Longines cambia las reglas de reloj de aviador con el Majetek 

La firma suiza eleva el nivel técnico de su colección y presenta su primer reloj con certificado cronómetro completo. El elegido es una reedición de un antiguo modelo de piloto, realizado para la Fuerza Aérea de Checoslovaquia en los años treinta.

La estrategia es muy clara: legado y tecnología. Esta es la combinación sobre la que se asienta el actual éxito de Longines y parece que la firma suiza va a llevarla a un nivel superior de refinamiento. La idea es continuar el éxito alcanzando con piezas como los espectaculares The Longines Diver Watch, el superventas Longines Spirit o el sofisticado Ultra-Chron. En cada una de estas colecciones, la firma suiza ha avanzado un paso en su proceso de mejora técnica. Todo de manera muy discreta, apoyándose en la parte historia de la firma y con la idea siempre presente de ofrecer el producto al mejor precio posible. La apuesta se confirma ahora con el nuevo Pilot Majetek

Paso de gigante en nueve años

La imagen del Pilot Majetek resultará seguidores más veteranos de Longines. En 2014 la firma ya lanzó una versión Heritage de este reloj creado para la Fuerza Aérea de Checoeslovaquia en 1935. Aquella edición limitada compartía con el original la forma cojín de su caja y el diseño de su carátula. Pero se dejó por el camino algunos elementos que sí se han recuperado en el nuevo Pilot Majetek. El más importante, su bisel giratorio

Desde la firma nos informan que el ejército de Checoslovaquia acudió a Longines en los años treinta con la petición de realizar un instrumento de vuelo que permitiera a los pilotos medir tiempos de cortos. La solución ideada por la firma fue in bisel giratorio bidireccional con un indicador, muy fácil de usar y leer. De aquella pieza se fabricaron alrededor de 1.700 unidades. Años más tarde fueron objeto de deseo de los coleccionistas, quienes las bautizaron como Majetek, según el grabado que las acompañaba (Majetek Vojenske Spravy – propiedad del ejército de Checoslovaquia). 

El Pilot Majetek incorpora de nuevo el bisel giratorio, y lo hace con una caja hermética hasta 100 metros (la versión Heritage de 2014 solo lo era hasta 30 metros). Este salto de calidad, unido a la mecánica, de la cual hablaremos a continuación, muestran muy bien la evolución que ha experimentado Longines en estos últimos diez años.

Todo el reloj certificado

Este salto tecnológico también alcanza a su mecánica. El Pilot Majetek equipa un calibre L893.6 de cuerda automática, exclusivo de Longines. Entre sus características más destacadas están su reserva de marcha de 72 horas y el uso de una espiral de silicio que lo hace inmune a los campos magnéticos de gran intensidad. El calibre L893.6 cuenta con los recursos suficientes para obtener el certificado oficial COSC de cronometría. Y lo consigue, con la importante salvedad de ser la primera referencia de la firma en lucir este certificado para la totalidad del reloj, y no solo para su movimiento; tal como dictan las reglas del certificado COSC hasta la fecha. 

Este acuerdo entre Longines y el organismo COSC es tan moderno que aún no existe un término oficial para describirlo. Conocidos ya el Cronómetro Superlativo de Rolex y el Master Chronometer de Omega, es evidente que la evolución de este tipo de certificados implica el examen completo del reloj. Y Longines ha sido pionera en dar este paso

Longines Pilot Majetek en la muñeca del autor
En la muñeca

El Pilot Majetek es un reloj que no pasa desapercibido sobre la muñeca. La caja de acero tiene un diámetro de 43 milímetros por una altura de 13.3. Tal tamaño de caja es necesario para incorporar el sistema de desplazamiento del bisel, ubicado en el interior de la carrura, y a la vez garantizar su hermeticidad hasta 100 metros. En cualquier caso, el buen diseño de la caja permite que sea un reloj cómodo de llevar y quede bien sobre una muñeca masculina, mucho mejor si esta tiene un buen diámetro. 

La carátula tiene una gran legibilidad. A ello ayuda el acabado en negro mate de la superficie y el tratamiento antirreflejos en ambas caras del cristal de zafiro. Es todo un acierto limitar la información de la carátula al logo de Longines, sin necesidad de indicar la condición automática del movimiento. Otro punto positivo es la ausencia de ventana de fecha que sí incorporaba la mencionada versión Heritage.

En cuanto a la sujeción, el Pilot Majetek está disponible con correa de cuero, marrón o verde, o la opción de tipo NATO en acabado verde. Las dos opciones se adaptan de manera natural al estilo del reloj y son muy cómodas de llevar. 

Lanzado en edición no limitada, el Pilot Majetek tiene todos los atributos para repetir el éxito obtenido con el The Longines Diver Watch. Sin duda lo merecen. 

Longines Pilot Majetek
Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

LONGINES PILOT MAJETEK

    
Movimiento:
   
Calibre L893.6 de carga automática, 25,200 alt/h, 11 ½ líneas de diámetro, 26 rubíes, espiral de silicio, 72 horas de reserva de marcha.
   
Función:
   
Horas, minutos y segundos.
   
Caja:
   
Acero, 43 mm. Bisel giratorio bidireccional, cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos en ambos lados, fondo macizo grabado. Hermeticidad a 300 metros.
   
Carátula:
   
Negra mate, índices y agujas luminiscentes.
   
Correa:
   
Cuero o tela.
   
Precio:
   
$85,335.

Andrés Moreno

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.

Artículo anterior

Cuervo y Sobrinos se instala en Berger

Siguiente artículo

Muere el agitador de la relojería mecánica

Notas relacionadas
Leer más

Un pionero en altamar

En la próxima America’s Cup, el equipo Luna Rossa estrenará un Panerai de Ti-Ceramic, un material que requirió siete años de desarrollo.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share