Más cerca del cielo

Continúa la aventura hacia la cumbre. “Espíritu del montañismo de exploración” es uno de los lemas. La tercera generación de la familia Montblanc 1858 se viste de azul e índices blanco hielo. Tras los colores negro y verde, la diosa Minerva más exploradora agudiza su espíritu más cerca del cielo. Parece que la colección goza de aceptación y éxito comercial.

La pieza clave de esta familia es, sin duda, el Montblanc 1858 Geosphere. De hecho, la renovada colección adopta más look & feel de su atractivo código. Un GMT para conquistar los dos hemisferios de la Tierra en movimiento.

Como gran odisea a las Siete Cumbres -grabado en el fondo-, se presenta por primera vez en caja de titanio. Más ligero, resistente y con una baja conductividad térmica para los cambios de temperatura. Monta el calibre automático ya conocido MB 29.22 con la complicación de la hora mundial. Y cuenta con nuevo brazalete fabricado en dos metales (titanio/acero) con triple cierre desplegable.

La otra más valiosa es el Split Seconds Chronograph, el monopulsador histórico de la manufactura. Con carátula de esmalte Grand Feu en degradé azul y escala taquimétrica beige que gira en torno a la carátula, este cronógrafo rattrapante también presenta nueva caja de titanio. Una edición limitada a 100 piezas que monta el calibre de manufactura MB M16.31 con dos ruedas de pilares, embrague horizontal y reserva de marcha de 50 horas.

Es el heredero directo del calibre 17.29 original de los 30 con el puente en forma de V, un diseño patentado de 1912, con el volante de mayor tamaño y 18 tornillos. Un ejercicio mecánico tradicional realizado artesanalmente con acabados Cotes de Genève, grabado circular, biselados y placas y puentes de plata alemana.

Y el equipo de estos alpinistas lo completan en cajas de acero Montblanc 1858 Automatic Chronograph -calibre MB 25.13- y Montblanc 1858 Automatic -calibre MB 24.15-. En su tapa del fondo, aparece grabado: “Espíritu del montañismo de exploración” . Como mencionamos, adoptan los rasgos esenciales del Geosphere: bisel bidireccional con cerámica azul y los cuatro puntos cardinales grabados y rellenos de Superluminova®. La firma de Hamburgo mantiene la evolución natural de 1858 con una identidad deportiva muy sólida de estética vintage.

Cajas con acabados satinados y asas pulidas con aristas biseladas que perfilan más su diseño. Manecillas estilo catedral con cloisonnè, números árabes y minutería ferrocaril con el logo original de Montblanc. Y como guiño histórico, coronas acanaladas y cristal de zafiro abombado para perpetuar la memoria viva de los cronógrafos militares de Minerva de los años 20 y 30 del siglo pasado. Montblanc 1858 también renueva sus correas con piel de becerro Sfumato en azul y, como accesorio, está disponible el tejido azul NATO. Todas las piezas de la familia Montblanc 1858 llegan al mercado con el Certificado Montblanc Laboratory Test 500.

 

Artículo anterior

El Ángel de la eterna victoria

Siguiente artículo

El toque deportivo es más poderoso en clave NATO

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

Mecánica con osadía cromática

Chronoswiss recurre al rosa como una apuesta irreverente que trasciende patrones y etiquetas de género. Mecánica atrevida
Leer más

Bell & Ross activa el radar

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es la última edición limitada de la colección Flight Instruments. Belamich y Rossillo

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share