Hublot

Chopard pone música al Día de Muertos

La manufactura Chopard recupera su premiado calibre de repetición de minutos en el espectacular L.U.C Full Strike Día de los Muertos. Solo se realizará una sola pieza de este reloj para todo el mundo.

Fieles a su cita, Chopard ha vuelto a aprovechar la celebración del SIAR para presentar una edición especial para el mercado mexicano. Como en anteriores entregas, el tema elegido es el Día de Muertos. Recordemos que en 2018 la manufactura ginebrina nos trajo el espectacular L.U.C Perpetual T Spirit of La Santa Muerte. Lanzado con un único ejemplar, este reloj homenajeaba la popular fiesta nacional con una completa personalización de su caja labrada y carátula esmaltada. La edición 2020 tuvo un componente más comercial. El L.U.C Skull One se centraba en la personalización de la esfera en un modelo de dos agujas, limitado a 50 unidades. El flamante Chopard L.U.C Full Strike Día de los Muertos recupera el componente único de la pieza. 

Frontal del L.U.C Full Strike Día de los Muertos de Chopard

Siempre es complicado comparar versiones realizadas sobre una misma temática. Las complicaciones, estilos, conceptos (y precios) varían mucho entre los modelos. De todos modos, es innegable que el L.U.C Full Strike Día de los Muertos pone el nivel muy alto a cualquier otra marca que se proponga una edición especial para esta fiesta. Este reloj lo tiene todo: una estética apabullante, trabajo artesanal de altísimo nivel y uno de los mejores mecanismos de sonería del mercado. Vamos a entrar en detalle en cada uno de estos aspectos. 

Ni un hueco sin decorar

La edición toma como base el L.U.C Full Strike. Fue el primer repetición de minutos realizado por la manufactura. Les quedó tan bien que el jurado del Grand Prix d’Horlogerie de Genève no dudó en otorgarle la Aiguille d’Or como mejor reloj de 2017. Eso sí, el exterior cambia completamente respecto a las versiones que ya conocíamos de este modelo. Cráneos, guitarras, pájaros, esqueletos y una multitud de pequeños elementos abstractos cubren la totalidad de la superficie. Una explosión de horror vacui que casa muy bien con el espíritu excesivo de la edición. El Día de Muertos es un momento para celebrar la vida y este reloj nos lo recuerda de un modo tan divertido como exclusivo. 

Poniendo las agujas al L.U.C Full Strike Día de los Muertos
Ajuste de las agujas.
Detalle de la corona del L.U.C Full Strike Día de los Muertos de Chopard
Detalle del labrado de la corona.
Decoración lateral del L.U.C Full Strike Día de los Muertos
Ningún hueco de la caja ha quedado sin decorar.
Decoración del Chopard L.U.C Full Strike Día de los Muertos
Guitarras, cráneos, esqueletos y objetos abstractos son los motivos elegidos.

La barroca decoración se traslada también a la carátula. El bisel engastado con zafiros azules en talla baguette nos ayuda a centrar la atención en ella. En el centro encontramos una calavera realizada con esmalte champlevé en el mismo estilo folklórico usado en las anteriores versiones. La novedad es la perfecta integración de los elementos mecánicos en la silueta del cráneo. 

El lado izquierdo se quiebra para mostrar el dispositivo de sonería del movimiento. En la derecha, por su parte, el ojo cumple la función de doble indicador de reserva de marcha. En él observamos dos agujas: una más pequeña para la reserva general y la más grande la del barrilete usado en exclusiva por el mecanismo de sonería. Para hacerlo más divertida, la carátula se completa con unos dientes de nácar blanco  engastados con siete pequeños diamantes. 

El cristal transmite el sonido

El movimiento no presenta cambios respecto a las versiones ya conocidas del L.U.C Full Strike. Es, como ya sabemos, un movimiento L.U.C 08.01-L, realizado con 533 componentes y con reserva de marcha de 60 horas. Su característica técnica más importante es el uso del cristal de zafiro como transmisor del sonido de la repetición de minutos. Si alguna vez hemos golpeado suavemente una copa, ya sabremos que el cristal proporciona un sonido de gran pureza. Los ingenieros de la manufactura dieron con la fórmula perfecta al desarrollar una única pieza de zafiro sintético capaz de rodear los timbres de la sonería a la vez que protegía el frontal del reloj. Gran parte de las 15,000 horas dedicadas al desarrollo del L.U.C 08.01-L se centraron en dar con el acabado final de esta pieza clave del reloj. 

Calibre repetición de minutos de Chopard
El cristal que protege el frontal también se encarga de propagar el sonido de la repetición de minutos.

Otra innovación técnica aportada por Chopard al L.U.C 08.01-L fue el sistema de desembrague que protege al movimiento de una mala manipulación accidental. Los repetición de minutos siempre han tenido fama de delicados. Esto ocurre porque es desaconsejable manipular el gatillo de activación cuando la sonería está en marcha. Este problema lo resuelve el L.U.C Full Strike con este dispositivo de desembrague que permite presionar el pulsador cuando suena la secuencia de repetición. Además, el mecanismo está preparado para funcionar únicamente cuando cuenta con la energía necesaria. De no ser el caso, la secuencia no suena y necesario darle cuerda. 

El primer movimiento de Chopard con repetición de minutos consiguió el premio más importante.
El premiado calibre L.U.C 08.01-L visto desde su frontal.

Estas son solo algunas de las virtudes de esta maravilla que ha firmado Chopard para el cliente mexicano. A todas ellas hay que sumar su componente exclusivo: solo se ha realizado una pieza para todo el mundo. Afortunado quien tenga la ocasión de hacerse con ella.  

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

L.U.C Full Strike ‘Día de los Muertos’

    
Movimiento:
   
L.U.C 08.01-L de carga manual, con 533 componentes y 60 horas de reserva de marcha. Punzón de Ginebra.
   
Función:
   
Horas, minutos, repetición de minutos, reserva de marcha general y de sonería.
   
Caja:
   
Oro blanco ético, 42.50 milímetros de diámetro.
   
Carátula:
   
Oro blanco con esmalte champlevé
   
Correa:
   
Aligator azul con forro de aligator marrón
   
Versiones:
   
Pieza única
Artículo anterior

El hombre rana que nunca quiso ser príncipe

Siguiente artículo

La filosofía del espectáculo fascinante

Notas relacionadas
Leer más

Un atril turquesa

Un bello homenaje significativo a la fundación de la firma el 1 de mayo de 1822 por los tres hermanos. Y nuevos colores que alegran el alma.
Leer más

Pasarela en dubai watch week

Dubái es el centro relojero del mundo durante esta semana. Estos son algunos de los lanzamientos más destacables.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share