El universo excéntrico de Trilobe

El tiempo orbita en el nuevo reloj de discos flotantes de Trilobe. Las horas levitan sobre su calibre rediseñado.

Trilobe es una marca joven que gana adeptos. Una firma francesa con alma suiza que ya se codea con el exclusivo mundo de la alta relojería gracias a una interpretación poco convencional del paso de las horas en el universo microscópico de un reloj mecánico. Lanzó su primera colección en 2018 y hoy sigue siendo una apuesta diferente y poética que que se declina en nuevos guardatiempos propositivos.

Este año, Une Folle Journée es uno de sus lanzamientos estrella. Un reloj con una disposición del tiempo en círculos excéntricos y virtuosos que liberan a las horas de las manecillas para sumergir el tiempo en una coreografía de anillos flotantes. Una visión hacia nuevos horizontes con una indicación del tiempo conceptual y deconstruida. Este modelo, que será lanzado oficialmente en Watches & Wonders, sigue la idea de sus primeros relojes Les Matinaux y Nuit Fantastique y sus indicaciones giratorias. La diferencia ahora es que la marca lleva la idea mucho más allá con una evolución mecánica y de diseño. El recién estrenado reloj es más complejo, más arquitectónico y más moderno… Todo sin alejarse del poderoso ADN de la casa.

Trilobe

Trilobe, que se traduce al español como trifolio, es un tipo de arco arquitectónico realizado mediante la superposición de tres círculos conectados. Un significado que cobra sentido con el concepto de la casa relojera y que refleja la inspiración y la influencia de la arquitectura en sus modelos. Además hay también un guiño a los tres pilares del tiempo, la horas, los minutos y los segundos, las tres funciones presentes en la esfera. Su fundador, Gautier Massonneau, es un joven francés ajeno al mundo de la relojería que decidió crear su propia firma “al ser incapaz de encontrar un modelo que se ajustara a mis gustos y presupuesto”, según nos contó él mismo.

Un platillo volador

Mientras que Les Matinaux usaba discos insertados en un dial sobre una carátula plana, Trilobe Une Folle Journée se libera de la esfera base. Apuesta por una carátula de discos giratorios excéntricos que flotan sobre la platina principal que deja a la vista el calibre. Otra modificación es la gran cúpula de cristal zafiro abombado que da un efecto 3D. A través de esta cristal se ven los tres anillos de las horas, los minutos y los segundos. Los tres están están escalonados y flotan a una altura de 10,2 mm.

Calibre evolucionado

En 2020 la firma presentó su propio calibre, el Trilobe X-Centric. Era un diseño del propio Massonneau, aunque desarrollado y fabricado por la casa Cercle des Horlogers. En el nuevo reloj, la firma retoma su fuerte genética de anillos excéntricos giratorios y flotantes y le da un look extravagante y contemporáneo. Este concepto funciona gracias a un movimiento exclusivo X-Centric3, rediseñado alrededor de puentes y platinas de varios niveles. Además, sus bordes afilados se han pulido cuidadosamente con herramientas de diamante para enfatizar el granulado Anthradec de las superficies planas.

Sigue utilizando la base del Calibre X-Centric pero ha sido actualizado a las nuevas exigencias. Se trata de un movimiento automático Calibre X-Centric3 con microrotor. Late a 28,800 alt/h y sigue ofreciendo 48 horas de reserva de marcha. El diseño de puentes y platina con acabado mate, biseles pulidos y ruedas rodiadas contrastan con el fondo negro. El resultado es armonía de texturas y toques que le dan una apariencia de claroscuros.

Lo nuevo en este nuevo modelo es que la esfera es esqueletada. De este modo, los anillos forman parte del calibre.  El despliegue de la complicación brinda la oportunidad de contemplar un movimiento impactante revisitado. El diseño tridimensional ofrece una vista de un conjunto del corazón técnico con 196 componentes hechos a medida.

Otro aspecto icónico es la ausencia de manecillas. En Une Folle Journée los tres anillos giratorios corren hacia adelante para marcar el paso del tiempo. El anillo más grande para las horas, el mediano para los minutos, el más pequeño para los segundos. Los anillos despegan bajo una colosal burbuja de zafiro de 10,2 mm de altura. Fabricado en Japón mediante fusión por llama, este domo de zafiro se alisa y pule en Suiza. Los anillos horarios son de una aleación de titanio, aluminio y vanadio. Un material que los hace ligeros. Esta aleación exige un proceso de calentamiento complejo y es difícil de pulir, pero el resultado hace posible que los aros floten sin problema.


Une Folle Journée viene en una caja de titanio de grado 5, con acabado pulido y satinado. Está disponible en negro o azul. Los discos están coloreados gracias a un proceso DLC. La caja del reloj mide 40.5 mm. Su corona es atornillada y tiene fondo de zafiro atornillado. 

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Une Folle Journée

    
Movimiento:
   
Calibre X-Centric3, automático, 48 horas de reserva de marcha, 28,800 alt/h, 33 rubíes, 196 componentes
   
Función:
   
Horas, minutos y segundos.
   
Caja:
   
Titanio grado 5, 40.5 mm, cristal zafiro abombado, sumergible 50 m, fondo transparente atornillado, corona atornillada.
   
Carátula:
   
Esqueletada, tres anillos excéntricos para horas, minutos y segundos de aleación de titanio.
   
Correa:
   
Aligátor.
   
Versiones:
   
Azul y negro.
   
Precio:
   
21,500 euros
Artículo anterior

Mucho más que un toque ‘fashionist’ de Purnell

Siguiente artículo

Jugadas maestras

Notas relacionadas
Leer más

Cima y simas heladas

Montblanc 1858 Iced Sea es un diver con dotes ortodoxas y estilo más clásico. El efecto visual de la esfera evoca las profundidades de un glaciar.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share