El rumbo de una leyenda

El Navitimer de Breitling celebra su 70 cumpleaños con nuevas propuestas que respetan el inconfundible estilo que le ha dado fama.

Han pasado 70 años, pero sigue en plena forma. La regla de cálculo que ilustra su esfera mantiene la misma funcionalidad de antaño y su carisma relojero no ha perdido actualidad. El Navitimer de Breitling sigue llamando la atención cuando se avista en la muñeca de otro. Y cuando el paso del tiempo le es inmune y le ha permitido crecer hasta alcanzar ese siempre deseado calificativo de leyenda.

Una meta que todos sabemos está reservado a unos pocos privilegiados. Hoy, Breitling celebra este aniversario con una colección rediseñada que apuesta por los colores vivos. También con un diseño mejorado, toques contemporáneos y una invitación a viajes increíbles. 

Siete décadas de gloria

Durante 70 años, el reloj de piloto original de Breitling ha sido venerado tanto por aviadores como por creadores de tendencias. Lo mismo lo ha llevado un astronauta en el espacio que lo han escogido las grandes estrellas de la Tierra. Es, sin duda, el reloj más emblemático creado por Breitling. En esta nueva colección se produce esa lógica fusión entre las características que le han hecho icónico y la necesaria adaptación a las actuales demandas. 

Como dice Georges Kern, CEO de la compañía, “no utilizamos el término icono a la ligera. El Navitimer es uno de los relojes más reconocidos de la historia. Está en las listas de coleccionistas de los mejores relojes de todos los tiempos. Lo que comenzó como una herramienta para los pilotos ha pasado a significar algo profundo para cada persona que ha tenido este reloj ”.

Seguramente ni siquiera Willy Breitling podía imaginar el alcance que iba a tener su Navitimer. Situémonos en 1952, cuando crea un cronógrafo de pulsera con regla de cálculo circular que permitía a los pilotos una orientación precisa en cada movimiento. Una llamativa y eficaz función, que dos años después la Aircraft Owners and Pilots Association (AOPA), el mayor club de aviadores del mundo, lo convertía en reloj oficial. El logotipo alado de la asociación se colocaba a las 12 en punto. Había nacido el “temporizador de navegación” o Navitimer. 

Estilo Navitimer

El reloj creado por Breitling y su importancia crecía al mismo ritmo que la floreciente industria de la aviación civil. Entusiasmaba tanto a los capitanes de las aerolíneas como a los aficionados de los aviones. Incluso llegó al espacio en la muñeca del astronauta Scott Carpenter en 1962, convertido en reloj de 24 horas con el que poder  distinguir el día de la noche. Junto a ellos, celebridades como Miles Davis, Serge Gainsbourg, Jim Clark o Graham Hill, adoptaron el estilo que también ofrecía el Navitimer. No solo era funcionalidad.

En este nuevo Navitimer, Breitling mantiene los aspectos más reconocibles de los códigos de diseño que distinguen al reloj. Mantiene la regla de cálculo circular, los índices de bastón, el trío de contadores del cronógrafo y el bisel con muescas para el correcto agarre. Pero también hay unos refinados toques que modernizan la veterana creación. 

Nuevos códigos

Por ejemplo, la regla de cálculo se ha aplanado y junto con el cristal abombado se crea la ilusión de un perfil más compacto. Además, la alternancia de acabados pulidos y cepillados confiere a los elementos metálicos un toque de calidad sin perder su característica discreción. Una silueta más fina de la masa oscilante realza la visión del Calibre 01 Breitling con certificación COSC. Este movimiento, que cuenta con una garantía de cinco años,  proporciona 70 horas de reserva de marcha. Y permite al usuario cambiar la fecha –visible a través de una ventana en la subesfera– en cualquier momento.

El reloj está disponible en tres tamaños (46, 43 o 41 mm), dos materiales de caja (acero inoxidable u oro rojo) y dos tipos de pulsera (aligátor semibrillante o brazalete metálico de siete filas). Por lo que respecta a la esfera, se declina en colores azules, verdes o cobrizos; son tonalidades actuales que le dan ese toque contemporáneo definitivo, y que comparten protagonismo con las esferas más ‘tradicionales’ en plata, blanco y negro. Un detalle para los nostálgicos: regresan las alas AOPA a su posición original a las 12 horas. 

Al mismo tiempo que Breitling presenta el nuevo reloj, inicia una campaña –Navitimer-For The Journey–, que presenta al Navitimer Squad. El escuadrón está formado por la estrella de la NBA, Giannis Antetokounmpo, la bailarina principal del American Ballet Theatre, Misty Copeland y el pionero de la aviación y explorador Bertrand Piccard. Cada uno de ellos es protagonista de un particular ‘viaje’ que los ha llevado a lo más alto de sus disciplinas.

Y cada uno de ellos está en camino de alcanzar sus siguientes objetivos. La campaña cuenta con impactantes efectos visuales. Como resume Misty Copeland, “este proyecto significa mucho para mí porque celebra no sólo dónde estaba yo en la vida, sino de dónde vengo y a dónde voy. Hay un paralelismo absoluto entre navegar hacia un destino físico y navegar hacia la visión de dónde quieres estar en la vida. Este argumento aparece en estas tres historias”. Breitling también supo dónde debía volar con su Navitimer.

Artículo anterior

Los relojeros rusos no podrán estar en Ginebra

Siguiente artículo

Un misterio en movimiento

Notas relacionadas
Leer más

El poder del imperio romano

Cuando la joyería y la alta relojería de Bulgari se encuentran. Octo Roma Emerald Grande Sonnerie proclama el cénit de la mecánica de la firma italiana.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share