fbpx

TriPod: el nuevo ‘Robocreature’ de MB&F y L’Epée

Pues estamos ante el número de la suerte. TriPod es la 13ª creación conjunta entre MB&F y L´Epée 1839. Y se presentó esta semana en Geneva Watch Days. La energía sigue fluyendo entre la firma independiente de Max Büsser y la histórica firma de relojes de mesa que dirige Arnaud Nicolas. MB&F les llama “Robocreatures”, una trilogía de creaciones que unen a un animal con un robot. Tras el portentoso T-Rex, nace TriPod: tres patas, tres ojos y tres niveles del movimiento.

“De la misma manera que H.R. Giger creó su universo Alien, nosotros estamos creando nuestro propio mundo de criaturas”, asegura Max Büsser. El diseñador alemán Maximilian Maertens ha participado junto a Büsser y Nicolas en la creación de esta criatura horológica prehistórica y postmoderna. Cápsulas del tiempo que miran al futuro pero que llegan desde la vida fosilizada del pasado.

TriPod cuenta con tres patas que sostienen un cuerpo colorido, tres esferas como tres ojos de insectos y un reloj que completa una vuelta en 36 horas —con tres grupos de horas y minutos—. Un complejo movimiento mecánico tridimensional de 182 componentes. Gracias a los ojos de insecto, realizados con la calidad de una lente, el propietario lee la hora por su potencia óptica, que aumenta los números del reloj. La hora es visible desde cualquier lupa en todo momento y desde cualquier ángulo.

El ajuste de la hora y el armado se hacen con una llave. Su movimiento, fabricado por L’Epée, presenta los mismos elementos que un reloj de pulso, pero con mayor dimensión: tres de engranajes, barrilete con muelle, volante, rueda de escape y áncora. TriPod mide 26 cm de alto y pesa unos 2,7 kg.

“Lo hemos diseñado para que tenga cuatro platinas y tres áreas diferentes dentro del movimiento, en consonancia con el tema de TriPod”, detalla Arnaud Nicolas. “Nos habría resultado más fácil tenerlo todo en un nivel, pero soy muy exigente, me gusta profundizar en los detalles cuando fabricamos algo. Aunque sea más compleja, no elegimos la forma más rentable o más sencilla, sino la que tiene más sentido”. Su caparazón es translúcido, lo que deja ver en su conjunto la pieza. Nicolas señala que está inspirado en la “quitina”, el material del que está hecho el esqueleto de los insectos. TriPod llega en tres ediciones limitadas de 50 unidades —con toque neón, en azul, verde y rojo—.

De forma más específica, la inspiración principal del nuevo reloj de sobremesa de MB&F y L’´Epée 1839 es el mosquito atrapado en el ámbar. Así Maertens decidió emular a un guérrido (Gerridae). Un insecto que es capaz de caminar sobre el agua con sus finas y largas patas. “Se diría que es un insecto levitante que camina sobre el agua”, comenta Maertens. “Y esto me inspiró a crear algo de aspecto muy delicado. Es una dirección que me gusta tomar, aunque hubo algunos conflictos con los ingenieros por cuestiones como la estabilidad”. Una nueva creación con inspiración en la biología. “Estos relojes son nuestros compañeros”, dice Büsser. “Viven. Hacen tictac. Son como una mascota: dan vida a la casa”. Y ahora seguiremos atentos a esa tercera criatura anunciada tras T-Rex y este TriPod.

No Comments Yet

Comments are closed