chronoswiss

Hublot esquía en invierno con dos nuevos relojes Big Bang

El invierno está aquí y Hublot lo recibe desde las imponentes montañas nevadas de Suiza. De Zermatt a Gstaad, pasando por la mítica región de Aspen, la firma ha decidido mirar tanto a los deportes de alto riesgo como a la estancia placentera que ofrecen estos bellísimos lugares.

hublot-post5Y es que las boutiques de Hublot abren sus puertas justo en esta época del año para dar lo mejor de sí. Por ejemplo, si quieres visitar uno de los máximos templos de la compañía, debes ir a  Zermatt, donde encontramos un complejo que vive al ritmo de la Manufactura. Inspirado por un granero tradicional, esta edificación se convierte en un auténtico centro de la sabiduría relojera. “Con un Big Bang Sugar Skull en la muñeca y los esquís en los pies”, se lee en los teléfericos de esta parte de Suiza, lo cual nos lleva a conocer las dos nuevas piezas de Hublot: el Big Bang Sugar Skull Blue Cobalt y el Big Bang Sugar Skull Hot Pink.

hublot-post11El Big Bang Sugar Skull Blue Cobalt se presenta en una edición limitada de 50 piezas, con una caja de 44 mm en cerámica mate color negro. Aloja en su interior un movimiento cronógrafo automático, el cual le da hasta 42 horas de reserva de marcha. El emblemático cráneo aparece en una tonalidad de azul que simula el color de la medianoche, sobre la carátula esqueletizada. Lleva varios motivos grabados en el bisel, así como en la correa de piel de becerro cosida sobre caucho. También presume un cronógrafo cuyo pequeño contador de segundos, en conjunto con el de los minutos, crean la ilusión de una mirada maliciosa por parte del cráneo.

hublot-post1Por otro lado, el Big Bang Sugar Skull Hot Pink muestra lo mejor de la maestría artesanal de Bischoff, pues el bordado de organza de seda, creado en los talleres en Saint-Gall, brilla con luz propia. Motivos arabescos y florales revisten el cráneo de este guardatiempo, artesanía que es acompañada por una esfera de fibra de carbono, bisel de cerámica y correa de goma rosa. En la carátula, capas de fibra impresa con resina transparente se fijan sobre una base de tejido de carbono. Este proceso otorga una ilusión de profundidad, al tiempo que provee la delicadeza necesaria para alojarse en el corazón de la carátula. Diámetro de 41 mm y 12 índices negros en diamante. También está limitado a 50 piezas.

hublot-post2
Por si no bastara con esto, cada una de las piezas viene acompañada con un par de esquíes adornados con los motivos presentes en ambas carátulas. Una belleza única que sólo podía ocurrir en Hublot.

hublot-post3

 

Artículo anterior

Jaquet Droz y sus cuatro gallos de fuego

Siguiente artículo

La oscura elegancia invernal de Corum

Notas relacionadas
Leer más

Puebla “Attack Mode”

El joven Pascal Wehrlein, del TAG Heuer Porsche Formula E Team, ganó el e-Prix de Puebla de la Formula E, pero fue descalificado.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share