Lindbergh y Longines: 90 años de un vuelo histórico

El 21 de mayo de 1927, un joven de 25 años, Charles Lindbergh, hacía descender su avió ‘Spirit of St. Louis’ en el aeropuerto de Le Bourget, cerca de París, Francia. Este viaje, el cual se completó luego de 33 horas de vuelo sin escalas, lo convirtió en el primer piloto en solitario capaz de cruzar el Océano Atlántico de este a oeste.

Esta auténtica proeza (el hoy mítico ‘Spirit of St. Louis’ era un aparato que carecía de frenos y que ofrecía una vista delantera muy precaria) se convirtió en un hecho histórico dadas sus consecuencias inmediatas: por primera vez América y Europa podían unirse por un medio no exclusivamente marítimo.

Hay que señalar que la travesía heroica de Charles Lindbergh contó con distintos aliados, entre los cuales destaca Longines, firma relojera que era Cronometrador Oficial de la Federación Aeronáutica Internacional y participó en la homologación de los tiempos al cronometrar el vuelo y agregarlo a la lista de récords aéreos.

A partir de ese momento, se generaría una estrecha colaboración entre el piloto y la empresa, pues desarrollaron en conjunto el reloj de ángulo horario de Longines (Lindbergh fue el encargado del diseño), emblema histórico de la compañía, pues se logró que determinara con precisión la longitud en vuelos de larga distancia.

Nueve décadas después, Longines conmemora este hito en su historia con la presentación de una pieza limitada a 90 ejemplares, reedición de su legendario reloj: The Lindbergh Hour Angle Watch 90 Anniversary.

Este modelo cuenta con un diámetro de 47.5 mm, el cual facilita la legibilidad y manipulación, asuntos que resultaban vitales para los pilotos en los años 20. Provisto de un bisel giratorio que permite la corrección de la ecuación del tiempo, integra una esfera central giratoria para la sincronización al segundo exacto, además de indicar horas, minutos, segundos, ángulo horario en grados y minutos de arco.

Su esfera plateada cepillada indica la hora a través de minutería tipo ferrocarril y números romanos pintados, mientras exhibe una escala de 180º para calcular longitudes. La sincronización del segundo con la señal horaria emitida por radio es posible gracias a una esfera central giratoria galvánica negra. Su caja de titanio con corona grande en acero facilita los ajustes y el remonte. En su interior late un movimiento automático calibre L699. Se presenta con pulsera de piel color marrón estilo aviador con extensión para fijar el reloj a cualquier chamarra estilo piloto.

Artículo anterior

Carl F. Bucherer y Charlize Theron, protagonistas de 'Atómica'

Siguiente artículo

Ulysse Nardin y Audemars Piguet presentan a sus nuevos líderes

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.
Leer más

Cvstos viaja a la sierra lacandona

Cvstos llega a SIAR Summer Experience con una edición solo para México. Jetliner Deep Forest es un tributo a los paisajes de México. Solo hay ocho relojes
Leer más

El toque excéntrico de Speake-marin

El twist extravagante de Speake-Marin llega al SIAR Summer Experience. Una dual time con un toque de menta y negro fuera de lo común.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share