fbpx

La hora del más allá

Nueva versión más galáctica del Cosmos de Girard-Perregaux. El trabajo artesanal de la histórica firma presenta un nuevo Cosmos Inifinity Edition en caja de titanio con look “dark” gracias a la atractiva estética del ónice negro de la esfera. Un símbolo de la infinitud misteriosa de nuestro universo. Es una nueva edición de esta alta complicación Cosmos que, además de tourbillon en la clásica forma de lira sostenida por el diseño “Neo-Bridge”, destaca por sus dos globos —la Tierra y las constelaciones del zodiaco—.

Girard-Perregaux presenta el movimiento de la Tierra en vivo. El globo terrestre, a la derecha de la esfera, gira 360° cada 24 horas, mientras que el celestial, enfrentado al anterior, gira 360° cada 23 horas y 56 minutos. Una diferencia de velocidad apenas perceptible por el ojo humano y que, sin embargo, demuestra la meticulosa atención al detalle de Girard-Perregaux. Complicaciones astronómicas que se complementan con las funciones de horas, minutos e indicador día/noche.

“El Cosmos Infinity Edition es un viaje a través de las estrellas que encarnan lo invisible y también un hito de nuestra marca, cuyo origen puede rastrearse hasta la década de 1860”, explica el CEO Patrick Pruniaux. “Los movimientos y las constelaciones desvelan los misterios del universo invisibles al ojo”. Este nuevo Girard-Perregaux Cosmos Infinity Edition lanza tan solo ocho piezas exclusivas.

El complejo calibre GP09320-1440 de marcha manual ha sido enriquecido sus acabados en esta reedición. La base de la platina está tratada con PVD negro y acabado arenado, donde destaca el biselado a mano. La platina, también tratada en PVD negro, ha sido embellecida con graneado circular y el mismo efecto arenado y biselado.

El cristal de zafiro de la esfera tipo box ofrece una perfecta vista tridimensional de este pequeño universo mecánico en armonía —la forma abombada exige cuatro o cinco veces más material que el habitual—. Unas amplias dimensiones de 47 mm para dejarse seducir por toda la vida en movimiento de las complicaciones del guardatiempo. Y perfectamente hermético hasta 30 metros de profundidad pese a su complejidad arquitectónica.

“El Cosmos Infinity es una proeza, una hazaña verdaderamente celestial que constituye el nexo de unión entre todas las novedades que presentamos en los Geneva Watch Days, todas ellas muestra de nuestro absoluto compromiso con la reputación de artesanía extraordinaria que siempre ha acompañado a la empresa”, concluye el CEO, Patrick Pruniaux.

No Comments Yet

Comments are closed