La melodía del diablo

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Un nuevo “repetición de minutos” que adopta el nombre del famoso Diabolus in Musica prohibido por la música religiosa medieval: un intervalo que se encuentra, por ejemplo, en el poema sinfónico “Danza Macabra” de Camille Saint-Saëns. Sus sonoridades, en este caso afinadas en un Do y un Sol bemol, ofrecen al oyente una nueva experiencia sensorial. Roger Dubuis no es una secta satánica, pero sí es cierto que “el diablo está en los detalles”, como apunta el refrán anglosajón. Y Excalibur Diabolus In Machina es una pieza única que entona un himno por la desmedida.

Pieza única con Punzón de Ginebra.

Una guardatiempo de diseño rupturista que hace implosionar su estrella en la carátula para generar otro diseño futurista en contra de las convenciones. Excalibur Diabolus In Machina busca la armonía entre los opuestos, la lucha del rigor geométrico y el caso. Un guardatiempo único que aporta combina la función de repetidor de minutos con tourbillon volante.[/vc_column_text][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=JfItH5RlTAA”][vc_column_text]Y presenta una nueva indicación. Ubicado a las 11, se observa un disco fundido en un número romano. Viene marcado con las palabras “Hours”, “Quarters” y “Minutes” y gira al activarse la repetición de minutos, permitiendo visualizar los intervalos de tiempo que están sonando en ese momento.

El calibre automático RD107 combina repetidor de minutos y tourbillon volante.

A nivel técnico, Excalibur Diabolus In Machina presenta otra función destacada. Entre las 3 y las 4 horas, hay un indicador que, mediante una palanca, señala“cuerda manual” o “ajuste de la hora” para no dañar el mecanismo mientras suena el repetidor de minutos. Además, el pulsador para activar la complicación sonora cuenta con el sistema “todo o nada”. Una garantía certera que no permite activar el repetidor de forma involuntaria. El pulsador solo se activa totalmente para obtener la lectura completa de la hora.

Excalibur Diabolus In Machina, como toda la producción de Roger Dubuis, llega con la certificación del Punzón de Ginebra. La firma reinterpreta su calibre automático RD107. Un movimiento espectacular que combina el tourbillon volante con el “minute repeater”. Un calibre con 558 componentes y 60 horas de reserva de marcha. Una pieza de 45 mm fabricada en la aleación especial que emplea Roger Dubuis creada tecnológicamente por la combinación metalúrgica de polvos (CarTech Micro-Melt BioDur CCM®).

Ofrece mucha mayor resistencia que el acero. Es un material que se emplea en la industria aeronáutica, aeroespacial y automovilística. Entre otras propiedades, siempre permanece más brillante. Excalibur Diabolus in Machina es la última invitación hedonista y profana de Roger Dubuis a experimentar el “carpe diem”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][/vc_column][/vc_row]

Tiempo de Relojes

Tiempo de Relojes, de Ediciones Tourbillon, es la plataforma de comunicación de referencia en alta relojería en español. Fundada por Carlos Alonso, Tiempo de Relojes nació como revista en 1996 y celebró su 25° aniversario en 2021.

Artículo anterior

Elegante año bisiesto

Siguiente artículo

El cuarzo es lo de menos

Notas relacionadas
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share