Vacheron Constantin viaja en Rolls Royce

Les Cabinotiers Armillary Tourbillon es una pieza única diseñada en exclusiva para el Rolls-Royce Amethyst Droptail de un coleccionista de la maison

Es un reloj de salpicadero excepcional para un Rolls Royce único. Se trata de un proyecto que une a las dos firmas en exclusiva. La pasión de un coleccionista por Vacheron Constantin y Rolls Royce con las ideas claras de cómo tenía que ser su nuevo reloj y su automóvil. Les Cabinotiers Armillary Tourbillon es tourbillon biaxial con doble indicación retrógrada con una caja extraíble, diseñado a medida para el salpicadero del auto.  

Calibre 1990

El mecanismo de este Les Cabinotiers Armillary Tourbillon es comparable al portentoso motor del Rolls Royce. El calibre 1990 de Vacheron Constantin incorpora los últimos avances del movimiento de la Referencia 57260, el reloj más complicado de la historia de la casa de Ginebra. Una indicación birretrógrada de horas y minutos de precisión y rapidez extrema con agujas de titanio. Un diseño que recuerda a los velocímetros de los autos tradicionales.

Lo más espectacular es el tourbillon armilar de doble eje y gran espiral cilíndrica. La denominación “armilar” se debe al relojero francés Antide Janvier, inventor del siglo XVIII que desarrolló una esfera móvil con un sistema planetario, lo que se conoce como esfera armilar. Visualmente, el tourbillon evoca los círculos entrelazados y las armillas (discos metálicos graduados) del famoso instrumento científico que sirve de modelo de la esfera celeste.

La construcción de este tipo de tourbillon consiste en dos carros anidados que giran en torno a dos ejes diferentes a una velocidad de 60 segundos por rotación para formar una esfera en movimiento perpetuo. Teniendo en cuenta la posición vertical del reloj en el salpicadero del coche, la presencia de este tipo de regulador en el corazón del mecanismo está plenamente justificada.

Cuatro patentes

Se han inscrito cuatro patentes por las innovaciones técnicas del calibre 1990. En primer lugar, está el sistema retrógrado instantáneo, controlado por una única leva de minutos que sincroniza perfectamente el salto de las dos agujas a medianoche o a mediodía. La virola patentada del escape —un componente que fija el extremo interior de la espiral— está fabricada en titanio. Al estar hecha con el mismo material que el órgano regulador, este tiene un mejor rendimiento. La tercera patente se refiere a la arquitectura de las jaulas del tourbillon, que, a través de su rotación, forman en todos los cuartos una de cruz de Malta, el emblema de Vacheron Constantin. La última patente se refiere a la palanca del áncora, elaborada en silicio con recubrimiento de diamante, que ofrece una mayor resistencia al desgaste y un coeficiente de fricción optimizado.

Lujo bespoke

Los acabados de este bello Les Cabinotiers Armillary Tourbillon lucen a juego con el espectacular interior del Rolls-Royce Amethyst Droptail. La esfera de zafiro del reloj revela toda la belleza del movimiento, que incorpora una platina principal con un revestimiento galvánico NAC de color malva con un acabado satinado circular, un tono original que combina con la tonalidad de los asientos de piel del Rolls-Royce. En la parte de la esfera, los puentes tienen aristas biseladas a mano y están adornados con un motivo de Côtes de Genève, que también se encuentra en los puentes de la parte trasera en el mismo color malva.

Vacheron Constantin y Rolls Royce

“Las dos marcas centenarias comparten una búsqueda de la perfección que consiste en superar constantemente los límites de lo factible”, explica Christian Selmoni, director de estilo y patrimonio de Vacheron Constantin. “Esta filosofía es un excelente catalizador para la innovación y el buen gusto, desde un punto de vista tanto técnico como estético”. Rolls-Royce Coachbuild es el equivalente a la sección de Alta Costura de la firma, y representa el pináculo de la marca Rolls-Royce. En colaboración con los maestros relojeros e ingenieros de Les Cabinotiers de Vacheron Constantin, el resultado no podía ser más sorprendente.

El reloj y sus accesorios pueden guardarse en un cofre de exhibición construido con la misma madera de poro abierto de ébano de Macassar claro y cuero de color amatista utilizados para el interior de este auto único. El interior del propio cofre está ligeramente curvado, como el salpicadero del automóvil. Una de las grandes novedades técnicas es el soporte para el auto. Los ingenieros de Vacheron Constantin tuvieron que desarrollar un mecanismo que se ajustara a las dimensiones precisas de los compartimentos del salpicadero. El soporte es posible extraerlo. Está construido en acero, permite al reloj girar 180 grados —para ver carátula y fondo— y su marco interior se presenta biselado, en acero texturizado con láser, con un revestimiento de PVD negro. Una atención a los más mínimos detalles. La base del reloj está fijada a una placa base de oro blanco, adornada con guilloché con un motivo de rayos de sol, elaborado a mano, y culminada con una cruz de Malta.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Vacheron Constantin Les Cabinotiers Armillary Tourbillon

    
Movimiento:
   
Calibre 1990 manual; marcha 58 horas. Punzón de Ginebra
   
Función:
   
Tourbillon Armilar; Horas y minutos retrógrados; segundero pequeño en el tourbillon
   
Caja:
   
Acero 43,8 X 19,90 mm
   
Carátula:
   
Esfera de cristal de zafiro transparente y opalina, con latón rodiado
   
Versiones:
   
Pieza única
Tiempo de Relojes

Tiempo de Relojes, de Ediciones Tourbillon, es la plataforma de comunicación de referencia en alta relojería en español. Fundada por Carlos Alonso, Tiempo de Relojes nació como revista en 1996 y celebró su 25° aniversario en 2021.

Artículo anterior

Bvlgari Octo Finissimo Carbongold: el traje más vanguardista de la saga italiana

Siguiente artículo

Estética revolucionaria

Notas relacionadas
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share