Nuevos espacios de Audemars Piguet en México

La estrategia de Audemars Piguet se centra en la creación de espacios propios de la firma de Le Brassus en el mundo. La idea es llegar directamente al consumidor y en México lo hacen en alianza con Berger en Ciudad de México y ENWA Valle en Monterrey.

Primera parada, Berger

El punto de venta en la Ciudad de México está ubicado en el interior de Berger, uno de los líderes en el sector de la joyería y relojería en México. Este rincón suizo en la capital mexicana tiene un área de 50 metros cuadrados con un concepto de diseño minimalista, que armoniza formas geométricas abstractas y texturas inspiradas en los orígenes de Audemars Piguet en el Vallée de Joux.

Audemars Piguet ha creado un ambiente relajado y contemporáneo en Berger para recibir a sus coleccionistas.

En él, los entusiastas de la relojería podrán descubrir una selección de los más recientes lanzamientos de las colecciones de la manufactura, entre los que se encuentran el Royal Oak, el Royal Oak Offshore así como una selección de guardatiempos de la colección Code 11.59 by Audemars Piguet.

Interior del espacio en Berger

México es un país de conocedores con los que hemos desarrollado fuertes lazos a través de los años. Este punto de venta reafirma la presencia de Audemars Piguet en un país con el que compartimos valores como el respeto por la tradición, el aprecio por la precisión y los detalles y la pasión por la artesanía”, afirma Juan Carlos Suárez Peláez, General Country Manager de la casa de alta relojería.

Monterrey, destino del norte
Así se ve desde fuera el espacio Audemars Piguet en EMWA Valle, en Monterrey.

En el norte del país, el nuevo destino de Audemars Piguet está en el interior de EMWA Valle, joyería con presencia nacional, donde los entusiastas podrán disfrutar de los últimos modelos de sus colecciones emblemáticas.

El espacio con tonos cálidos recibe al aficionado en Monterrey.

El espacio mide también 50 metros cuadrados con estilo contemporáneo y guiños a elementos decorativos que conectan con el paisaje del Vallée de Joux. Para ello recurre a elementos etéreos, líneas puras y tonalidades neutras, que evocan el lugar de origen de los guardatiempos de alta gama.

Estilo contemporáneo y confortable que muestra a los coleccionistas los últimos modelos de la casa de Le Brassus.
Deja un comentario
Artículo anterior

MERCEDES-BENZ CLASE E 350 e: ELEGANCIA CONTRA EL ORDEN ESTABLECIDO

Siguiente artículo

Chronomat retoma el vuelo

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share