.

La nueva línea Aquaracer está conformada por tres referencias, las cuales se distinguen entre sí por sus toques de oro rosa, azules o amarillos. La caja de 41 mm es de titanio revestido con PVD negro, donde descansa el bisel de carbono, material que, como ya dijimos, es la base de este lanzamiento. Además de esto, gracias a la inyección de fibras de carbono, cada pieza resulta única, pues no repite el motivo negro marmolado una sola vez. Estos Aquaracer cuentan con movimiento automático y correa de nailon negro.

Otra de sus principales características es que se venderán exclusivamente online y en las tiendas TAG. 

Por otro lado, el icónico Monaco pasó por las manos del Bamford Watch Department para entregarnos el Monaco Bamford, primera colaboración de un reloj fabricado en serie entre ambas compañías. La gente de Bamford decidió reinterpretar los tonos originales de la mítica esfera para entregar un color negro opalino (con toques de color aqua blue), mientras la caja está enteramente hecha de carbono.  El movimiento es automático y la correa de de aligátor negro lleva caucho en el interior.

El otro modelo de carbono es el Monaco Bamford, creado en conjunto con el Bamford Watch Department. 

Con estas piezas, TAG Heuer demuestra su calidad y compromiso con la evolución constante. Aire fresco para los amantes de los clásicos.

 

 

Tiempo de Relojes

Artículo anterior

Girard-Perregaux: el puente dorado entre diseño y mecánica

Siguiente artículo

A la conquista de Mónaco: Roger Dubuis estrena tienda

Notas relacionadas
Leer más

La vuelta al mundo en ocho ciudades

Louis Moinet atrapa en ocho relojes su bitácora de viaje. Esferas que recorren París, Nueva York, Kuala Lumpur, Tokio, Bangkok, San Francisco, Singapur y Abu Dhabi

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Coordinadora de Eventos

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Colaborador Autos
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share