chronoswiss

El nuevo Royal Oak Frosted Gold mide 41 mm y es masculino

El modelo Royal Oak es el máximo emblema de Audemars Piguet, por tanto, se trata de un reloj que ha visto un sinfín de versiones desde su primera aparición en 1972. En noviembre del año pasado, salió a la luz una de sus ediciones más celebradas, el Royal Oak Frosted Gold, que celebró 40 años del primer Royal Oak femenino de la casa de Le Brassus. Hoy la familia crece con Royal Oak Frosted Gold Limited Edition 41 mm, con diámetro más grande y en clave masculina.

La más reciente creación de la casa, que contará con tan solo 200 unidades, lleva a una nueva cima de calidad las características de su antecesor, como el brazalete y la caja en oro blanco de 18 quilates, el fondo de cristal de zafiro con tratamiento anti-reflejante, la tonalidad azul “Grande Tapisserie” de la esfera y las agujas Royal Oak con tratamiento luminiscente.

Meticulosamente trabajado, el acabado florentino que adorna este nuevo reloj es una técnica de decoración creada décadas atrás para ser expresamente trabajada en metales preciosos, predominantemente pequeñas piezas o metales preciosos. Esta artesanía consiste en golpear el metal elegido con un martillo “punta de diamante”, lo cual forma pequeñas hendiduras en la superficie, mismas que dan la apariencia de destellos o brillos similares a los de piedras como el propio diamante.

El verdadero reto para los artesanos de Audemars Piguet consistió en aplicar esta técnica a través de la caja y el brazalete sin alterar las líneas marcadas y claras que definen al Royal Oak.

El resultado final es un guardatiempo único, con cristal de zafiro con tratamiento antirreflejante, resistencia al agua de 50 m, índices de horas en oro blanco, broche AP, funciones de horas, minutos, segundos centrales y fecha.

Pero este reloj no viene solo, sino que contiene un detalle de distinción pocas veces visto en la alta relojería, una colección de mancuernillas compuesta por seis pares: tres en acero inoxidable con decoración “Tapisserie” en tonos azul, plata o negro, dos en oro rosa con el mismo acabado, pero en colores azul o negro, y uno en oro amarillo con el patrón “Tapisserie” en azul. Estos accesorios conservan las marcas distintivas del Royal Oak, como la forma octagonal y los tornillos hexagonales. 

Artículo anterior

Bell & Ross y su estilo militar vintage

Siguiente artículo

Richard Mille pedalea junto a Alain Prost

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. Un 26 de junio el maestro registró la patente. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

“Voy adonde haga falta”

Una entrevista Con Audrey Raffy, nombrada vicepresidente de Bovet 1822. La nueva generación familiar de la firma independiente del castillo de Môtiers
Leer más

Puebla “Attack Mode”

El joven Pascal Wehrlein, del TAG Heuer Porsche Formula E Team, ganó el e-Prix de Puebla de la Formula E, pero fue descalificado.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share