Fresas con crema: la nueva aventura de Studio Underd0g

La firma británica presenta, bajo un original sistema de preventa, una serie limitada de un reloj con dos correas y el humor que la caracteriza

En el slang deportivo anglófono, el “underdog” es el equipo que tiene pocas chances en un campeonato. Pero, la firma Studio Inderd0g tiene, por el contrario, un futuro auspicioso. Nació en plena pandemia, en 2020. Justo cuando Richard Benc, su fundador, gerente de marketing y jefe de diseño, se atrevió a poner en marcha un sueño largamente postergado. Deseaba abrir su propia firma de relojería, y en un país que desde hace un tiempo sorprende con su propuesta relojera: Inglaterra.

Por otro lado, la cultura British está íntimamente relacionada con el nuevo lanzamiento, Strawberries and Cream. “Lo que comenzó como una broma en los comentarios de un post de Instagram pronto condujo al primer prototipo de un nuevo y colorido guardatiempo inspirado por el periodista Miguel Seabra”, cuenta Richard Benc, en el correo que envió a amigos y conocidos para difundir su último proyecto. Se refiere al veterano periodista que escribe para Spiral do Tempo, en Lisboa, y que ha sabido combinar, de forma única, sus dos pasiones: el tenis y la relojería.

En ese ida y vuelta de comentarios en la red social, Seabra lanzó la idea. Para el periodista portugués, un día perfecto implica asolearse bajo el tibio sol de verano de Gran Bretaña, mientras mira un electrizante partido de tenis y disfruta de una saludable copa de fresas y crema. Un postre que se ha servido desde la primera edición de Wimbledon, en 1877. Desde entonces es una tradición que marca el inicio del verano londinense.

Dulce, divertido y original

Así, gracias a esta postal pintada por Seabra, nació esta “novedad frutal”, como la llama Benc. Strawberries & Cream se producirá solo a pedido, a través de un sistema de preventa, que arranca el  9 de agosto y termina el 16 de ese mes. Solo en esa ventana de tiempo se podrá ordenar este reloj de silueta vintage y carátula refrescante -fresas con crema, claro está-. Su movimiento es un Seagull ST-1901 con regulador de cuello de cisne plateado, de cuerda manual, con horas, minutos, segundos, cronógrafo y taquímetro. Cuesta 675 dólares -con envío gratuito a cualquier punto del planeta- y viene con dos correas.

En este punto, nobleza obliga. Benc volvió a homenajear a Seabra, quien se autodefine como “correahólico”. “Sentimos que lo correcto era que  Strawberries & Cream viniera con dos opciones incluidas en el precio de venta. Una correa beige de piel de becerro de Epsom confeccionada por The Strap Tailor. Y una opción de malla milanesa”, escribió Benc. El mismo que vive y respira la relojería, y que también tiene un gran sentido del humor que se traslada a cada una de las piezas de Underd0g.

Prueba de ello son sus modelos Watermelon o Mint Ch0c Chip -inspirado en el helado inventado por un inglés, menta y chocolate-. Otros modelos destacables son Desert Sky, Go0fy Panda y la edición limitada de 50 piezas-Studio Underd0g x Fratello ‘Aubergine’. Este último en morado y verde neón, que se agotó en cuestión de días.

Se espera que suceda algo similar con el modelo de carátula pulida con chorro arena y diseño inspirado en el postre veraniego. Y totalmente ensamblado en Gran Bretaña, agrega Benc, que en sus proyectos busca fortalecer el Made in Britain en una industria relojera que en ese país tiene muy buen pronóstico.

Una vez que cierre la ventana de preventa, el reloj con caja de acero inoxidable de 38.5 mm, ya no se podrá comprar ni se volverá a producir. Una manera accesible y original de hacerse de una edición ultralimitada, diseñada y producida por expertos. Pero ésto no termina aquí. Volvamos a hablar de Studio Underd0g en unos cinco años, a ver con qué nos sorprende Richard Benc para entonces.

Artículo anterior

Concentrado de poder

Siguiente artículo

Nuevo Ford Bronco, más allá del mall

Notas relacionadas
Leer más

El poder del imperio romano

Cuando la joyería y la alta relojería de Bulgari se encuentran. Octo Roma Emerald Grande Sonnerie proclama el cénit de la mecánica de la firma italiana.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
1
Share