chronoswiss

CUANDO LAS AGUJAS SOBRAN y el tiempo muda en poesía

La joven firma francesa transforma la imagen tradicional del reloj con una carátula de anillos giratorios para indicar horas, minutos y segundo. Una excitante apuesta ya disponible en México.

Antes de que la doble crisis sanitaria e institucional acabara con este centenario evento, la última edición de Baselworld nos trajo interesantes novedades que apuntaban cómo podría haber sido su futuro. Entre ellas estaba Incubator, un espacio exclusivo para conocer firmas de reciente creación. Allí fue donde tuvimos la ocasión de descubrir Trilobe, un proyecto basado en un original modo de medir el tiempo. Muchas cosas han pasado desde aquella primera toma de contacto con la marca. Entre las más destacadas están la exitosa participación de Trilobe en la edición 2019 de la subasta Only Watch, su expansión internacional y su primera presencia en el SIAR. Aunque sin duda el aspecto que más nos ha llamado la atención sea el haber sido capaz de desarrollar su propio calibre, bautizado Trilobe X-Centric, e introducirlo en todos sus modelos. 

Despiece de la carátula del Les Matinaux donde se ve cómo funcionan los discos giratorios
Despiece de la carátula desarrollada por Trilobe donde ser ve el sistema de funcionamiento de los tres discos excéntricos que encargados de indicar las horas, minutos y segundos.

La alma mater de Trilobe es Gautier Massonneau, un joven francés con una formación y experiencia laboral hasta ahora ajena al mundo de la relojería y que en 2015 decide crear su propia firma “al ser incapaz de encontrar un modelo que se ajustara a mis gustos y presupuesto”, según nos declaró para el artículo dedicado a las nuevas firmas que publicamos hace dos números en la revista.

Influencias arquitectónicas

Al igual que sus compañeros de generación, la falta de experiencia relojera de Massonneau le permite tener una visión más abierta y original de este mundo tan tradicional. Algo fácil de comprobar en el propio nombre elegido para la marca. “Es un guiño a mi historia y mis raíces. Mis padres son arquitectos y siempre he estado muy vinculado a este mundo”. Trilobe, que podemos traducir al español como trifolio, es un tipo de arco arquitectónico realizado mediante la superposición de tres círculos conectados. Es una forma intemporal y universal, usada desde hace más de diez siglos. Así queda clara la vinculación de la firma con el mundo del arte. También es importante la implícita referencia a los tres pilares del tiempo: las horas, los minutos y los segundos; todos ellos siempre presentes en las carátulas de sus relojes. 

El joven Gautier Massonneau, fundador de la firma francesa
El joven empresario francés Gautier Massonneau es el fundador de Trilobe.

El concepto de Trilobe se entiende al momento. Carente de agujas, la indicación horaria se realiza mediante tres anillos giratorios concéntricos. La idea parte del propio Massonneau. “Al principio compré libros de relojería y dibujando prototipos, pero pronto me di cuenta de que no podía hacerlo solo”. Es entonces cuando entra en escena Jean-François Mojon, antiguo jefe de investigación de IWC y que en 2005 se estableció por libre al fundar la compañía Chronode. Esta pequeña firma de Le Locle disfruta de una gran reputación en la industria. De sus talleres han salido creaciones tan llamativas como el Legacy Machine LM1 de MB&F o el Arceau L’Heure De La Lune de Hermès. Chronode era la empresa perfecta para afrontar un proyecto como Trilobe. Mojon diseñó para la joven firma francesa un módulo exclusivo sobre un base estándar ETA 2892, con un resultado más que aceptable

Movimiento manufactura

Pero el equipo de Trilobe no se quedó parado. El pasado año anunció presentó su propio calibre, el Trilobe X-Centric, con diseño del propio Massonneau, aunque desarrollado y fabricado por la casa Cercle des Horlogers, localizada en La Chaux-de-Fonds. El poco tiempo que ha llevado a Trilobe desarrollar su propio calibre es una muestra de la capacidad de adaptación de la industria suiza. “Solo tienes dos caminos si quieres desarrollar tu propia marca: dominar todas las habilidades en cada área o saber rodearte de las personas adecuadas. Son ellas las que te van a ayudar a crear tu proyecto”, nos cuenta el fundador de la marca. “Además, en la relojería contamos con la ventaja de ser una industria muy pequeña, lo que facilita mucho los encuentros profesionales”. 

Primer plano del movimiento manufactura X-Centric
Vista del reverso del movimiento Trilobe X-Centric, que Trilobe ha logrado desarrollarlo en tiempo récord.

Entre las características básicas del X-Centric destaca su reserva de marcha superior a 48 horas y la carga automática mediante micro rotor. Aunque es el atractivo acabado estético, de impecable aspecto negro mate, el aspecto que más llama la atención. A partir de ahora todos los modelos de Trilobe llevarán el calibre X-Centric. Que todas las referencias de la firma lleven la misma maquinaria es una gran ventaja para sus creadores ya que evita diversificar la producción, lo que se traduce en un sustancial ahorro de costes.

Primer plano de Les Matinaux con sus discos giratorios
Arriba, Le Matinaux, la primera referencia realizada por Trilobe, basada en su sistema de tres discos concéntricos. Este año la firma francesa ha evolucionado el concepto por medio del Nuit Fantastique, el reloj que abre este artículo.
Por una Alta Relojería accesible

Este es aspecto de gran importancia para su creador. Massonneau tuvo muy claro desde el principio que el precio de su reloj no debía superar los 10,000 euros (12,100 dólares al cambio actual). En la actualidad todas las versiones de Les Matinaux, que es nombre de la colección, cumplen con este requisito (7,800 euros es el precio de la versión estándar), con la excepción en oro rosa, cuyo importe se eleva hasta sube a 17,500 euros (21,195 dólares).

Carátula de Les Matinaux con sus tres discos excéntricos
Con un sistema de funcionamiento similar para todos los relojes, los cambios se centran en el color y acabados de las carátulas.

El sistema híbrido de realización de sus relojes (diseño en Francia y fabricación en Suiza) se traslada también al sistema de venta y postventa. En cuanto al primero, la firma cuenta con nueve puntos de venta, uno de ellos en México de la mano de Rancoli, a la vez que gestiona su propia boutique online. Por lo que respecta a la postventa, el mismo Massonneau nos explica la solución que han encontrado. “Desde el principio teníamos claro que debía ser uno de los puntos fuertes de la marca. Se nos ocurrió diseñar un kit que el cliente puede solicitarnos de manera directa o través de nuestro distribuidor. En menos de 48 horas se lo hacemos llegar a su casa para que deposite el reloj y sea enviado inmediatamente a la fábrica en Suiza con total seguridad. Nos comprometemos a que en menos de seis semanas tenga el reloj de vuelta”. 

Artículo anterior

Hublot big bang, desnudo integral

Siguiente artículo
El UFO funciona durante un año

el futurista cronómetro marino de Ulysse Nardin

Notas relacionadas
Leer más

Puebla “Attack Mode”

El joven Pascal Wehrlein, del TAG Heuer Porsche Formula E Team, ganó el e-Prix de Puebla de la Formula E, pero fue descalificado.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share