La nueva generación del Royal Oak Offshore

Acabado futurista en la primera referencia Offshore con caja de 43 milímetros de diámetro. Los esperados cronógrafos llegarán en septiembre.

Año de transición en Audemars Piguet. Después de centrar sus esfuerzos los dos últimos en la introducción mundial del Code 11.59, y a la espera de celebrar en 2022 el medio siglo de su icónico Royal Oak, la expectación esta temporada estará centrada en la nueva generación del deportivo Offshore. La manufactura de Le Brassus ya ha anunciado para el próximo mes de septiembre la llegada de un nuevo modelo de 43 milímetros, a medio camino entre los existentes tamaños de 42 y 44.

Ya tenemos entre nosotros la primera de las referencias de la nueva colección. Es un modelo bastante especial. Se trata del Royal Oak Offshore Tourbillon Volante Cronógrafo Flyback Automático, un reloj tan apabullante en características como de largo nombre. Ahorramos caracteres si lo nombramos por su referencia 26622TI. En cualquier caso, estamos ante una pieza de altas prestaciones que nos recuerda el carácter pionero que tuvo Audemars Piguet en el campo de la Alta Relojería deportiva, protagonismo que más tarde asumieron casas como Richard Mille o Roger Dubuis. 

El 26622TI adelanta las peculiaridades más importantes que tendrá la nueva caja del Offshore. Ergonomía fue la palabra más usada por François-Henry Bennahmias durante su presentación. El Royal Oak Offshore debe ser, ante todo, un reloj cómodo. Para conseguirlo se han incorporado unos cantos más amplios en los bordes de la caja a la vez que se ha curvado tanto el bisel como el cristal de zafiro. Las curvas también aparecen en la corona y los pulsadores integrados del cronógrafo. El trabajo de diseño es evidente en las imágenes que nos han llegado del reloj, que presenta un aspecto más armónico e integrado a la forma de la muñeca. La realización de la caja en titanio ahonda en el deseo de comodidad que la firma quiere aportar a sus modelos deportivos. 

Combinación mecánica inédita

El plus de exclusividad lo aporta su movimiento. No es novedad de la manufactura: ya lo descubrimos el año pasado dentro de la colección Code 11.59. Se trata de un calibre que combina la función cronógrafo flyback con un tourbillon volante. Hasta la fecha ya conocíamos Offshore que combinaban estas dos complicaciones, aunque nunca con la disposición flyback. Además, Audemars Piguet siempre hasta ahora siempre había apostado por tourbillones tradicionales, con puente superior de sujeción.

El acabado volante del órgano regulador marca la nueva vía de trabajo que quieren en la manufactura suiza. Como decíamos antes, no es un calibre nuevo, aunque su aspecto dista mucho del que conocíamos hasta ahora. Frente al sofisticado acabado del Code 11.59, aquí encontramos un movimiento de rotundo aspecto deportivo. Un purasangre realizado en titanio con acabado PVD negro cuya estructura viene perfilada por las inserciones de titanio en las aperturas. La alternancia de los acabados pulidos y arenados, todos ellos realizados a mano, acentúa el efecto tridimensional de la arquitectura del movimiento. No podemos pasar por alto los detalles en rojo de las agujas del cronógrafo, un modo de remarcar el carácter deportivo de la pieza.

La última gran novedad del Royal Oak Offshore Tourbillon Volante Cronógrafo Flyback Automático la encontramos en las correas. Por primera vez Audemars Piguet ha decidido incorporar las pulseras intercambiables a su colección deportiva. Las encontramos en esta edición limitada, los nuevos Diver y las veremos también en las próximas generaciones del Royal Oak. Este sistema permite que sea el propio cliente quien pueda cambiarla en su casa con una sencilla manipulación en los icónicos pernos de la caja y la hebilla de la pulsera.

Más correas por venir

Para aprovechar las ventajas de este sistema, esta versión del Royal Oak trae tanto la pulsera de caucho que aparece en la imagen como una complementaria en piel de aligátor negra con escamas cuadradas grandes. Además, Audemars Piguet ya tiene a disposición de sus clientes dos opciones más en becerro beige o marrón. No serán las últimas: la firma ha anunciado que a lo largo del año incorporará más alternativas en diferentes colores y materiales. Se cumple así una demanda largamente esperada por los seguidores de la marca. Audemars Piguet por fin la responde aprovechando el advenimiento de la nueva generación de Royal Oak Offshore.

El Royal Oak Offshore Tourbillon Volante Cronógrafo Flyback Automático es una pieza muy especial de la cual únicamente se realizarán 100 unidades para todo el mundo. También será especial su precio: 245.000 francos suizos, a la espera de conocer su conversión a las monedas locales cuando el modelo llegue a los mercados en el próximo mes de junio. 

Deja un comentario
Artículo anterior

Hora local x Tiempo de Relojes

Siguiente artículo

Nuevo TAG Heuer Carrera Heuer 02T

Notas relacionadas
Esfera inspirada en los antiguos cronógrafos
Leer más

El glorioso renacimiento del Chronoscope de Omega

Otro apellido ilustre que Omega recupera. Chronoscope es el nombre elegido para su nuevo cronógrafo Speedmaster. Una pieza de gusto retro con una curiosa carátula y movimiento manual.
Leer más

MAXIMALISMO RAINBOW

La osadía de Hublot toma forma en su Big Bang Integral Tourbillon Rainbow. Todos los matices del espectro del arcoíris en dos piezas únicas.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share