Fuego y agua en la nueva propuesta de Armin Strom

Una de las principales características de Armin Strom es su capacidad para desarrollar relojes con un enfoque minimalista, todo con tal de garantizar que el estilo de la marca se mantenga concentrado en su esencia.

Sin embargo, este año la casa se ha planteado nuevos retos, entre ellos, dar un salto evolutivo para su reloj insignia, el modelo Pure Resonance. ¿Cómo hacer para combinar innovación y respeto por los códigos tradicionales? La respuesta se encuentra en los nuevos Pure Resonance Fire y Pure Resonance Water.

Pure Resonance Water

Estos relojes ponen en primer plano su característica más notable: las ruedas dobles visibles del volante que oscilan en resonancia. Pureza extrema con toque revolucionario. Además, la esfera de ambos modelos contiene dos sub-esferas: una pequeña descentrada para horas y minutos con números romanos en azul y negro, mientras una minutería clásica marca los minutos exactos de la esfera; y otra colocada a las 7 h, que muestra los segundos solamente con una aguja blanca en forma de bastón.

Para dejar a la vista los volantes resonantes, no sólo se hicieron adecuaciones estéticas, sino que Claude Greisler, director de la compañía, reemplazó el mecanismo ratrapante Twin Seconds Flyback del calibre ARF15 por una sub-esfera subsidiaria. La cronometría mejorada se debe al ahorro de recursos en el movimiento, es decir, mientras menos funciones, mayor precisión. El movimiento manual calibre ARF16 garantiza esta cualidad, así como 48 horas de reserva de marcha.

El modelo Water se presenta en caja de acero inoxidable, cristal y fondo de zafiro, estanqueidad de 50 m, esfera azul con números romanos, agujas acero inoxidable y pulsera de piel aligator negra con hebilla de ardillón, o bien, pulsera de caucho negra con doble cierre desplegable de acero inoxidable.

Pure Resonance Fire

La versión Fire tiene caja de oro rosa de 18 quilates, cristal y fondo de zafiro, hermeticidad de 50 m, esfera negra con apliques superpuestos, agujas oro rosa y dos pulseras: una de piel aligator en color negro con hebilla de ardillón de oro rosa de 18 quilates, así como una pulsera de caucho negra con un doble cierre desplegable de oro rosa, mismo que es opcional.

 

Artículo anterior

Endeavour Flying Hours: los discos revolucionarios de H. Moser & Cie.

Siguiente artículo

MoonMachine 2 y las lunas imposibles de MB&F

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

Mecánica con osadía cromática

Chronoswiss recurre al rosa como una apuesta irreverente que trasciende patrones y etiquetas de género. Mecánica atrevida
Leer más

Bell & Ross activa el radar

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es la última edición limitada de la colección Flight Instruments. Belamich y Rossillo

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share