Speake-Marin complica su modelo Crazy Skulls

Peter Speake-Marin lanza Crazy Skulls, un repetición de minutos carillón con tourbillon y una animación en la esfera. Al activar la sonería, los cráneos se separan para descubrir el tourbillon de 60 segundos al tiempo que el número 12 romano se derrumba, representando el dolor de la separación de dos amantes. Al acabar la sonería, los cráneos se reúnen.

SM2Este alarde mecánico y estético encumbra la devoción de Speake-Marin por las calaveras, pero ahora las convierte en protagonistas que se combinan por primera vez con función repetición de minutos carrillón, un tourbillon y una animación en la esfera que da un toque de creatividad y excentricidad a una edición limitada de dos piezas.

Para recordar que la vida es preciosa y cada minuto cuenta, desde hace casi una década, Speake-Marin decidió colocar un cráneo en la esfera de su colección Cabinet des Mystères y recrear en sus relojes la filosofía del Memento Mori. Crazy Skulls es la última contribución a vivir el presente y cuenta la historia de dos almas unidas a través de la muerte por un corazón, visible entre ambas calacas.

 

SM1Pero el verdadero amor no soporta la separación y el mundo se desmorona cuando eso ocurre. Es cuando el número romano 12 se desploma simbolizando la tristeza de los amantes cuando se separan. Pero la sonería golpea el corazón con sus gongs y la cifra 12 se reconstruye y las calaveras se vuelven a unir. Triunfa el amor.

En este corazón late un tourbillon de 60 segunods con un calibre lanzado este 2017 por la firma relojera. La carátula también esconde un repetición minutos. Cuando se activa esta función la sonería comienza a oírse y el mecanismo separa las dos calaveras para revelar el corazón del reloj que es el tourbillon.

SM4Los cráneos están grabados sobre aluminino en gris o negro sobre una esfera esqueletada. El tourbillon a las 6 horas cuenta con una jaula de 60 segundos terminada a mano. El fondo transparente deja ver el movimiento.

SM5El reloj es de cuerda manual con movimiento in house calibre SMC01. Tieen 72 horas de reserva de marcha. La caja Picadilly es de titanio con bisel y fondo de caja de platino. Mide 42 mm. La correa es de aligátor y la hebilla de oro rosa.

 

Tiempo de Relojes

Artículo anterior

Jacob & Co: El universo perfecto de Astronomia Flawless

Siguiente artículo

Longines celebra 60 años de un ícono estadounidense

Notas relacionadas
Leer más

La vuelta al mundo en ocho ciudades

Louis Moinet atrapa en ocho relojes su bitácora de viaje. Esferas que recorren París, Nueva York, Kuala Lumpur, Tokio, Bangkok, San Francisco, Singapur y Abu Dhabi

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Coordinadora de Eventos

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Colaborador Autos
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share