Pre Baselworld 2017: MCT Dōdekal One D110 añade horas digitales a su calibre mecánico

MCT se ha caracterizado por atreverse a pisar terrenos inexplorados, sobre todo en cuanto a la manera de idear carátulas se trata, pues sus ya clásicos grandes números acompañados de prismas rotatorios, los colocan en una categoría aparte de la estética relojera.

MCT2Este 2017 la firma celebra 10 años de existencia y no podría hacerlo de otra manera que con un nuevo atrevimiento: el primer guardatiempo mecánico en introducir una innovadora indicación digital de horas en el centro de la carátula. Directamente inspirado por los relojes digitales de los años 70, MCT entrega el Dōdekal One D110, que además de su logro en la esfera, posee un nuevo movimiento de manufactura, el Calibre D1

MCT4Los ingenieros de MCT han usado un complejo set de cámaras y jaulas para mostrar la hora en forma de segmentos en el centro de la esfera, lo que lleva a este modelo a una nueva dimensión del tiempo. La transición de las horas se logra por el movimiento de traslación de los segmentos, el cual se realiza en solo 2.5 segundos, mientras que los minutos son indicados por una aguja volante, para ir así de lo digital a lo mecánico: lo mejor de ambos mundos en su máximo esplendor.

MCT1El Dōdekal One D110 presenta una elegante caja en forma de cojín con 43 mm de diámetro de titanio grado 5 u oro rosa 5N. Tiene cristal de zafiro con doble tratamiento antirreflejante, esfera negra con indicación de minutos a través de una aguja en color rojo u oro rosa 5N, correa de piel alig´stor y resistencia al agua de 30 m. El Dōdekal One D110 se limita a 25 piezas para cada versión.

Artículo anterior

Memento Mori, el nuevo reloj de Christophe Claret

Siguiente artículo

Pre Baselworld 2017: Arnold & Son desnuda la función GMT en DBG Skeleton

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share