El toque deportivo es más poderoso en clave NATO

La colección Clifton Club de Baume & Mercier se ha convertido ya en un icono y un pilar de la firma. La casa relojera con sede en Ginebra se ha hecho con el estandarte de calidad a precios asequibles. A esta fórmula exitosa suma su especial intuición para sumar modelos que captan a un público, que como ellos, creen que esta ecuación es una virtud. Como parte de su filosofía de innovación, en 2017 nació una nueva familia. Clifton Club, inspirado en su clásico Clifton, nacía como un reloj que encarna toda la gloria y valores del espíritu deportivo. Ese año se lanzaron cinco versiones del reloj con cajas de acero y 42 mm de diámetro con un bisel llamativo, ADN del modelo. Diferentes colores de esferas y opciones de brazalete de acero, correa de becerro o caucho. El año pasado, la firma que pertenece a Richemont Group se hizo eco de las tendencias con el lanzamiento de cuatros versiones con caja de bronce.También ha habido ediciones especiales. Como el Clifton Club Burt Munro Tribute Limited Edition (2017) y el Clifton Club Selección Nacional de México (2018).

Y es precisamente la correa lo que este año cambia en el emblemático modelo. A los aficionados de la firma, les manda un mensaje. Baume & Mercier quiere reforzar el estilo deportivo y el espíritu aventurero, integrando a la colección Clifton Club correas de caucho estilo NATO con nuevas combinaciones.

La colección ofrece herramientas útiles: manecillas e índices con Superluminova®, fechador, estanqueidad a 100 m y reserva de marcha de 42 horas. La caja de acero inoxidable de 42 mm de diámetro con acabado pulido y satinado, se desliza fácilmente sobre la manga mostrando su carácter deportivo. Todo complementa su calibre automático.

Hay tres nuevas versiones. Una de ellas, destaca por una llamativa correa negra con pespuntes naranja a juego con el segundero, y una esfera blanca limpia con una apertura de fecha a las 3. En combinación se integra una correa militar gris de caucho estilo NATO. Otro look que adopta el modela es una carátula negra con brazalete de acero de 3 hileras y correa naranja de caucho estilo NATO. Por último, la declinación con carátula azul con acabado decoración soleil, brazalete de acero de 3 hileras integrado y correa militar azul de caucho estilo NATO.

Artículo anterior

Más cerca del cielo

Siguiente artículo

Inyección de adrenalina

Notas relacionadas
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share